DestacadasEstado

#Inseguridad | En un año, 22 policías asesinados

Desde mayo del año pasado, ocho municipales, seis estatales, cinco ministeriales y dos metropolitanos fueron víctimas de homicidio

Por El Saxofón

 

En poco menos de un año, de mayo de 2017 a abril de 2018, han sido asesinados 22 elementos policiacos en San Luis Potosí. De estos, 19 eran personal en activo y 3 expolicías. Las víctimas pertenecieron a distintas corporaciones, a saber: 6 policías estatales (dos de ellos exagentes), 8 policías municipales, y 5 ministeriales; 2 de la Fuerza Metropolitana Estatal, creada apenas hace unos meses. Otra víctima fue un agente del Ministerio Público de la PGJE.

Al menos 19 fueron asesinados a sangre fría, dos perdieron la vida en enfrentamientos y uno más durante una riña en la que se vio involucrado en su día de descanso.

La cuenta inició el 27 de mayo de 2017, cuando Juan Carlos N, un policía estatal que se encontraba de incapacidad, fue asesinado con cinco disparos de arma de fuego, en el Fraccionamiento San Leonel, al sur de la capital potosina. Testigos relataron que esa noche, Juan Carlos, de 51 años, había salido a caminar por las calles aledañas a su vivienda, donde fue sorprendido por desconocidos que le dispararon desde un auto rojo, en el que emprendieron la huida.

Al día siguiente, el 28 de mayo, un policía municipal de Soledad de Graciano Sánchez perdió la vida tras recibir varias heridas de arma blanca, durante una riña en la que se vio involucrado en su día de descanso.

Los hechos ocurrieron en la calle Arroyo, en la colonia San José, minutos antes de las cuatro de la tarde. Las crónicas periodísticas, señalaron que aproximadamente a las 15:55 horas se recibió el reporte de una riña con saldo de un lesionado por arma blanca. Elementos de la corporación se trasladaron al sitio, y detuvieron a dos hombres presuntamente involucrados en los hechos. El lesionado fue trasladado a bordo de una patrulla al Hospital General de Soledad, donde minutos más tarde se informó su fallecimiento.

Días después, la noche del viernes 10 de junio, una mujer policía también de Soledad fue privada de su libertad junto con su pareja en Hogares Populares Pavón. La zozobra derivó en horror en pocas horas. A las seis de la mañana del día sábado se hallaron las cabezas de ambos, en la banqueta de Periférico Oriente a la altura de la entrada a Fracción Rivera; los cuerpos de ambos, decapitados, fueron hallados flotando en aguas negras del río Santiago, alrededor de las once horas.

Cabe mencionar que por estos homicidios, dos sujetos fueron detenidos en septiembre y octubre de 2017, y un tercero fue detenido apenas la semana pasada.

La noche del 22 de agosto un expolicía estatal fue levantado de su negocio. El exagente fue privado de su libertad alrededor de las diez y media de la noche. A las dos de la madrugada, su cuerpo sin vida pendía del puente de Periférico Norte y la carretera Matehuala.

El 25 de agosto, otro agente estatal en activo perdió la vida en un enfrentamiento con presuntos delincuentes, en la avenida Los Pinos, de la Colonia Hogares Ferrocarrileros. En este hecho también murió un presunto agresor. Y días después hubo polémica, pues se reveló que en el auto en el que viajaban los presuntos delincuentes había también un par de menores de edad.

El 26 de agosto cayó otro policía soledense. También en Hogares Populares Pavón. Los asesinos llegaron hasta su domicilio en la calle Jilguero a bordo de un taxi, y en el mismo huyeron, después de cometer el homicidio. José Miguel N, de 48 años y 19 de servicio, se encontraba de descanso. Sus victimarios no le dieron tiempo de defenderse. Aún con vida fue trasladado al Hospital General de Soledad, donde minutos después falleció.

