Columna de Óscar EsquivelDesafinando

La duda que nos embarga | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando

Óscar Esquivel

Dudar de sí mismo es miedo, dudar de los demás es precaución, pero cuando la sospecha es colectiva ¿qué será? Probablemente la conjunción de las dos percepciones, o son los resultados que dan los golpes en la vida y su cotidianidad. El comportamiento del jefe en una empresa, los padres en una familia, el comportamiento deshonroso del sacerdote con su grey; pero donde más titubea la sociedad es desafortunadamente hacia el comportamiento de los gobernantes.

Buscar el poder en un mar de conflictos, casi irreparables, sumergidos en el abandono de los problemas sin que nadie ni nada haga algo por resolverlos y cuando se hace, la sospecha de cómo se llevó a cabo hace renacer la duda de cómo se hizo, es decir, aun cuando las cosas se hagan bien, la sombra de la corrupción, el compadrazgo y el amiguismo estarán presentes en la incertidumbre colectiva.

El ciudadano de a pie exige respuestas a muchos problemas y siempre se encuentra con evasivas.

En días pasados, la Comisión de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción del Estado de San Luis Potosí, comenzó las entrevistas de los aspirantes a ocupar un cargo en dicho sistema, cuyos aspirantes deben contar primero con ser idóneos, honestos, de visión clara de lo que son los temas de transparencia, rendición de cuentas y la lucha anticorrupción. Creo en el mas estricto sentido de lo que significa idoneidad, es el ideal para combatir este cáncer; para ser el más apropiado hay que tener una historia de vida personal fuera de toda duda, sin embargo, algunos de la lista de los que son auscultados, tienen conflicto de intereses familiares, afectivos y otros políticos  o empresariales.

Si se fuera parte de la Comisión de Selección se deberían hacer preguntas directas y sin mediar la política o los términos bondadosos que nos da el idioma castellano.

Primero, ¿se ha investigado el pasado personal de cada uno de lista?, ¿Se tiene la certeza que ningún familiar o ellos mismos tienen o estuvo inmiscuido en un acto de corrupción?, ¿qué harían en caso de conflicto de intereses si sus padres o hermanos estuvieran en cargos públicos y se les señalara como corruptos?, ¿cómo incentivaría la no proliferación de la corrupción y la impunidad? Tantas preguntas que deberían responder, no por ser “recomendados” o promovidos por de algún organismos civil, son garantía de salvaguardar los intereses públicos ciudadanos.

Parece que todo se olvida, todo pasa y todo queda en el recuerdo, ¿cansancio tal vez?, ¿aburrimiento o sobrevivir primero antes de protestar por el bien común?, nunca sabremos a ciencia cierta qué nos hace desistir de luchar por un país mejor o un estado óptimo, donde se den las condiciones para realmente prosperar todos, no solo los del club de Tobi.

La burocracia tan cansada, tan eficiente, con una firma obtienen dos días de asueto extra y esos días nosotros los pagamos del bolsillo, pero el funcionario encargado de recursos humanos del Gobierno del Estado, en aras de llevar la fiesta en paz con los consortes de los sindicatos estatales, les regaló las horas que les hace falta para descansar a los finísimos servidores públicos, aquellos que nos hacen la vida más feliz.

Dudas, recelo en las acciones gubernamentales, hoy como siempre la sociedad civil se ha organizado para llevar víveres a nuestros hermanos de Oaxaca y Chiapas, los estados más afectados por el temblor que dejó una devastación incalculable, es tan triste ver como los enceres que se recolectan, desde una lata de atún hasta toallas sanitarias tienen que ir marcadas con plumas indelebles, por aquello que siempre hay un vivo metiendo mano en las donaciones de alimentos para los más pobres.

Inaudito como los “animales”, perdón, los mentores de los  maestros de la CNTE en Oaxaca en zonas afectadas por el terremoto, que no permiten entrar con ayuda y menos que se visiten las escuelas para su evaluación y posterior reconstrucción… insólito el monstruo que se creó.

Vemos hangares en el aeropuerto militar de Oaxaca repletos de mercancías donadas, que no suficientes, pero aportados con solidaridad por muchos mexicanos, vigilados por asociaciones civiles para que no los roben las ratas de dos patas.

En todos los países existe la corrupción, pero en México la hemos permitido al grado tal que es motivo de crear policías anticorrupción en lugar de generar confianza y educar a los niños en torno a la no corrupción, y aún así, recortarán el presupuesto en educación para el próximo año, qué equivocados estamos.

Para concluir con broche hecho de cuero de ratón, ¿quién de los diputados locales se atreverá a transparentar sus gastos por su segundo informe? Algunos como el de los “huevos” ajenos, que compró facturas o se las dieron sus cuates para solventar el gasto de 150 mil pesos, aunado a esto, los veintisiete diputados potosinos decidieron no abrir centros de apoyo para damnificados y mucho menos donar parte o todo un mes de su sueldo, prefieren llevarlos a su partido, migajas claro, para obtener posteriormente la mirada de bondad del “dedo” que los hará continuar viviendo del presupuesto.

Seguimos dudando de México, de nosotros mismos, desafinamos al igual de quienes deberían afinarse, demos el cambio, uno verdadero que nos haga sentirnos orgullosos, hagamos patria por los hijos, que si bien son nuestros, serán los herederos universales de la tierra del sol, de la esperanza, del agua y su alegría, no permitamos el morir lamentando y extrañando lo grande que pudimos ser, al contrario, cuando al fin el día llegue, uno a uno caminara escuchando el tañer de las campanas del adiós con fuerza, despidiéndonos, agradeciendo que hicimos lo correcto.

Felices fiestas patrias ¡Viva México!

Nota Anterior

Rinde protesta Alfredo del Mazo como Gobernador de Edomex

Siguiente Nota

Qué lejos estamos de la solidaridad de 1985 | Columna de Marco Martínez