Columna de Nefrox

Historia que se olvida (Parte 5) | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando

Seguimos con esta pequeña documentación sobre el origen de algunas de las franquicias del extraño futbol mexicano. Ya hemos revisado el devenir de equipos que parecen tradicionales y que sin embargo distan mucho de serlo en sus raíces. Hoy hablaremos de un club de reciente creación.

Tijuana

El futbol en la frontera norte no ha sido sencillo. Muchos equipos han pasado por el equipo fronterizo antes de que los Xoloitzcuincles se afianzaran en primera división.

Inter de Tijuana, Nacional de Tijuana, Dorados de Tijuana, Tijuana Stars, Chivas Tijuana, Halcones de Tijuana y los Trotamundos de Tijuana fueron equipos que no lograron echar raíces en un lugar alejado para el fútbol mexicano.

En 1997, en Coatzacoalcos, Veracruz, se funda el equipo de Delfines, un pequeño equipo que consigue su ascenso a la primera “A” en el año de 2003. Este equipo tendrá problemas económicos para la temporada 2004-05 que terminarán con su venta en 2006. De este modo, se convertirán en el equipo de Guerreros de Tabasco tan solo en la temporada 2006-07.

Las finanzas no tratarán bien al equipo en su paso por Villahermosa, lo que terminará con la venta del equipo en 2007 para llegar por fin a Tijuana, en donde tomarán el lugar del equipo llamado Gallos de Caliente.

El equipo de Gallos de Caliente jugaba en la ciudad porque los dueños del casino estaban interesados en el negocio del fútbol. Para la temporada 2006-07, la federación mexicana obligó a todos los equipos de primera división a tener un equipo filial en la primera “A”, con lo que los Gallos Blancos de Querétaro tuvieron que fundar un equipo que fue instalado en Tijuana con opción de compra por los dueños del casino, también patrocinador del equipo. Al finalizar el torneo, el equipo es mudado a Celaya y los inversionistas deciden llevar a la franquicia de Guerreros a la frontera.

Este nuevo equipo en Tijuana sufriría sus primeros años, tanto que al finalizar la temporada 2007-08 desciende a la segunda división, sin embargo, la federación en un extraño movimiento, decide aumentar de 24 a 26 los equipos participantes en la división de plata. Con esto el equipo de Tijuana se mantendría en la Primera “A” por lo menos un torneo más.

Finalmente, en la temporada 2010-11, el equipo logra ascender a la primera división de la mano del técnico Joaquín del Olmo, y así mantenerse desde entonces en el máximo circuito con incluso un campeonato de liga en el Apertura 2012 y participación en torneos internacionales.

En resumen

El Club Tijuana era Guerreros de Tabasco, que era Delfines de Coatzacoalcos.

@NEFROX 

 

También recomendamos: Historia que se olvida (Parte 4) | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Nota Anterior

Spider-man Homecoming | Columna de Víctor Hernández

Siguiente Nota

Tres historias de casualidades que tal vez ocurrieron | Columna de Luis Moreno Flores