#4 TiemposDeportesRudeza necesaria

La apuesta arriesgada de AAA | Columna de El Mojado

Rudeza necesaria

 

Mañana 15 de febrero, la empresa de lucha libre mexicana AAA estrenará un nuevo programa de televisión, en TV Azteca, después de haber estado ligada por 27 años, desde su fundación, a Televisa.

Triple A nació en 1992, con un importante número de luchadores estelares que habían abandonado poco antes el Consejo Mundial de Lucha Libre, entre los que estaban El Perro Aguayo padre, Octagón, Máscara Sagrada, Los Hermanos Dinamita (Cien Caras, Máscara Año 2000 y Universo 2000), Fuerza Guerrera, Blue Panther, Súper Astro, Súper Muñeco, Lizmark, Volador Sr, Rey Misterio Jr, Tinieblas Jr, Fishman, entre otros.

AAA, fundada por Antonio Peña Herrada, quien también fue luchador profesional y programador del Consejo Mundial, contó por años con una sociedad con Televisa, no solamente comercial, sino también económica.

Después, a la muerte de Antonio Peña, en octubre de 2006, en los comienzos del más reciente boom de popularidad de la lucha libre mexicana, la empresa quedó en manos de Marisela Peña, su hermana; Joaquín Roldán, esposo de Marisela, ya fallecido también y Dorian Roldán Peña, hijo de ambos.

 

Durante la muerte de Antonio Peña, la lucha libre vivía una época de bonanza que comenzó a desinflarse hacia 2009. El deporte-espectáculo, que antes tenía espacios en programas deportivos, de variedad y hasta telenovelas, dejó una vez más de ser popular y se convirtió de nuevo en un espectáculo de nicho.

A partir de entonces, la venta de los espacios en Televisa era difícil. Era elocuente ver cómo en una época, cada comercial era de servicios de mensajes de texto o el Oso Gominola. El horario de transmisión de AAA en Televisa cambiaba cada semana, sin poder darle certeza a los televidentes cuándo saldría “La Tres Veces Estelar” en televisión.

TV Azteca, durante su historia, también ha tenido varios intentos por transmitir lucha libre, pero sin demasiado éxito, achacable en buena parte a la poca seriedad que le han dado a ese deporte. Los casos más recientes: la Arena Naucalpan era transmitida los viernes a la media noche; WWE Smackdown tuvo buenos números de inicio, pero otra vez los cambios de horario llevaron a que no se renovara el contrato y tuvo Lucha Elite, que terminó por quedarse sin televisión, también por hacerlos cambiar de lugar en la parrilla de programación televisiva en al menos tres ocasiones.

Hoy, la llegada de Triple A a Azteca seguramente significará un mejor contrato en la parte económica para la empresa de lucha libre, pero la apuesta puede quedar corta, pues algunas fuentes aseguran que solo firmaron por un año.

Pese a los tumbos que tuvo Triple A en Televisa, el manejo de esa empresa televisiva a la lucha libre siempre ha sido muy superior al que ha tenido TV Azteca.

Aunque no existe bonanza en la lucha libre mexicana, Triple A ha mantenido interés en algún sector de aficionados. En San Luis Potosí, por ejemplo, los eventos de la empresa registran llenos regularmente, incluso cuando no son grabados para la televisión.

Triple A sí tendrá mayores ingresos por estar en televisión, pero podría verse afectada por el desinterés de Azteca en la lucha libre, lo que podría significar una caída en las entradas para sus eventos en vivo.

Al final, la apuesta podría no resultar benéfica para “La Caravana Estelar”, que hizo un desaire a un socio histórico, con el que había compartido sus primeros 27 años de vida. 

@RconRMacuarro

También lea: El camino a Wrestlemania comienza hoy | Columna de El Mojado

Nota Anterior

Así amanece el precio del dólar hoy 14 de febrero en SLP

Siguiente Nota

Los escritores saben cómo es el amor | Columna de Carlos López Medrano