DestacadasEstado

#Inseguridad | Robo a negocios ha crecido 55% este año

La cifra estimada para 2018 superaría a 2017, el año con más delitos de ese tipo

Por El Saxofón

Durante el primer cuatrimestre de 2018, el robo a negocios incrementó 55.68 por ciento, en comparación con el mismo periodo del año anterior, de acuerdo con los datos de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Entre enero y abril de 2018, se han presentado 534 denuncias por robo a negocio, de los cuales 237 han sido cometidos con violencia y 297 sin violencia.

Estas cifras son superiores a las registradas  en el mismo periodo de 2017, cuando ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) se interpusieron 343 demandas por esta modalidad de robo; 151 con violencia y 192 sin violencia.

A lo largo de 2017 se cometieron mil 251 robos a negocios, 662 sin violencia y 589 con violencia; de continuar la tendencia actual, al cierre del 2018 se habrían cometido más de mil 500 atracos.

Si en lo que va del año se han cometido 534 robos a establecimientos, esto quiere decir que al día en San Luis Potosí se cometen al menos 4 robos a negocios, en promedio. La mayoría de ellos en la Zona Metropolitana, donde se concentran la mayoría de los elementos de la policía estatal y que cuenta además con sus policías municipales, dedicados a la labor preventiva.

Las autoridades locales podrán presumir un descenso en este delito entre marzo y abril, pues la cifra de robos pasó de 144 a 137. Sin embargo, esta fluctuación en las cifras no hace mucha diferencia, sobre todo si se toma en cuenta que, si por un lado los robos sin violencia bajaron de 91 a 75, los robos con violencia subieron de 53 a 62.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE), realizada por el Inegi, a nivel nacional sólo uno de cada 10 casos es denunciado, por lo que el número de carpetas de investigación iniciadas solo es una pequeña muestra, que no refleja la gravedad del asunto.

La ola de robos a negocios que se han registrado en lo que va del año, y la evidente incapacidad de las corporaciones policíacas en materia de prevención e inhibición del delito, llevó al Director General de Seguridad Pública Estatal, Raúl Alanís, a sugerir a los directivos y propietarios  de centros y plazas comerciales, a que los guardias privados que resguardan la seguridad de los establecimientos porten armas de fuego.

El jefe policiaco negó que ello represente un riesgo para la población y afirmó que por el contrario, esta medida, que podría considerarse extrema, dada la presencia de familias en estos espacios, “inhibe la comisión de delitos”.

En la lógica de Raúl Alanís, al contar con guardias armados en las plazas comerciales, los criminales “se lo piensan más, antes de cometer un atraco”.

Para dar una idea sobre hasta qué punto ha llegado la inseguridad en el estado, baste recordar que apenas hace 10 años, los policías municipales no podían portar armas, y ahora, el crimen ha aumentado a tal grado que ya se piensa en armar hasta a los guardias privados que cuidan los negocios que tienen la oportunidad y/o necesidad de contratar este servicio.

A la propuesta de Raúl Alanís, no faltó quien le hiciera eco, y el respaldo lo hizo un diputado: Sergio Desfassiux, secretario de la Comisión de Seguridad del Congreso del Estado.

“Sí estoy de acuerdo en que se permita la operación de elementos de seguridad capacitados en el manejo de armas y en enfrentar situaciones de riesgo, ya que de esta manera se podrían inhibir algunos delitos que se cometen en estos centros comerciales a donde acuden cientos de familias”, dijo el legislador.

Raúl Alanís Beltrán

La cordura vino de parte del presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Alejandro Pérez Rodríguez, quien consideró que en los centros comerciales no debe haber presencia de guardias de seguridad privada con armas, porque son las autoridades las que tienen la obligación de garantizar la seguridad de los ciudadanos.

De este modo, Pérez Rodríguez expresó su rechazo a la propuesta que hizo Raúl Alanís Beltrán, y explicó que la medida sugerida por el director de la Policía Estatal “no es una buena opción”, aún a pesar de los atracos que se han registrado en comercios ubicados al interior de plazas comerciales que, antes de que los delincuentes comenzaran a ganarle la batalla a las corporaciones policiacas, se consideraban lugares seguros, tanto para los propietarios, como para los trabajadores y las familias que acuden a estos sitios.

El presidente de Canaco recordó que ya los propietarios de negocios invierten en medidas de seguridad como videovigilancia y personal de seguridad privada, por lo que reiteró que “es obligación de las autoridades proveer de seguridad a toda la ciudadanía”.

En declaraciones a la prensa, insistió que en la Canaco “no estamos de acuerdo ni vamos a estar de acuerdo” con la propuesta de Raúl Alanís.

El robo a negocios ha ido a la alza desde 2017, hace un año La Orquesta hacía una alerta: entre enero y mayo de 2017, el número de robos en establecimientos se habían duplicado con respecto a los mismos meses de 2016.

En los primeros cinco meses desde 2016 se denunciaron 216 atracos en total; en el mismo lapso de 2017 se denunciaron 442. Este medio reportó también el evidente aumento de la violencia en esta modalidad de robo.

Desde entonces, el tiempo ha transcurrido, el gabinete de seguridad ha cambiado, pero la criminalidad sigue rampante, lo único que no cambia es el discurso oficial, que sigue diciendo que la seguridad es prioridad.

También recomendamos: 20% de los migrantes deportados en SLP son menores

Nota Anterior

#Rusia2018 | Rusia, con un pie y medio en octavos tras derrotar a Egipto

Siguiente Nota

Tenía 26 años, el hombre hallado muerto en fuente de Plaza de Armas