El 7 de octubre, un policía estatal fue asesinado en la colonia Julián Carrillo, en la calle Fray Servando Teresa de Mier, frente al número 445. Aunque fue trasladado a la Cruz Roja, cuando arribó ya había fallecido. En el lugar de los hechos se hallaron 12 casquillos percutidos, calibre .9 mm.

El 31 de octubre, un policía estatal perdió la vida al frustrar un asalto y enfrentarse a balazos con los delincuentes. De acuerdo al reporte generado en el sistema 911, los hechos ocurrieron cuando un grupo de cinco personas ingresaron a una tienda de abarrotes ubicada en avenida Fleming de la colonia Juan Pablo, para robarla. Elementos de la Policía Estatal llegaron a prestar auxilio, y los delincuentes respondieron con disparos. En la refriega, una bala impactó en el abdomen del agente, quien aún con vida fue trasladado a un hospital, donde murió antes de ingresar al quirófano para ser intervenido.

El 7 de noviembre fue asesinado un agente del Ministerio Público, adscrito a la Unidad de Homicidios y Feminicidios de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Los hechos ocurrieron cerca de su domicilio, en Haciendas de San Miguel. Los asesinos le dispararon desde un vehículo y huyeron.

El 24 de noviembre, dos elementos de la recién puesta en operaciones Policía Metropolitana, fueron asesinados mientras hacían guardia en la casa de un mando policiaco en el Fraccionamiento La Virgen, de Soledad de Graciano Sánchez.

El 27 de noviembre un elemento de la Policía Ministerial del estado fue rafagueado desde un taxi, cuando pretendía abordar su patrulla. Este hecho ocurrió en la calle Monte de las Cruces, de la colonia 5 de Febrero, cerca de la colonia Santa Fe.

Ya en 2018, el pasado 23 de enero, fue asesinado un comandante de la Policía Ministerial. Los hechos ocurrieron cerca de las 21:40 en la calle San Ciro de la colonia San Felipe, en Soledad de Graciano Sánchez.

El 26 de enero dos policías municipales de Ciudad Fernández fueron asesinados a bordo de su patrulla. Tomasa “N” y Luis Alfonso “N” fueron atacados a balazos cuando patrullaban, cerca de las 2:00 horas, en la localidad El Refugio, perteneciente a ese municipio. Los cuerpos sin vida fueron hallados a la mañana del día siguiente.

El 8 de febrero tres policías ministeriales fueron asesinados cuando volvían de un curso en la Academia de Policía. Sujetos a bordo de una motocicleta les dispararon sin darles oportunidad de repeler el ataque. Por estos hechos fueron detenidas tres personas, entre ellos dos expolicías municipales.

El 19 de febrero, otro policía municipal de Soledad fue asesinado en Hogares Populares Pavón.

El pasado domingo 8 de abril, un elemento de la Policía Municipal de San Luis Potosí capital, fue asesinado junto con una mujer en la calle Encino, de la colonia Fresnos.

El lunes 9 de abril, por la mañana, otro policía de Soledad fue ejecutado cuando circulaba sobre el Río Santiago, a la altura de la Colonia Hogares Populares Pavón.

El 12 de abril pasado, un expolicía estatal, que se desempeñaba como guardia de seguridad de un table dance, fue asesinado. Poco antes de las 9:00 horas se reportó que en la calle 16 de Septiembre, casi esquina con avenida José de Gálvez, se encontraba un hombre en el interior de un automóvil con una lesión por proyectil de arma de fuego.

Al llegar al lugar, las autoridades hallaron, en el asiento del conductor de un automóvil Nissan Platina en color gris, el cuerpo sin vida de quien fue identificado como Benito, de 42 años de edad. Según registros, el ahora occiso se desempeñó como policía hasta el año 2002. No se especificó a qué corporación pertenecía.

