DeportesTesteando

Hola, Molina | Columna de Arturo Mena

TESTEANDO.

Pronto, muy pronto el equipo potosino nos dio la noticia: nuevo técnico después del adiós a Chava Reyes. Justo la semana previa al inicio de la pretemporada, el equipo anunciaba al español José Francisco Molina Jiménez como nuevo entrenador del primer equipo.

Pues bien, José Molina es gente de la casa, persona de confianza de los dueños del balón desde Madrid. Valenciano de 47 años, jugó como portero en un destacada carrera profesional, que le llevó incluso a ser mundialista por España en el campeonato de Francia 98. Tal vez su mejor papel como jugador se dio en la temporada 95/96, cuando, defendiendo el arco de Atlético de Madrid, logró obtener el trofeo Zamora: una condecoración que se le otorga al portero menos goleado de cada temporada. En esa ocasión solo recibió 32 goles en 42 apariciones.

Como técnico, la historia tampoco lo ha tratado mal: debutó en 2009 con las juveniles de Villarreal, equipo con el que fue ascendiendo para terminar dirigiendo al primer equipo en 2012; desgraciadamente, el descenso de Villarreal se da en parte bajo su mando, ya que es nombrado entrenador después de la gestión de Juan Carlos Garrido y renuncia al cargo en marzo, ya cuando Villareal ocupaba peligrosamente los puestos de descenso, mismo que terminó consumándose al final de la temporada.

De Villarreal regresó a las ligas inferiores con Getafe B, para después comenzar una interesante carrera por Asia: primero en Hong Kong con el Kitchee SC, con quien logró un campea¡onato de liga, una copa FA y una copa de la liga; para después abanderar el proyecto de expansión el Atlético de Madrid en India, dirigiendo al Atlético de Kolkata, equipo con el que también levantó el título de liga.

Después de sus logros por Asia, aterriza ahora en México para tratar de enderezar un barco que si bien no se hunde, sí lo han dejado un tanto maltrecho.

Me parece, sin mucho temor a equivocarme, que Molina sabe bien adónde llegó: que su aparente desconocimiento del medio de la liga de ascenso en México, no es un pretexto que pueda utilizar en su defensa. Creo que es un entrenador con el compromiso muy grande de responder en el corto plazo a la institución que por años ha defendido. Parece ser un técnico con las ideas de casa bien claras en el panorama futbolístico.

Pero en fin, poco se puede hablar por ahora de un técnico al que realmente no hemos visto. Los títulos y desempeño en otras latitudes solo sirven para enamorar con curriculum y no para demostrar capacidad en la guerra civil, que termina siendo el Ascenso MX. Por lo pronto queda esperar. Lo primero que se avecina para el equipo es definir su plantel, después vendrán los partidos amistosos, preparar calendarios y participar tanto en Liga como en Copa; el equipo potosino se muestra como un desafío interesante y ojalá Molina logre cumplir con la expectativas que hoy nos presentan. Bienvenido Molina y a trabajar que hay mucho por ganar.

@Nefrox

Nota Anterior

El “Sketching” urbano de Nadia Samarina | José Antonio Motilla Chávez

Siguiente Nota

Julio de Santiago dirigirá a la Orquesta Sinfónica este fin en el Teatro de La Paz