Estado

Gerardo Niño, oculto tras “confesión” de Edgar Daniel Esqueda

 – El mando de la policía de San Luis Potosí no será retirado formalmente de su cargo hasta no constar en la PGR o PGJE.

 

 

El director operativo de la Policía Estatal, Gerardo Niño Rodríguez se encuentra suspendido de sus funciones en dicho cargo luego de que su nombre fuera mencionado en la supuesta confesión del reportero Edgar Daniel Esqueda Castro, hecha pública a mitad de esta semana en un video grabado, presuntamente, horas antes de su ejecución.


Según la información trascendida, si bien Niño Rodríguez no ha sido destituido como director operativo de la Policía Estatal, sí se encuentra por ahora realizando trabajo de oficina pues la declaración, señalada por expertos como obtenida bajo tortura, lo ha puesto en riesgo de ser blanco de un ataque por parte del grupo con el que se le relacionó u otros agentes relacionados.


El mando de la policía de San Luis Potosí no será retirado formalmente de su cargo hasta no constar en la Procuraduría General de la República o en la Procuraduría General de Justicia del Estado, una denuncia contra él y por tanto un proceso legal por el que debería separarse del cargo para responder.


La Procuraduría General de la República envió a San Luis Potosí una delegación de elementos que se encargan de llevar a cabo la investigación correspondiente por el secuestro, presunta tortura y ejecución de Edgar Daniel Esqueda Castro la semana pasada.


Sería dicha dependencia quien determine si todos los mencionados en el interrogatorio a Esqueda Castro, serán citados a declarar y si serán interpuestas denuncias y por lo tanto expedidas las correspondientes órdenes de aprehensión.


Al respecto del material, periodistas de la Revista Proceso y Article 19, comentaron que la veracidad de las declaraciones del reportero está seriamente comprometida por provenir de un proceso de tortura.


«En esas condiciones pudieron hacerlo decir lo que fuera. Este video podría tratarse de cualquier cosa. No olvidemos en qué contexto se pone a circular el material», fue la respuesta de Verónica Espinosa, corresponsal del semanario Proceso.


Por su parte, Eric Monterroso, quien forma parte del área de Protección y Defensa de Artículo 19, dijo a La Orquesta que “la filtración de esta información es una ilegalidad, que en situaciones parecidas hemos visto provienen de las propias autoridades, con la intención de criminalizar el trabajo periodístico”.

Nota Anterior

Profesor de la UVM insulta a estudiante por ser católico

Siguiente Nota

Militar pierde control de vehículo y se impacta en la México-Querétaro