#4 TiemposColumna de NefroxDeportes

La norte | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando

El estadio Alfonso Lastras es nuestro pequeño santuario. Los fanáticos del futbol, rendimos tributo cada partido a esos personajes que nos apasionan. Aficionados van, otros se quedan, al igual que jugadores y hasta equipos, lo que permanece casi inalterado es ese sagrado piso.

El eternamente en construcción Alfonso Lastras ya ha sido escenario de juegos de eliminatoria mundialista, partidos amistosos internacionales, copas libertadores, sudamericanas, liguillas de primera división incluyendo una final, finales de ascenso y hasta la poco memorable Copa MX.

Sin embargo, hay algo que hoy quiero resaltar y no es exclusivo de los equipos de San Luis: ahora, ya es totalmente determinante para los equipos LOCALES en el Alfonso Lastras: la portería norte.

Sí, es verdad, si ustedes son aficionados al futbol potosino desde hace 15 años, seguro ya lo saben, seguro conocen muy bien lo que ha sucedido con esa peculiar portería, pero aquí la historia por si alguien no la sabe.

La portería norte del Alfonso Lastras ha coincidido extrañamente con una serie de anotaciones de suma importancia para los equipos locales. La historia comienza en la primera final disputada en el Alfonso Lastras, la final del torneo Verano 2002, un 19 de mayo. En ese partido se enfrentarían los Tigrillos (filial de Tigres) contra el Real San Luis. El primer partido terminaría 4-1 a favor de los universitarios, por lo que los potosinos deberían ganar por diferencia de 3 goles para por lo menos llegar a los tiempos extras. Para no hacer la historia más grande, el Real San Luis anota dos de los tres goles necesarios, en esa portería que comenzaba a ser mítica.

Apenas una semana después, Real San Luis enfrentaba a Veracruz buscando el ascenso. Nuevamente la portería norte recibiría 2 de los 3 goles que los potosinos anotarían, para poder ascender a primera división.

Tal vez el momento más glorioso de esa portería, fue el milagro de Marcelo Guerrero, quien en el último partido de la temporada, anota un gol milagroso frente a Atlas para sellar la permanencia y la liguilla para el equipo, que al final terminaría siendo subcampeón del futbol mexicano.

El viernes pasado la selección mexicana probó un poco de la suerte de ese marco milagroso, cuando después de un extraño marcador de 0-1 frente al peor equipo del hexagonal final, pudieron remontar en 15 minutos terminando con un 3-1, anotando los tres goles en esa gloriosa portería.

Llámenme loco, cabalero, supersticioso o lo que gusten, me da lo mismo, pero nadie puede negar que los goles más deliciosos que muchos hemos podido gritar, están enclavados en esa portería norte. Por eso, San Luis: hoy y siempre que puedas, te pido como muchos, que termines los partidos tirando hacia el norte, que en la norte saben mejor los goles.

@NEFROX 

También recomendamos: El equipo de todos | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

 

Nota Anterior

Cuidado con los independientes

Siguiente Nota

De Asalariados vs Limosneros | Columna de Óscar Esquivel