#4 TiemposDeportesRudeza necesaria

Hace apenas 88 años | Columna de El Mojado

Historias mundialistas

 

¡Cuánto camino han recorrido las Copas del Mundo, desde que, en 1930, se jugó la primera en Uruguay! En aquella ocasión, la sede del primer Mundial se definió apenas un año antes, como premio para los charrúas por haber ganado el futbol en los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928, pero también porque Uruguay se había comprometido a pagar los viajes de todos los seleccionados que participaran.

Pero viajar a Uruguay para jugar al futbol, aunque no fuera a costar dinero, no entusiasmaba a todos en Europa, sobre todo a los ingleses, que como creadores del juego, no creían que debían ir a Sudamérica. Por eso, la selección de Inglaterra boicoteó el Mundial y decidieron que no irían a Uruguay.

Para ese Mundial tampoco hubo fase eliminatoria, sino que todas las selecciones participantes, trece, lo hicieron por invitación.

El sorteo de los grupos de Uruguay 30 se hizo apenas unos días antes del inicio de la Copa, cuando todas las selecciones participantes habían desembarcado en Montevideo, para evitarse problemas si alguno de los países invitados no había podido llegar a tiempo a la justa.

Además, Uruguay había comenzado en 1929 con la construcción de un enorme estadio, el Centenario, para que recibiera todos los partidos del Mundial de 1930. Pero llegada la fecha de la inauguración, para el partido Francia vs México, el Centenario no estuvo listo, por lo que, de un estadio para 100 mil espectadores, el primer partido en la historia de los Mundiales pasó a una cancha con capacidad para apenas mil personas, el estadio de Pocitos en Montevideo.

¡Cómo has cambiado, Copa del Mundo! Te esperamos cuatro años. Qué bueno que estés aquí.

@RconRMacuarro

También recomendamos: Parreira, el campeón defenestrado | Columna de El Mojado

Nota Anterior

Día 0 | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Siguiente Nota

Encuestador confirma tendencia favorable para Gallardo Juárez