#4 TiemposColumna de NefroxDeportes

Futbol ficticio | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando

Justo hoy, 29 de septiembre de 2017, regresa a las pantallas de la tan venerada y criticada plataforma de Netflix, la serie de Club de Cuervos, una extraña mezcla de realidad, ficción, deporte, traición y tradición creada en torno al glorioso futbol.

Club de Cuervos (por si alguien aún no se ha animado a verla) es una serie cuyo mero pretexto es el futbol. La historia cuenta la vida de los herederos de la gran fortuna de Salvador Iglesias, un hombre de negocios cuyo “corona del imperio” está en un equipo de futbol llamado Los Cuervos de Nuevo Toledo. En la historia, el club es el más grande capital, no solo de la familia, sino también del estado en donde radica. La trama principal trata acerca de la envidia, las peleas, las traiciones y las aventuras de dos de los hijos de Don Salvador: su hija mayor Isabel y su hermano Salvador (Chava).

Como digo antes, el futbol es un mero pretexto para vestir la trama, sin embargo, es el futbol el catalizador de una gran historia.

Gary Alazraki es en parte la mente creadora de esta serie, la primera que Netflix apoyó produciendo para el público latinoamericano en idioma español. El hijo millennial y mirrey del imperio publicitario Alazraki, no se ahorró esfuerzo para poder concretar una idea que en este momento cuenta ya con tres temporadas.

En entrevistas, Gary ha contado que la historia de Club de Cuervos pasó desde la idea de una televisora, hasta terminar en la interesante vida del futbol, y es que si bien el deporte cancha tiene poca aparición en la pantalla, todo lo que se mueve en torno del futbol como negocio, resultó muy atractivo para crear conflictos.

Es un buen momento para hacer reflexión sobre los equipos o jugadores ficticios que han podido quedar en la memoria de los que amamos este deporte. No podemos olvidar al Atlético San Pancho que nos emocionó jugando una final en el estadio Azteca, o al Niupi que pudo derrotar al San Francis, al Franco-Canadiense, al Anglosajón o al Colegio Alemán. Tampoco nos olvidemos de los futbolistas que firmaron en equipos reales, pero que nunca existieron como Santiago Muñez jugando para el Newcastle United y el Real Madrid en las películas de GOL, o en últimas fechas Alex Hunter en la Liga Premier dentro de FIFA 17 y 18.

Hoy los famosos Cuervos de Nuevo Toledo vuelven a saltar a la cancha de las pantallas, Netflix sigue apoyando la producción y cada vez nuevos fieles aficionados descubren las maravillas de este extraño club.

@NEFROX 

También recomendamos: Centralismo Futbol Club | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Nota Anterior

Ya casi acaban los informes

Siguiente Nota

Un informe en cada hijo te dio | Columna de Óscar Esquivel