#4 TiemposColumna de Sebastián EscorzaDeportes

La doble moral en el fichaje de Lainez | Columna de Sebastián Escorza

En Cancha Rival

 

Oficialmente el canterano del América, Diego Lainez se convirtió en uno de los nuevos refuerzos del Real Betis Balompié de España, equipo en el que compartirá vestidor con Andrés Guardado, quien se ha convertido en uno de los pilares del plantel dirigido por Quique Setién.

Anteriormente se hablaba de que Lainez hubiese podido llegar al Ajax de Países Bajos, lugar en el que se hubiera encontrado con el Chucky Lozano para disputar uno de los clásicos más importantes de la Eredivisie: Ajax contra PSV Eindhoven.

En esta liga, dicen algunos, Lainez hubiera tenido una mejor oportunidad de desarrollo que en el Real Betis. Lo cierto es que el conjunto sevillano no tiene grandes aspiraciones dentro de la liga y menos a nivel continental, contrario al Ajax que es el equipo más popular de la liga holandesa y cuya participación es constante en la Champions League.

En contraparte, en España, el joven águila podrá medirse cara a cara contra equipos grandes del continente europeo como lo son el Barcelona, Real Madrid y el Atlético de Madrid, y si cuenta con participaciones destacadas ello le servirá de vitrina para emigrar a un club grande en un futuro no tan lejano.

Tras esta contratación, las redes sociales del Real Betis Balompié se han llenado de aficionados mexicanos que esperan con ansias el debut del canterano del América; la “invasión” no ha sido tomada a bien por aficionados del viejo continente, quienes no están acostumbrados a la picardía y el sarcasmo que nos caracteriza a nosotros los mexicanos, aunque es de reconocerse que los verdiblancos anunciaran con bombo y platillo su nuevo fichaje y, sobre todo, que Andrés Guardado tomara la encomienda de presentar a Lainez con los jugadores del club.

Otra cosa que llama la atención es la doble moral que caracteriza a un sector de los aficionados tras darse a conocer el destino de Diego Lainez, pues el hecho de que provenga del Club América ha provocado una serie de comentarios tales como: “es un tronco inflado por televisa”, “es un pésimo fichaje, seguro estará comiendo banca”, entre otros.

El “odio” que representa el Club América se ha convertido en factor para “desearle mal” a Lainez, independientemente de que a estas alturas ya no importe mucho el club en el que se haya formado, sino la evolución que tenga en un futuro para representar a la Selección Nacional.

Sin embargo, también hay aficionados de otros clubes, incluso rivales del América, que le han deseado el mejor de los éxitos a Diego Lainez, dejando ver que cuando un jugador mexicano da el brinco a Europa, los colores deben quedar a un lado y apoyarlo como si fuera alguien de nuestro club preferido.

El mismo Quique Setién lo dijo en rueda de prensa, Lainez necesita adaptarse al nuevo club, convivir con sus compañeros y, dada su juventud, el técnico de los verdiblancos dijo que sería flexible para ayudar con la evolución del ex de América; esperemos que Lainez crezca de forma exponencial y tenga la oportunidad de jugar para alguno de los grandes clubes europeos.

Pero por ahora, lo mejor es que Lainez sume minutos en el club de la palmera y sea factor para dejar al Betis en puestos de competencia europea y competir en la Copa del Rey.

También lea: Cuando los peluches invadieron un estadio de futbol | Columna de Sebastián Escorza

Nota Anterior

Donald Trump no es Ronald Reagan | Columna de Carlos López Medrano

Siguiente Nota

Los Cuatro Fantásticos ya no serán Los Cuatro Fantásticos | Columna de Jesús Alejandro Tello