#4 TiemposTercera Llamada

La chanza, la alianza y la mezcolanza | Columna de Jorge Saldaña

Tercera llamada

Como la navidad en los pasillos del Costco, la elección del 2018 ya se respira en el ambiente. Nunca es tarde, y al parecer tampoco temprano, en San Luis Potosí para ponerle chile y limón a la ensalada del próximo 1 de julio.

Como si fueran poca cosa las condiciones de equidad de género y participación porcentual de jóvenes que por Ley deberán de cumplir todos los partidos políticos. Como si fuera poca cosa la previsible abundancia de candidatos “independientes” “ciudadanos” o “sin partido” (créame, se nombrarán de las tres formas) que intentarán conquistar el corazón palpi-votante de los potosinos. Bueno, pues a todo ello agregue, Culto Público, las difíciles y muy particulares visiones y estilos de los políticos y aspirantes que ya se dejan ver en nuestro territorio.

Nada más para empezar está el numerito de amnesia colectiva que montaron hace unos días Eugenio Govea y Xavier Azuara, en el que anunciaron “algo así” como el Frente Ciudadano por México, pero sin el PRD, y por eso el “algo así” porque aunque parece lo mismo, no lo es, simplemente porque está incompleta la triada.

Mal cálculo y pésima suerte del PAN potosino el de ceñir su estrategia en estos dos años al golpeteo al gobernante municipal en turno del PRD y luego enterarse que sus líderes nacionales andan más cuates que nunca y que juntos buscarán sacar al PRI de Los Pinos.

Ya me imagino las bolas que se harán en las giras de campaña, tendrían que hacer distinciones que rayan en lo ridículo: a unos candidatos del PRD pues si los apoyamos, a otros no, igualmente a los de Movimiento Ciudadano, siempre y cuando no compitan en ese distrito local o federal contra el candidato del PAN, que es parte de nuestro frente, pero solo a la presidencial porque… y así hasta lo bizarro.

La apuesta pues, de la reconciliación por conveniencia entre estos dos en SLP, resulta hasta absurda, y ya ni hablemos de números porque no hace falta más que un ábaco para saber que los votos de ambos no les alcanza para ganar ni Santo Domingo.

Siguiendo con las alianzas y las condiciones potosinas:

El PRI y el Verde en San Luis han sido aliados históricos, juntos llevaron al poder por ejemplo a Mario García, a su curul en esta legislatura a Gerardo Serrano Gaviño y a José Luis Romero Calzada, Jano Segovia, Gerardo Limón, Oscar Bautista, Rebeca Terán y Guillermina Morquecho.

¿Qué haremos los potosinos sin la postulación de esta belleza de personajes que nos regaló la unión roji-verde?

Algo debemos de hacer y pronto, porque las relaciones entre esos dos partidos rompieron exactamente el día que Juan Manuel Carreras tomó posesión del Ejecutivo y permitió que Cándido Ochoa raptara al Legislativo, así entonces al PRI no le quedará más que jugar solo o acompañarse de alguno de llamada “chiquillada” (y no es por el tamaño sino por la risa que causan como aquel programa de los años 80) como el Partido Encuentro Social, Conciencia Popular que por cierto emanó de sus mismas filas, o ya de plano a la segura con Nueva Alianza.

Lo mismo al Verde, que nada más por no sentirse solito, pueda voltear a ver a alguno de estos tiernos y graciosos consumidores de recursos públicos.

Morena se sabe irá solo, y el PT no tendrá otra que unirse al PRD para impulsar candidatos que les den los votos suficientes para una vez más mantener su registro.

Cualquier otra combinación, por ejemplo una entre el PRD-Gallardismo y el mismísimo PRI, no podrían llamarse alianzas, sino meros acuerdos que –dicen- ya se han hecho antes.

En resumen, las alianzas que al momento se vislumbran para San Luis, cargadas todas con sus particularidades serían:

PRI con Nueva Alianza o Encuentro Social, casi imposible con el Verde.

PRD con PT imposible de hecho con el PAN.

PAN con MC y quizás algunos otros pequeños como Conciencia, imposible con el PRD.

¿Verde y PRD? Se vislumbra complicado, sobre todo por los costos de opinión Pública para el PRD.

PAN y PRI, si chucha ¿y tus calzonzotes?

¿PRI-PRD?

Hasta aquí la dejamos, Culto Público, pero seguiremos en la próxima entrega ahora analizando perfiles de los candidatos.

 

Bemoles.

Regresó!!!

¿Se acuerdan de Lady Pri, antes conocida como Marcela González? Pues ya regresó (pero ni se emocionen porque no regresó a trabajar a su oficina de la Sedesore donde poco se le ve y mucho menos antes del mediodía) pero a los brazos del priismo nacional y se le vio muy bien acompañada, obviamente en horas de oficina, del exdelegado del CEN nacional, José Manuel García, con quien es bien sabido se lleva de “pellizco y…” bueno se llevan muy bien y ya. #QueChuladaDeMuchacha

 

Candidato pero calladito

Sin avisar a nadie, ayer se registró una figura muy interesante como aspirante a candidato independiente al quinto distrito federal, ni más ni menos que el hijo del exlíder sinarquista y excandidato presidencial por el Partido Demócrata Mexicano, Gumersindo Magaña, de nombre Paulo. Tiene trayectoria como valuador y corredor público, y además es activista desde hace algunos años. No lo pierdan de vista, puede dar mucho de qué hablar. #PendientesTodos

 

El miedo no anda en Boris

Hablando del quinto distrito federal, está más que anunciado que por el PRI lo quiere competir Gerardo “Chilito” Serrano y por el PAN Alejandro Lozano “Boris”, sin embargo las malas lenguas andan diciendo que de darse esta adversidad política, Boris preferiría retirarse o ni registrarse antes de contender en contra del amigo de un reconocido empresario y dueño del diario Pulso, de quien Chilito goza de bendición, y pues Boris nada más la del Papa y así pues está cabrón. #AyNiveles

También recomendamos: A desnudarse en la fuente | Columna de Jorge Saldaña

Nota Anterior

Gil Marín visita al Atlético de San Luis

Siguiente Nota

#Especial | Nadie protegió a Edgar Daniel