#4 TiemposColumna Emmanuel GallegosDeportes

Jiménez 2022 | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Gambeta

 

La partida del delantero americanista Raúl Alonso Jiménez, en agosto del 2014, se dio entre polémica por situaciones de índole personal y después de su participación en el Mundial de Brasil 2014. Antes de que se hiciera oficial la salida del atacante mexicano, jugó algunos partidos de la Liga y luego se dio a conocer que aterrizaría en el equipo español del Atlético de Madrid, con un valor de 10.4 millones de dólares.

El mexicano ya había mostrado cualidades físicas y futbolísticas de rescatar, al ser un centro delantero alto, pero que también tenía futbol en los pies y sabía jugar dentro del área.

En el poco tiempo que duró con las Águilas, Jiménez se volvió el cobrador oficial de los tiros de penal, donde no falló ningún disparo desde los once pasos. Además, marcó un espectacular gol con la Selección Mexicana en una media tijera o chilena, que le permitió al Tri mantener la esperanza de asistir al mundial de Brasil 2014. Ese gol no fue coincidencia y tampoco obra de la casualidad (de cierta forma).

Con pocas participaciones y pocos goles y asistencias con la camiseta colchonera, un año después se dio a conocer su inminente salida del equipo español, pero sus esperanzas de mantenerse en el futbol europeo seguirían al ser comprado por el Benfica de Portugal.

Sin embargo, su paso por las águilas lusas tampoco fue el mejor. Usado casi únicamente de cambio, tuvo que competir con jugadores con jugadores de la talla de Jonás, Jovic, “Cebollita” Rodríguez, entre otros, que eran más del agrado del entrenador que se encontraba al mando. Sin embargo, y pese a los pocos minutos, el mexicano logró anotar 26 goles, y no solo eso, goles de importancia para mantenerse líderes en el campeonato y que a la postre serían importantes para la consecución de dos ligas, una copa y dos supercopas en Portugal.

Desgraciadamente, en la selección no se le han dado las oportunidades que se merece. Para su mala fortuna, llegó en la época en la que el Chicharito también estaba en buen momento y marcaba goles y las oportunidades se han visto disminuidas. Al ex del Guadalajara en su momento lo respaldaban los goles y el buen momento futbolístico, pero ahora, es momento de que el excrema tome la posición que se merece a base de goles, buenas actuaciones y de ser titular con su equipo. Para el Chicharito, su momento ha pasado, está más concentrado en el nacimiento de su bebé y en las portadas de las revistas. Lleva varios años en los que su rendimiento futbolístico se ha visto pobre.

El buen momento que Raúl Jiménez vive con el Wolverhampton no es casualidad. Es la suma de muchos años de perseverancia, lucha y por supuesto, ambición. De tener calidad en las piernas y aprovechar las oportunidades que se le han presentado (aunque hasta antes de llegar a Inglaterra no hayan sido muchas). Pese a no estar en uno de los equipos más importantes de la Premier League, sus goles ante equipos pesados como Liverpool, Manchester United, Everton, Tottenham y Chelsea, demuestran la efectividad y la contundencia del delantero mexicano. El sentirse querido y respaldado ha sido un motivador enorme para que logre explotar todo su potencial. Llegar a un equipo en el que las exigencias son la permanencia, debe ser un motivante más. Se ha logrado ganar a la afición y justamente ha sido reconocido como uno de los 50 jugadores más importantes que actúan en la Premier, dato que es de resaltarse.

Aún faltan dos años para que se llegue el Mundial de 2022, pero si Jiménez sigue concentrado en hacer lo que ha venido desarrollando con los Wolves en esta primera campaña de ensueño, sin duda alguna será un referente de la Selección Mexicana, y la primera opción para ser el delantero del Tri en el Mundial de Qatar. Porque si no es él… ¿quién más?

También lee: Ganar como sea, no es ganar | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Nota Anterior

Fogatas podrían ocasionar más incendios forestales: Gobierno de SLP

Siguiente Nota

PAN exige renuncia de Pineda como encargado de la Seguridad en SLP