Hecho este recuento, saltan a la vista algunos puntos: la mayoría de las víctimas (8) son policías municipales en activo, la mayor parte de ellos (5), son de Soledad de Graciano Sánchez. Si bien en 2017 buena parte de las víctimas fueron policías estatales, este 2018, han aumentado los asesinatos de policías ministeriales que también ya suman cinco. La mayoría de los elementos han sido asesinados a sangre fría, en sus días de descanso. Sobresale también la colonia Hogares Populares Pavón como el lugar donde han sido asesinados la mayoría de los policías municipales de Soledad. También resalta que, los perpetradores de algunos de los homicidios son expolicías, principalmente municipales.

 

Arriesgar la vida por 8 mil pesos al mes

El pasado 2 de abril, en un boletín de prensa, la Dirección General de Seguridad Pública Municipal de Soledad, informó que se mantiene abierta la convocatoria de reclutamiento y selección 2018 para cubrir vacantes como policías preventivos.

El comunicado resalta que dicha convocatoria tiene “el interés primordial de contar con agentes capacitados, profesionales y con vocación de servicio” y para ello “la corporación ofrece atractivos ofrecimientos a los interesados: Estabilidad laboral, sueldo mensual superior a los 8 mil pesos, aguinaldo atractivo, servicio médico familiar particular, periodo vacacional de 10 días cada seis meses y prima vacacional de 50 por ciento”.

“Los hombres y mujeres comprometidos con el servicio deberán contar con un espíritu de honradez, lealtad y profesionalismo, además de una vocación comprometida con el servicio a la ciudadanía para seguir fortaleciendo la seguridad de los soledenses”, señala.

“Los requisitos son los siguientes: No contar con antecedentes penales, no haber sido destituido o inhabilitado como servidor público, edad mínima 18 años y máxima de 40, estatura mínima de 1.50 metros en mujeres y 1.60 metros en hombres, disponibilidad de tiempo completo, ser una persona con alto sentido de responsabilidad, honestidad, actitud de servicio, capacidad analítica, proactiva y disciplinada”.

Panorama nacional

Según reportes periodísticos, 2017 también fue un año difícil para las corporaciones policiacas, que además de atender diariamente los reportes de homicidios en todo el país, pusieron más víctimas que en años anteriores.

De acuerdo con estadísticas de la Comisión Nacional de Seguridad, 244 eran policías municipales; 203, policías estatales; 37, policías ministeriales de la Procuraduría General de la República (PGR); 18, policías federales; 13, custodios penitenciarios, y nueve eran elementos de seguridad privada, además de otros seis, de quienes se desconoce la corporación a la que pertenecían.

La mayoría, 181, fueron ejecutados; 83 cayeron en enfrentamiento, 78 murieron en accidente vehicular, 67 en emboscada, 37 por robo, 29 por secuestro, 19 en caídas y accidentes diversos, 16 se suicidaron, 12 fallecieron durante la atención a una llamada de emergencia y ocho murieron de manera natural.

Con 51 elementos muertos en diversas acciones, el Estado de México encabeza la lista; después están Chihuahua, con 44; Guerrero, 39; Ciudad de México, 36, y Jalisco, 33.

Por municipios, Culiacán, Sinaloa, sumaba hasta el 28 de diciembre 17; Puerto Vallarta, Jalisco, 15; Ecatepec, Estado de México; 12; Naucalpan, Estado de México, 11; Iztapalapa, Ciudad de México, 10; Chihuahua, 10, y Reynosa, Tamaulipas, 10.

Según un reporte de El Universal, publicado al cierre del año pasado, el titular de la Unidad de Información de la Comisión Nacional de Seguridad, Ricardo Márquez Blas, señaló que en 2005 los policías del país tenían 15.2% más riesgo de ser asesinados durante su labor que los agricultores; sin embargo, ahora se incrementó a 403.9%.

También recomendamos: SSPE, sin plan de protección para evitar homicidios de policías en SLP

Nota Anterior

Interapas repara equipo de los pozos San José y Las Palmas en Soledad

Siguiente Nota

#Security | Death walks through San Luis