#4 TiemposDesde mi clóset

La pedagogía de la diversidad, un interesante reto | Columna de Paúl Ibarra Collazo

Desde mi clóset

 

Las necesidades de fomento de la cultura del respeto de los derechos humanos con un enfoque incluyente, encuentran distintas áreas de oportunidad. Desde la perspectiva del autor, resulta fundamental el realizar un análisis interseccional de las prácticas pedagógicas, con el fin de revisar a qué nivel se están llevando las intervenciones. El objetivo principal de diseñar procesos pedagógicos integrales, tienen como principal objeto la reducción del estigma y la discriminación asociadas a la clase social, a la edad, al grado académico, al sexo/género, a la orientación sexual, a la raza, entre otras categorías, que históricamente han funcionado como dispositivos de control y que generan relaciones de poder.

Desde la interseccionalidad, es posible visualizar cómo es que las interacciones que se desarrollan en la convivencia social, llegan a convertirse en procesos de subordinación, que dan cuenta “de los complejos mecanismos de discriminación” (La Barbera, 2016) que en ocasiones están implícitos, de manera no intencionada dentro de las intervenciones pedagógicas.

En este sentido, hablar de diversidad es hacer referencia a la gran gama de posibilidades de ser dentro de un contexto social preestablecido que signifique y derive en una identidad personal basada en los referentes simbólicos del determinado espacio y tiempo.

Del por qué apostar por la inclusión y la paz

Como ya se ha mencionado en entregas anteriores, dicen las que saben que la educación vertical, formal, reproduce los sistemas de dominación político-económicos que subyugan a las personas y les posicionan por debajo del sistema de control social. Por otro lado, la educación popular facilita espacios de diálogo para la creación de sinergias para un diálogo horizontal en el que no existe jerarquía en los saberes sino más bien con continuo ir y venir de conocimiento que se fortalece, se transforma en ideas colectivas que generan procesos dialógicos para la liberación del ser.

En este sentido, al hablar de una pedagogía de la diversidad resulta fundamental hacer referencia de la pedagogía de la inclusión y la pedagogía para la paz. Lo que da lugar a la implementación de una construcción de la educación en derechos humanos desde una perspectiva colectiva, donde se privilegie la diferencia como aspecto central, y a la igualdad dentro de esta (Arata, 2017). Y no sólo eso, la pedagogía de la diversidad además establece una relación entre el multiculturalismo y la interculturalidad, la cual es fundamental para la configuración de los agente de cambio que promuevan la creación de espacios favorables libres de estigmas y discriminación por ninguna de las categorías susceptibles a ser violentadas en el sistema hegemónico de dominación. En este mismo sentido, las relaciones existentes entre la diversidad sexual, los derechos humanos y la educación popular, se condensan en la llamada educación integral en sexualidades, que tiene como fin principal el reconocimiento de las identidades sexuales desde sus diferencias para la promoción del respeto y la promoción de procesos de liberación.

La pedagogía de la diversidad lleva a su vez una educación intercultural implícita, que implica el cuestionar y promover. Los cuales, deben estar tomados en cuenta en toda práctica pedagógica. Enfatizar en la pedagogía de la indignación, como postula Sacaviano como un espacio en el que se transforman las subjetividades con el fin de lograr indignarse frente a la violación de algún derecho humano (Sacaviano, 2014).

En conclusión, el reto principal de la pedagogía de la diversidad, es liberarse del pensamiento heterosexualizado a fin de reconocer las diferencias en las expresiones comportamentales de la sexualidad, esto a través de procesos educativos incluyentes, interculturales, que privilegien la emancipación y la liberación de las subjetividades emergentes.  

También recomendamos: No, AMLO no | Columna de Paúl Ibarra Collazo

Nota Anterior

Vera Fábregat dice que tomará el Ceepac porque le robaron votos para dárselos al PRI

Siguiente Nota

Soledad no conoce plan de vías alternas para Distribuidor Juárez