DeportesPrincipales

En el futbol no hay tiempo: nuevo DT del Atlético de San Luis

José Francisco Molina presentado con el equipo potosino y está consciente de la necesidad de ascender cuanto antes

Por: Carlos López Medrano


En el futbol no hay tiempo, dijo José Francisco Molina, durante su presentación como nuevo director técnico del Atlético de San Luis. Lo acompañaba la plana mayor del proyecto encabezado por Alberto Marrero, quien junto al director deportivo Luis Torres Septién agradeció la gestión que Chava Reyes Jr. hizo la temporada pasada aunque, se reconoció, había que reformular el modelo del conjunto.


Pero, como dijo el recién llegado: no hay tiempo. El Atlético de San Luis está urgido por ascender. Lo mismo que su afición y quienes desde Madrid tienen los ojos puestos en nuestra entidad. No es casual que para apuntalar al club hayan mandado a Molina, un trotamundos acostumbrado a los resultados y adaptaciones rápidas. Como hizo en Hong Kong con el Kitchee SC, donde lo ganó todo (un triplete exprés: Campeonato de Liga, FA Cup y Copa de la Liga) y en su último trabajo, el de dirigir al Atlético de Kolkata con el que conquistó la Superliga de la India en su primera temporada.


José Francisco Molina fue claro, pragmático y sincero. Es consciente del objetivo que ha puesto la afición: ascender cuanto antes. Quizás por ello firmó un contrato solo por el siguiente torneo, el de Clausura 2018. Dijo no conocer a fondo el futbol mexicano, pero sabe que la afición de San Luis es magnífica, además de que ha visto ya todos los partidos del Atlético en la temporada pasada.


La voluntad, según sus propias palabras, es hacer disfrutar a la afición, que toda la familia del Atlético se sienta orgullosa de pertenecer al equipo. Confía en el club y en los aficionados. “No me asusta el reto de estar aquí”, recalcó. Se trata, dijo, de ascender en más corto que largo plazo.

Hace unos días, en entrevista a Radio Marca, Molina declaró: “Vamos a trabajar y a aportar nuestro granito de arena. Queremos que el equipo crezca, el objetivo a corto plazo es ascender a la Liga MX“. Lo que es más, tuvo palabras en referencia a su paisano Paco Jémez: “La ilusión es poder enfrentarme con él en Primera división (…). La idea será apoyar a los jugadores, a la gente del club, entre todos conseguir buen juego y victorias para poder estar en la pelea por el ascenso”.


El Atlético de San Luis trabaja en la posibilidad de hacer nuevos fichajes. Pero el director técnico, recién llegado, aún no tiene nada definido. Cualquier pieza que llegue debe superar a las que ya están.


Cuestionado sobre su poca relación con la liga mexicana y su llegada desde ligas exóticas, en ascenso, pero aún menores, Molina no se arrugó: “El futbol es igual en todos lados”. A continuación dio la clave de su método. Hacer que el equipo sea un equipo de verdad. Que toda la plantilla se involucre hasta el último detalle y estén dispuestos a cualquier sacrificio con tal de conseguir la victoria. Compromiso y jugar juntos. Ser unidad. Dejarse el alma. Que todo el mundo esté dispuesto a ayudar.


El nuevo entrenador del Atlético de San Luis tendrá apenas unas semanas para prepararse con miras a los primeros juegos oficiales. Parece sentirse estimulado por ello, más que preocuparse. A fin de cuentas, admitió, “los jugadores son lo más importante del futbol”. Con ellos se enfocará en ganar, ganar desde el primer partido.


En la actitud de Molina hay algo especial. Se nota en su semblante y en la claridad de sus palabras. No es complaciente, más bien es calculador y realista. Pero también se pone expectativas altas y manifiesta su intención de darlo todo. Se trata de una mente que ha ofrecido resultados a corto plazo. Alguien que tanto en lo personal como en lo profesional ha enfrentado la adversidad sin complejos.


Entre 2001 y 2002 tuvo que enfrentar la batalla contra el cáncer y a pesar de ser portero su debut con la selección española fue como extremo izquierdo en un amistoso contra Noruega. Se trató de uno de esos simples giros del destino. Aquella vez incluso estuvo cerca de anotar un golazo. (“Si llega a marcar el gol le sacamos a hombros del campo”, declaró Fernando Hierro).  Molina es valiente y gusta de ir a donde hay retos. Parece ser el revulsivo que el Atlético de San Luis necesita.


“Tenemos que espabilar”, sentenció José Francisco Molina. Sabe que no hay tiempo. Que la ilusión y la presión ya están ahí. Lo que importa es estar a la altura, dijo. Y así es como lo enfrentará.

 

También lee: En el futbol no hay tiempo: José Francisco Molina

Nota Anterior

El vergonzoso 2º lugar en violaciones de SLP

Siguiente Nota

Diluir luchas, cooptando movimientos | Columna de Paúl Ibarra Collazo