DestacadasEstado

#VillaDeRamos | La misteriosa fortuna de Marcos Esparza

Tras su camino por la política, Marcos Esparza pasó de no tener nada a acumular riqueza y propiedades 

Por Redacción

 

Riqueza inexplicable acumula el candidato a la diputación local por el partido Movimiento Ciudadano, y PAN, Marcos Esparza Martínez. El tres veces presidente municipal de Villa de Ramos y ex diputado local, ha acumulado un patrimonio inusual que no corresponde a lo que ha ganado durante su estancia en la administración pública.

Testimonios recogidos entre la gente que lo conoció en los años noventa, señalaron a La Orquesta que el cacique de Villa de Ramos, en esos tiempos, no contaba con ninguna propiedad y su estancia en el municipio era por periodos cortos, pues emigraba a los Estados Unidos, donde se dedicaba a trabajar como muchos paisanos.

Fue en el año de 1997 recuerdan algunas personas, cuando el ahora candidato ganó la presidencia municipal por primera ocasión.

Durante ese primer trienio, de inmediato su vida cambió radicalmente, pues si bien vivía de manera austera, sus propiedades se comenzaron a incrementar de manera considerable por todo el municipio, sin que la ciudadanía pusiera mucha atención ya que se consideraba que el edil estaba haciendo un trabajo aceptable.

 

EL ASCENSO

Sin embargo, ya durante su segundo periodo, los inmuebles y el dinero desbordaron su estilo de vida, específicamente se recuerda que mediante una acción truculenta, se adueñó de lo que sería la Casa de la Cultura en este municipio, para ello se realizó una junta de cabildo en donde se aprobó la adquisición de ese inmueble: se daría un adelanto de 100 mil pesos a los dueños del inmueble. Sin embargo pasaron unos meses y nada se supo ya de la compra, hasta que se le cuestionó al entonces edil sobre esta situación. Marcos Esparza respondió a los regidores que no se había podido adquirir la casona porque los dueños no tenían los papeles de la propiedad y no era viable su compra. No obstante, solo unas semanas después el terreno fue ocupado por Marcos Esparza, pero el dinero del adelanto no fue devuelto a la tesorería. El día de hoy el inmueble, valuado en aproximadamente 5 millones de pesos, es rentado a varias dependencias de gobierno.

Durante su encargo como diputado las cosas no fueron diferentes. Algunos ex presidentes municipales se quejaban de que Marcos Esparza los obligaba a realizar algunas obras con la maquinaria que era de su propiedad, con tal de que no se les observaran sus cuentas públicas aunque no tuvieran ninguna irregularidad o estas pudieran ser solventadas.

Durante su período como legislador también se recuerda la aprobación del préstamo de mil quinientos millones de pesos que el ex gobernador Marcelo de los Santos hizo al congreso en ese tiempo. Luego de ese día, el mismo Marcos Esparza presumía que por votar a favor se había ganado más de un millón de pesos, según indican algunas fuentes.

 

TODAVÍA PEOR

El tercer período como presidente municipal fue sin duda donde el descaro por hacerse de los recursos públicos no tuvo límites. Durante este tiempo con recursos públicos, mandó abrir un camino donde se metió el servicio de luz, esto debido a que adquirió un terreno de alrededor de 400 metros de frente por 350 metros de fondo, en donde, durante el último año de su tercera gestión, por más de seis meses trabajadores del ayuntamiento en horas laborales se dedicaron a construir varias fincas que hasta el momento se encuentran en este lugar. Pero al parecer las propiedades son un gusto que tiene el ahora candidato, pues adquirió un rancho de alrededor de 800 hectáreas donde además de que existe una casa de descanso. Hay por lo menos dos hectáreas que son utilizadas para la crianza de ganado fino. Esta propiedad estaría valuada en alrededor de 7 millones de pesos, según la gente consultada del lugar.

El atraco a los trabajadores durante sus tres períodos no fue la excepción, pues a cada trabajador se le quitaba una cuota quincenal con el pretexto de que irían a parar a las arcas del Partido del Trabajo para que éste siguiera funcionando. Sin embargo, en el propio partido en la capital, al preguntar, se mencionó que esas cuotas nunca fueron entregadas por Marcos Esparza, por lo que millones de pesos en cuotas pudieron, presumiblemente, parar en los bolsillos del candidato del PAN por el cuarto distrito.

Se estima que en los nueve años que fue presidente, las cuotas que quitó a los trabajadores sumaron alrededor de 9 millones de pesos.

 

LA EVASIÓN

Esparza Martínez no ha dado a conocer su declaración patrimonial por voluntad propia durante esta campaña y cuando se le pregunta sobre su riqueza, el ex edil evade contestar. Solo ríe y se va a otro lado.

También recomendamos#Altiplano | A Marcos Esparza y Teódulo Contreras se les acabó el amor

Nota Anterior

Voto desesperanzado: 8 de cada 10 potosinos no creen en los partidos

Siguiente Nota

Radiografía de las campañas (Tercera Parte) | Columna de Jorge Saldaña