El Mundo

Joven saudita busca asilo tras huir de su familia a Tailandia

Una mujer llamada Rahaf Mohammed Al-Quun estuvo a punto de ser deportada de Tailandia, lugar a donde viajó para evitar los abusos de su familia

Por: Redacción

Una mujer saudí de 18 años, que dice que su familia quiere matarla, se atrincheró en un hotel del aeropuerto de Bangkok para evitar ser expulsada por las autoridades de inmigración tailandesas que este lunes detuvieron un plan para ponerla en un avión de regreso a Kuwait.

Rahaf Mohammed Al-Quun ha estado en el aeropuerto internacional de Bagkok desde el sábado cuando llegó desde Kuwait La joven dijo que teme que la maten si la devuelven a su familia, que no pudo ser contactada para que comentara las acusaciones de abuso.

Un representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se reunió con Qunun en el aeropuerto para poder discutir en caso con los funcionarios de inmigración de Tailandia.

“La llevaremos a Bangkok y le proporcionaremos un refugio seguro bajo el cuidado de ACNUR”, dijo el jefe de inmigración Surachate Hakparn a periodistas el lunes por la noche.

Aqur dijo que trabajará en la solicitud de Qunun para obtener el estatus de refugiada. Giuseppe de Vicentis, representante de la agencia en Tailandia, dijo que el gobierno tailandés le aseguró que Qunun no será expulsada a ningún país donde pueda estar en peligro mientras se procesa el caso.

“Me matarán”

La joven dijo a Reuters, a través de mensajes de texto y de audio, que había huido de Kuwait mientras su familia visitaba el país del Golfo y había planeado viajar desde Tailandia a Australia para buscar asilo, pero que fue detenida después de bajar de su avión en Bangkok para ser enviada de regreso a Kuwait.

“Me matarán”, dijo Qunan a Reuters. “Mi vida está en peligro. Mi familia amenaza con matarme por las cosas más triviales”.

Cuando se le preguntó por qué buscaba refugio en Australia, dijo: “abusos físicos, emocionales y verbales, y me encarcelaron en la casa durante meses. Amenazan con matarme y me impiden continuar con mi educación”.

La cultura y la política de tutela de Arabia Saudita requiere que las mujeres tengan permiso de un pariente masculino para trabajar, viajar, casarse e incluso recibir algún tratamiento médico. El país musulmán y profundamente conservador levantó el año pasado una prohibición para que las mujeres conduzcan.

Con información de: El Universal

Así fue como mataron al perrito Miguel durante el fin de año en SLP

Nota Anterior

¿Viajarás? Estos son los nuevos costos del pasaporte mexicano

Siguiente Nota

Ricardo Alemán se despidió de 24 horas y culpó a López Obrador