Noticias en FAPágina Impar

La contradicción del frente opositor | Columna de Silverio Marín

Página impar contradicción contradicción contradicción 

El sábado muy temprano (al menos para aquellos que no tienen la costumbre de despertarse antes de las 7 am), Ricardo Anaya y Alejandra Barrales tuvieron una rueda de prensa para alborotar el avispero.

Anaya, líder nacional del PAN y Barrales, del PRD, llamaron a los medios de comunicación para anunciar que sus alianzas electorales de 2016 y 2017 fueron un éxito. Sí, también las de 2017, aunque aún falte una semana para las elecciones. ¿Por qué? Las razones son muchas y las enumero.

Primero, porque con gran altura de miras (gran frase periodística), pusieron el tema de sus alianzas electorales en la agenda mediática en un fin de semana que no destacó por tener noticias muy relevantes para el país, salvo que Chivas avanzó a la final.

Después, porque en unas horas la veda electoral impedirá que los presidentes de esos partidos y en realidad cualquier candidato o político hable en favor de algún candidato.

Pero la principal razón para anunciar el éxito de un evento cuyo principal resultado está apenas por conocerse es… que aunque resulte un fracaso, ellos ya dijeron que fue un éxito.

¿Esto cómo beneficia al PAN y al PRD?, preguntará usted, #CultoPúblico. Pues es que el PRDAN (¿o PANRD?, ilústranos Andrés Manuel) se está curando en salud. Incluso de no conseguir el triunfo en las elecciones para gobernador de Nayarit y en las alcaldías de Veracruz, las condiciones que ambos partidos ponen como un éxito aún no quedan claras, por lo que pueden empezar a implementar la alianza para 2018.

Ese es, de hecho, el gran anuncio de PAN y PRD del sábado pasado. Aunque no dijeron si compartirán candidato en las boletas de la elección presidencial, sí llamaron al resto de los partidos a un frente opositor para sacar al PRI de Los Pinos.

Aunque Barrales y Anaya hagan creer que esto es un “Todos Menos el PRI”, en la realidad, el gran afectado podría ser otro, según como funcione la alianza panredista (ya, no le hablen a Andrés Manuel. Así se dice).

Si se concreta que PRD y PAN tengan un solo candidato, dependerá de quién sea el ungido (así dicen mis amigos priistas) para conocer quién será realmente el afectado. Si Margarita Zavala llega a las urnas como candidata de ambos partidos, el que perderá votos será el candidato del Revolucionario Institucional, sea quien sea.

En cambio, si Miguel Ángel Mancera alcanza a llegar a las elecciones de 2018 como candidato del PRD y el PAN, el afectado será Andrés Manuel López Obrador, quien perdería los votos de la izquierda indecisa.

Pero la gran duda es hacia dónde irá Ricardo Anaya. No olvidemos que el líder del PAN nacional es otro suspirante a la silla presidencial. Podría él mismo proponerse como el candidato de Acción Nacional de la Revolución Democrática (este es el bueno). ¿Pero todo el PAN está de acuerdo? ¿También Margarita Zavala y Felipe Calderón? ¿Qué piensa Rafael Moreno Valle? Del PRD no nos preocupamos. Nomás quedan como seis.

Esta columna no está en venta

El muy querido Miguel Ángel Guerrero escribió en su Kiosko de Plano Informativo. Estese usted muy atento, porque es un poco complicado. El texto no fue editado para esta Página Impar (parece que para Plano Informativo tampoco). ¿Listo?: “Para los muchos que gustan hacer una constante apología de los hechos violentos que se registran en la capital potosina, más con ánimo de ganar notoriedad y, en ciertos visibles casos con el fin de negociar económicamente su postura la dinámica de inversiones que vive la ciudad ha sido lo suficientemente convincente para poner en su lugar sus evidentes intenciones de hacerla aparecer como una sucursal del infierno argumento que no dejan de utilizar para perseguir los fines citados y de esgrimirlo como ariete para golpear al gobierno encabezado por Juan Manuel Carreras López siempre con afanes lucrativos en la mente a los que vienen a tapar la boca el nivel de inversiones que se aprestan a llegar a la urbe potosina lo que en sí constituye una auténtica calificación del gobierno que se tiene si se recuerda que el capital carece de sentimiento en su manejo y solo se mueve a los lugares donde saben con certeza que está seguro”.

Take it easy, mi Negro, te ayudo a barajearla más despacio. Miguel Ángel dice que: “La dinámica de inversiones que vive la ciudad ha sido lo suficientemente convincente para poner en su lugar sus evidentes intenciones de hacerla aparecer como una sucursal del infierno”. También: “A los que vienen a tapar la boca el nivel de inversiones que se aprestan a llegar a la urbe potosina lo que en sí constituye una auténtica calificación del gobierno que se tiene si se recuerda que el capital carece de sentimiento en su manejo y solo se mueve a los lugares donde saben con certeza que está seguro”. O sea, lo que Guerrero Arriaga quiere decir, es que las inversiones llegadas a San Luis Potosí recientemente desmienten la inseguridad creciente en el estado. Lo que no las desmiente, Miguel Ángel, es la estadística, siempre creciente, acerca de crímenes atroces que ocurren en tierras potosinas.

Esto no significa que las inversiones no sean importantes, lo que significa es que no existe correlación entre la atracción de capital y la atracción de criminalidad.

Otra cosa que dice Miguel Ángel “El Negro” Guerrero: “Para los muchos que gustan hacer una constante apología de los hechos violentos que se registran en la capital potosina, más con ánimo de ganar notoriedad y, en ciertos visibles casos con el fin de negociar económicamente su postura”. Algunos creerán que me quedó el saco, pero yo prefiero hablar con nombres y apellidos que solo hacerme entender en las charlas de café y no con los lectores. Ni yo, Silverio Marín, ni el joven equipo de La Orquesta, buscan notoriedad (bueno, sí, la que busca cualquier medio) ni mucho menos “negociar económicamente” nuestra postura al hablar de violencia en SLP. Para lo único que queremos notoriedad es para poner la lupa en ese problema y también que los encargados de evitarlo, lo eviten.

Por cierto, Negro, parece un poco incongruente que, con tu historial, te quejes de que algunos quieren cobrar por sus opiniones en los medios de comunicación. Pero no te preocupes. Esta columna no está en venta.

@TormentoMarin

También recomendamos: ¡Huevos! | Columna de Silverio Marín

Nota Anterior

Viajeros en el tiempo | Columna de Víctor Hernández

Siguiente Nota

El doctor Nava, la falta que hace | Columna de León García Lam