Estado

La empresa más cara (y ligada al PRI) ampliará el distribuidor Juárez en SLP

Dinero que dejó Ford no alcanzará. Los intereses políticos conducen a la campaña de José Antonio Meade

Por Roberto Rocha

 

La Junta Estatal de Caminos (JEC) decidió ayer otorgar la licitación de los dos nuevos brazos del Distribuidor Juárez a las empresas asociadas Sánchez Valdez Construcciones S.A. de C.V; Maquinaria y Renta de Zacatecas S.A. de C.V. y Constructora Santos Chisum S.A. de C.V., quienes hicieron un presupuesto por 218 millones 534 mil 290 pesos con 36 centavos, el más caro de las siete propuestas que concursaron para obtener esa obra.

La empresa Maquinaria y Renta de Zacatecas es propiedad de Luis Torres Corzo, hermano del exgobernador y senador de la República, Teófilo Torres Corzo, operador político del candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña.

De hecho, una de las ubicaciones de Maquirsa, el nombre comercial de la empresa, está junto a Torres Corzo Automotriz, en Salvador Nava esquina con Rutilo Torres.

El suplente de Teófilo Torres Corzo en el senado de la República es el secretario general de Gobierno de Juan Manuel Carreras, Alejandro Leal Tovías.

Maquirsa, en conjunto con Sánchez Valdez Construcciones y Constructora Santos Chisum, originaria de Nuevo León, fue la única empresa validada por la Junta Estatal de Caminos para alcanzar la etapa de la viabilidad económica en el proceso de licitación de los dos brazos que han de construirse al Distribuidor Juárez, pues las otras seis empresas participantes fueron descalificadas antes de iniciar con esa etapa, con lo que la sociedad que obtuvo la licitación automáticamente fue la mejor propuesta económica, aunque era la más cara de las siete participantes.

Esto se justificó en el proceso de evaluación técnica de la licitación, pues la convocatoria mencionaba que accederían a la etapa de viabilidad económica solo aquellas sociedades que resultaran calificadas con más de 45 puntos de 50 posibles. Ninguna de las seis competidoras de Maquirsa y sus asociados estuvieron cerca de lograrlo, la más cercana fue la sociedad integrada por las empresas La Paloma, LM y Alch, que obtuvieron 31.75 puntos de 50. Maquirsa, en conjunto con Sánchez Valdez y Santos Chisum, consiguió 50 puntos de 50.

Después, en la viabilidad económica, se otorgaron 50 puntos a la empresa con la mejor oferta y mediante una fórmula, se calcularían los obtenidos por el resto de los participantes. Pero como no hubo tales, debido a que solo Maquirsa, Sánchez Valdez y Santos Chisum llegaron a esa etapa, esa sociedad recibió los 50 puntos.

La propuesta fue casi 34 millones de pesos superior a otras participantes en el proceso de selección. Es decir, Sánchez Valdez, Maquirsa y Santos Chisum cobrarán por la obra casi 34 millones de pesos más de lo que otra empresa dijo que necesitaría para hacer la misma construcción.

La Orquesta cuestionó al director de la Junta Estatal de Caminos, Porfirio Flores Vargas, sobre las complicaciones políticas que podría traer a la obra del Distribuidor Juárez, el que las empresas seleccionadas estén ligadas al candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, en pleno año electoral. El director de la JEC respondió: “A mi no me compete opinar sobre eso, lo mío es una cuestión técnica. Las bases de licitación estaban en la página de la Junta”.

“Si revisas, todas las empresas tuvieron las mismas oportunidades, a todas se les evaluó igual, si hay empresas que a lo mejor por algún detalle omitieron algún documento, o no firmaron alguno, o lo que fuera, ahí está plasmado. Los documentos están foliados, están notariados incluso. Si hay una empresa que por alguna razón olvidó algo de esto, es un problema particular de cada empresa. Nosotros fuimos muy claros desde el principio”, respondió Flores Vargas sobre la presencia de Maquirsa y sus empresas asociadas como participantes únicas de la etapa de verificación económica de la licitación.

Maquirsa es además representada por Ricardo Fermín Purata Espinosa, quien fue director de la Junta Estatal de Caminos durante la administración de Fernando Toranzo Fernández como gobernador del estado y por unos meses, director del Interapas, entre octubre de 2015 y enero de 2016.

El “Eje” Torres Corzo-Leal-Purata, como es conocido el grupo de empresarios, políticos y servidores públicos que obtuvo la licitación de la obra de los dos nuevos brazos del Distribuidor Juárez, logró apuntarse ayer un triunfo más. Uno que podría ponerse en duda ante un posible pago de favores para la campaña presidencial de José Antonio Meade, mediante financiamiento privado.

