#4 TiemposColumna de Víctor Hernández

Gracias MCU por Black Panther | Columna de Víctor Hernández

Serendipia

Casi logran que olvide Ragnarok

Se preguntará, querido lector, por qué la comparación de ambas películas; en pocas palabras puedo decirle que mientras Thor me decepcionó como ninguna otra, la recién estrenada Black Panther superó por mucho mis expectativas y en las siguientes líneas le explicaré las razones.

Ya se habrá dado cuenta que tengo un gusto particular por las películas de superhéroes, por muchas razones, creo que en general la ciencia ficción nos permite imaginar más allá de lo que actualmente conocemos y esto a su vez permite indagar sobre el potencial que tiene el ser humano y la ciencia. Digámoslo así, los autores de ciencia ficción siempre serán fuente de inspiración para los científicos del mundo.

Lo hemos visto con distintas empresas que se encargan de desarrollar todos aquellos avances tecnológicos que se han popularizado en las últimas décadas. Vehículos autónomos, inteligencia artificial, almacenamiento de información cerebral, monitoreo médico a distancia, drones, realidad aumentada, robótica y un considerable etcétera, ha tenido su origen en mentes de soñadores que afortunadamente han visto plasmadas sus fantasías en proyectos ambiciosos en la vida real.

Sucede lo mismo con los comics y el cine pues hay varias formas en las que la tecnología ha podido concretar los sueños de los autores de esta rama de la literatura, la principal manera es por medio de diversas técnicas de grabación, cortes en la edición, cables, poleas, ángulos en las tomas, vestuario, maquillaje, maquetas, etc. Otra, es con los avances tecnológicos que han sido creados precisamente para este fin como la animación por computadora, circuitos, sensores, software, variaciones en la iluminación, técnicas de modelaje digital, entre otras adaptaciones de los métodos tradicionales de efectos especiales.

Con todo este cúmulo de técnicas que visten las nuevas producciones de cine, existen producciones pésimas, malas, regulares, buenas, excelentes y Black Panther. Honestamente fui al cine con muy bajas expectativas por culpa de un muy mal tráiler y una muy buena estrategia de publicidad.

Habrá que recordar ese mal tráiler que aparentemente vendía un producto trillado y que confundía un poco a los fanáticos de los comics. Se trataba de un personaje negro, con amigos negros y que se comunicaba con ademanes característicos de la comunidad afroamericana, situación que carecía de sentido puesto que el personaje se desarrolla en una tierra que caracterizaba por haberse mantenido alejada del mundo exterior.

Creo en el fondo me mi corazón que esta primera imagen fue premeditada para que, al ver la película completa, el espectador se lleve un muy buen sabor de boca; lo explico.

Efectivamente la película trata de un personaje de color que creció en una cultura distinta a la americana, aislado de los vicios de un mundo trastornado y con costumbres muy arraigadas. Tiene un gran sentido del honor y el respeto por su cultura. Sin embargo, el principal villano de la historia cuenta su historia en la que desafortunadamente ha sufrido en un mundo violento en el que sus derechos valen poco o menos que nada. Desea cobrar venganza, pero sobre todo necesita reconocimiento del mundo que lo ha maltratado. Busca obtener lo que se le ha quitado y con una perspectiva un tanto distorsionada, logra defender lo que es suyo por nacimiento.

Al mismo tiempo, el reconocimiento al papel de la mujer dentro de su cultura es muy relevante. Además de respetar la historia del comic, permitió elevar el papel de la mujer en Hollywood, cosa que actualmente es complicado, sobre todo en proyectos de superhéroes, recientemente Gal Gadot (Mujer Maravilla en el universo cinematográfico de DC), habló de lo complicado que es colaborar con directores que minimizan o relegan el papel de las mujeres en el cine.

En ese sentido, fue muy bien aprovechado este proyecto para fomentar tanto el respeto por las culturas africanas, como la denuncia de las personas que crecen en los barrios y carecen de apoyo por parte de los gobiernos y también el importante papel de la mujer en cualquier cultura, como guerreras, protectoras y estrategas.

En general, el concepto fue muy bien adaptado y se respetó casi en su totalidad la historia de uno de los miembros de los Avengers. Además de ser la primera de entre tantas fases en no abusar de la comedia y por el contrario, empleó de manera magistral todos los recursos tecnológicos disponibles en la actualidad.

@MrVictorHdz

También recomendamos: Convivir entre mexicanos | Columna de Víctor Hernández

Nota Anterior

#LosChillones | Senadores piden a INE permitir debates en intercampañas

Siguiente Nota

Estimado Alberto | Columna de Arturo Mena “Nefrox”