#4 TiemposSan Luis en su historia

Hermanos Maristas | Columna de Ricardo García López

San Luis en su historia

HERMANOS MARISTAS | 1935

La congregación de los Hermanos Maristas fue fundada en la Valla, Francia por el Beato Marcelino Champagnat el 2 de enero de 1817 con el objeto de contrarrestar el absoluto descuido en el campo educativo provocado por la reciente Revolución Francesa y las subsecuentes guerras napoleónicas. Los maestros que atendían las labores educativas en su gran mayoría eran ineptos por su absoluta falta de formación pedagógica y muchos de ellos a su falta de vocación añadían malas y degeneradas costumbres. En una palabra el objetivo primordial de los hermanos maristas fue y es formar buenos cristianos y virtuosos ciudadanos.  

Esta congregación tuvo tanta aceptación en todo el mundo que ya a la muerte de su fundador en 1840 había 280 hermanos que impartían educación a más de 7,000 alumnos en 48 establecimientos y para 1999 los religiosos llegaban a 6,000 y educaban a cerca de 1,000,000 de alumnos .

Los Hermanos Maristas cumplieron este año de 2018, 83 años de haber establecido su colegio. A esta ciudad llegaron el año de 1935 y el 8 de abril de ese mismo año el Instituto Potosino abrió sus puertas para recibir a la niñez ávida de una sólida formación educativa, moral y religiosa.

¿Qué influyó para que los hermanos maristas se establecieran en estas tierras? Influyó la misma razón que tuvieron los paterfamilias de la época del Obispo Montes de Oca: el deseo de una formación de calidad para sus hijos y así como en esa época pugnaban por el retorno de los Padres Jesuitas, en 1934, al establecerse por un decreto presidencial del General Lázaro Cárdenas la educación socialista, pugnaban por el establecimiento de un colegio Marista.

Este deseo de los potosinos se hizo realidad gracias a que el General Saturnino Cedillo apoyó el proyecto de ese establecimiento en nuestra ciudad ante el gobernador y el Director de Educación. Con estos trámites ya satisfechos, el Director General Leonidá Garrigue envió a San Luis  Potosí al hermano Braulio Vidaurre quien había de ser el primer director del Instituto Potosino y que fungió de 1935 a 1940.

Hasta el día de hoy los Hermanos Maristas continúan al frente del Instituto Potosino cumpliendo con la misión más difícil y al mismo tiempo más sublime de enseñar al que no sabe.                   

También leaDominicos, Salesianos y Josefinos en San Luis Potosí | Columna de Ricardo García López

Nota Anterior

Recomendaciones cinéfilas | Columna de Emmanuel Gallegos

Siguiente Nota

(VIDEO) “No quiero juzgar a nadie”: AMLO sobre la gestión de EPN