 

Favoritos, también en la Zona Media

De acuerdo con algunos constructores de la Zona Media, Maquirsa, mediante Maquinaria y Renta de Zacatecas y Maquinaria y Renta de San Luis, obtuvo en aquella región del estado licitaciones por más de 42 millones de pesos en el año 2017.

Un botón de muestra: Maquinaria y Renta de Zacatecas construirá un camino para la comunidad de El Aguacate, dentro del municipio de San Ciro de Acosta. Dentro del concurso para esa obra, el presupuesto establecido por la empresa ganadora fue el sexto mejor, con 15 millones 983 mil 885 pesos y 99 centavos. Un millón 466 mil 398 pesos y 73 centavos de diferencia con el primer lugar en propuesta económica, que fue Vialidades y Construcciones Torres SA de CV, que presupuestó en 14 millones 517 mil 487 pesos y 26 centavos. Ante esto, los constructores han interpuesto una inconformidad administrativa.

Un poco de historia

Fue el 6 de julio de 2017 cuando el gobernador Juan Manuel Carreras anunció la construcción del nuevo brazo al Distribuidor Juárez. La obra se realizaría con los recursos obtenidos por la penalización que pagó Ford a San Luis Potosí por la cancelación de su planta en el estado.

En aquel momento, el gobernador aseguró que la obra estaría lista en un periodo de 18 meses.

La obra conectaría las carreteras México y Rioverde con la Avenida Salvador Nava y daría por concluido un proyecto de movilidad que inició hace 25 años. Sin embargo, la mala planeación provocó que en octubre del año pasado, la iniciativa fuera suspendida por unos días, pues Leobardo Aguilar Orihuela, director de Policía Vial del Ayuntamiento de San Luis Potosí, informó que el departamento Especializado de Ingeniería Vial no emitió el dictamen de factibilidad para el proyecto, debido a que esa área municipal consideró que la realización del brazo ascendente de la carretera Rioverde y el brazo ascendente de la carretera 57, que convergen en un solo carril, están en un tramo muy corto donde se hace la intersección de dos carriles, lo que representa un riesgo.

Unos días después, el proyecto fue modificado: se mantuvieron los dos carriles al momento de unirse, también se quedó el ancho de ocho metros y no una reducción a cuatro, como se tendría planeado en un inicio, en los dos brazos que saldrán de Carretera a Rioverde y Carretera a México.

Además, los recursos obtenidos por la penalización de Ford tampoco son suficientes, pues aunque el estado recibió 1,169 millones de pesos y para el nuevo brazo del Distribuidor se requerían 250 millones; según los datos revelados por el secretario de Finanzas, José Luis Ugalde Montes, los recursos de Ford se utilizaron para pagar algunas deudas de la entidad, además de inversiones en el saneamiento del sector educativo, con una inversión de mil 29 millones de pesos para ambos conceptos, por lo que solo restan 140 millones “o una cosa así” de pesos a destinar para el brazo del Distribuidor Vial.

No obstante, el secretario de Finanzas dijo que el faltante, es decir 110 millones de pesos, se sacarán de recursos estatales de 2018 y 2019.

 

Sin vías alternas

La obra del nuevo brazo para el Distribuidor Juárez comenzará el 2 de febrero de 2018 y tendrá una duración de 540 días, es decir, 18 meses, según se explicó ayer durante el evento en el que se informó el fallo del proceso de licitación a los concursantes.

Aunque quedan alrededor de dos semanas para el inicio de la obra en el Distribuidor Juárez, la Junta Estatal de Caminos y el departamento de Ingeniería Vial del Ayuntamiento no tienen todavía un plan de vías alternas concreto con el cuál resolver el problema de tránsito que ocasionará la construcción.

“Este proyecto, desde las bases trae muchos señalamientos para empezar a hacer desviaciones y planeado de manera anticipada para que pueda afectarse lo menos que se pueda a la ciudadanía”, explicó Porfirio Flores Vargas, después del anuncio del fallo en favor de Maquirsa, Sánchez Valdez y Santos Chusim.

El director de la Junta Estatal de Caminos, sin embargo, no especificó en qué fecha podrá darse a conocer el plan de vías alternas para la construcción del nuevo brazo del Distribuidor Juárez: “Hay algo muy avanzado con el Municipio, estamos llevando a cabo las reuniones para poder informarles con anticipación dónde vamos a estar, qué es lo que se va a hacer”.

Flores Vargas informó que en la zona de la ciudad en la que se realizará la obra circulan aproximadamente 134 mil vehículos diariamente.

También recomendamos: #OtroSalinazo | Ayuntamiento de Salinas usó vehículo del DIF para acarreo al mitin de Meade

Nota Anterior

(VIDEO ) Así se incendió la Cabaña de Pecos en la madrugada

Siguiente Nota

Este es el clima de hoy 18 de enero para SLP