#4 TiemposColumna Emmanuel GallegosDeportes

Jémez “El grande” | Columna de Emmanuel Gallegos

Gambeta

Una de las cosas que más adolece el futbol mexicano es no aceptar la realidad y la mediocridad en la que se ve sumergido. Desde las reglas que favorecen la proliferación de extranjeros, el poco apoyo a las fuerzas básicas, el pacto de caballeros, el inflar jugadores y equipos ( los medios de comunicación son los culpables de esto último)… por eso si llega una persona nueva a lanzar veneno verbal que le pica la cresta a más de uno, es normal que se prendan las alarmas y se le critique y se le busque hostigar con el único motivo de hacerlo titular de noticia o el malo de la telenovela, más aún si es un extranjero que no valora la “calidad” de equipo que tiene y a la honorable institución que representa un mal llamado “equipo grande” de México.

“Aquí, el que la tiene más grande soy yo”
Paco Jémez con el Granada

A Paco Jémez le ha tocado ser ese villano en muchas ocasiones desde su llegada a tierra azteca para dirigir a la Máquina del Cruz Azul. Como todo buen español, tiene muchos “cojones” y la lengua muy suelta a la hora de dar su opinión sobre cualquier tema referente a su equipo, jugadores, a la institución como tal e incluso con los cuestionamientos de la misma prensa que lo increpa durante sus conferencias de prensa previo a los partidos o al finalizar un encuentro. Tiene el suficiente valor (o descaro) para retar a La Volpe y decirle al técnico argentino que si le quiere decir algo se lo diga a la cara o que busquen un lugar en lo “oscurito” para resolver sus diferencias.

“¿Esa pregunta, la traes preparada de casa o se te ha ocurrido aquí, así a bote pronto? O sea que es talento natural que tienes tú”
Paco Jémez se pica con la prensa

El Cruz Azul de Jémez tiene la característica de ser un equipo ofensivo (tanto como su técnico) aunque no ha tenido la suficiente “suerte” pese a desplegar un futbol vistoso y propositivo. En las primeras campañas el problema de “los chemos” pasaba más por un tema de definición que de creación o de desarrollo futbolístico. Claro que para la afición y gente de futbol es difícil calificar de positiva su gestión al frente únicamente por jugar bonito, y es que, aunque él no ha dirigido al equipo por tanto tiempo, Cruz Azul tiene tres años sin poder calificar a una Liguilla, esto desde el Apertura 2014 (y luego de que perdiera aquella heroica final con el América y el gol de Moi Muñoz). Técnicos y jugadores han desfilado y todos han fracasado hasta ahora (eso no suena a representar a un equipo “grande”).

“Mis jugadores son grandes profesionales que dejan los huevos en la cancha, no permitiré que les falten el respeto”
Jémez sobre el compromiso de sus futbolistas

Definitivamente personas como él se necesitan en el futbol mexicano, personas que saquen el pecho cuando sean cuestionados y castigados, que no permitan ser ninguneados o soslayados por nadie del medio futbolístico. Que critique la falta de profesionalismo de reporteros y comunicadores del deporte, que en muchas ocasiones es evidente su falta de preparación y conocimiento, usando la grilla y la polémica como su forma de trabajo. Y recientemente diciendo algo que para muchos es ya una realidad, que “Cruz Azul no es un equipo grande” algo que ya había dicho con anterioridad y que le valió todo blanco de críticas. Un equipo grande califica a liguillas y gana campeonatos, algo que “los azules” tiene años sin poder conseguir (aunque sí ganó una copa). Un equipo grande no vive de jugar bien, vive de ser campeón.

¿Crees que yo no quiero ser campeón? He dejado a mi familia a 10 mil kilómetros de aquí para venir a pasar el rato”
Paco Jémez ya como técnico de Cruz Azul

Lo de Jémez va más por las formas que por el contenido de sus declaraciones. Podrá no ser el más educado o sereno, pero simplemente es su forma de ser. Yo mismo lo he llegado a calificar de petulante y engreído, pero eso va más allá de pretender ser una figura o de salir en los medios, es decir lo que se tiene que decir y a quien se tenga que decirlo y le pese a quien le pese. Aunque quizá debería manejarse con un poco más de mesura, si dejara de hacerlo perdería su esencia y lo que lo hace ser lo que es “un grande”.

“Cruz Azul no es un equipo grande”
La última perlita de Jémez

@Emmanuelcoatl

También recomendamos: Una afición de primera | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Nota Anterior

Corrupción e inseguridad

Siguiente Nota

Crimen en el Ayuntamiento | Columna de Ricardo García López