#4 TiemposTercera Llamada

El Frente y sus Ricardos | Columna de Jorge Saldaña

Tercera llamada

De aquí al 26 o 27 de diciembre habrá mucha tela electoral de dónde cortar, lo malo es que pocos saben usar las tijeras.

Dos personajes por el momento llevan mano en cuanto a la versión local de la coalición México al Frente, Chiquis Fernández, dirigente del PRD en San Luis y Xavier Azuara Zúñiga, presidente del PAN estatal.

Pero lo que son las cosas, ambos tienen en sus manos el futuro de sus partidos y por lo tanto hasta del estado, y ambos dependen de la decisión que tome un Ricardo. (Uno Anaya y otro Gallardo)

Si bien el Ricardo del PAN (Anaya) ya tomó la decisión y dejó en claro en el acuerdo nacional que irán en coalición al Senado y a las diputaciones federales, el segundo Ricardo (Gallardo) será el que decida si la fórmula se repite en los ayuntamientos y las diputaciones locales.

Es un todo o nada que parece pragmático y útil a simple vista, pero que de fondo tiene muchas implicaciones con consecuencias en corto y largo plazo.

La aritmética no miente, de ir juntos y si tomamos en cuenta los resultados históricos en cada municipio, la coalición PRD-PAN prácticamente barrería con el PRI en casi todo el estado, ganando por lo menos 45 ayuntamientos.

Lo mismo con las diputaciones locales, que de darse su coalición ganaría sin muchos problemas al menos 11 curules, contando ya las plurinominales.

¿Qué le piensan entonces? Con un escenario así, darían buenas cuentas al candidato Anaya con una votación histórica en San Luis Potosí para México al Frente y además, pero más importante, el gallardismo prácticamente tendría un pie en el Palacio de Gobierno para el 2021.

Bueno, Culto Público, todo se oye maravilloso siempre y cuando gane Ricardo Anaya, pero ¿Qué tal que gana Meade?, esta coalición local sería vista como una traición y una afrenta al sistema, asunto muy peligroso, sobre todo durante la campaña.

No podemos dejar de ver que, finalmente el PRI ha echado mano de la estructura gallardista para sus fines electorales y le ha dado resultados (no todas las veces lo pide por la buena, eso también hay que decirlo) pero por lo demás pregunten a Juan Manuel Carreras en 2015, por ejemplo.

La otra cara de la moneda es que en San Luis no se repita la fórmula, y que cada partido jale por su lado, cada quien haga su lucha en los ayuntamientos y cabeceras municipales y esperen los resultados.

Este escenario abre las puertas a que el PRI en el estado no resulte –digamos- taaan dañado, porque podría recoger los frutos de su voto duro, manteniendo el número de municipios que gobierna y peleando por acceder a los mismos espacios legislativos que hoy ocupa, es decir, salir tablas.

El PRD tampoco perdería nada, es decir, no puede el PAN en la negociación “dejarle” la capital, Soledad y los distritos que ya tienen los del Sol Azteca como si fueran una concesión, sencillamente porque no lo es, y por el contrario, yendo solo, el PRD podría tener posibilidades de ganar aún más distritos y ayuntamientos de los que ya tiene, si bien no los 45, pero más de los que ya tiene.

Eso si, mantendría de “rival” con facha de enemigo al PAN otros tres años y por más espacios que ganen, la gubernatura del 21 no sería empresa sencilla.

¿Jugársela con el PRI-Meade y cumplir acuerdos? O ¿Apostarle Anaya y ganar espacio y fuerza? Esa es la cuestión.

Por otro lado, en el acuerdo de ir juntos, el PAN tendría que buscar un muy buen argumento para convencer a sus simpatizantes, a quienes tanto les han envenenado la cabeza en contra de los gobiernos metropolitanos, para salir con la de “fíjese que siempre no” y pedir su voto para candidatos de sus otrora enemigos. Eso en el PAN es imperdonable y Xavier Azuara resultaría un traidor y por lo menos un convenenciero. Al viejo PAN, que lo puso ahí, no le gusta eso, pero no tendrían de otra pues en su momento le jugaron las contras a Anaya sin calcular que hoy es uno de los Ricardos de los que depende su porvenir.

Ya veremos, para el registro de la coalición la fecha límite es el 3 de enero, por lo tanto y por muy cardiaco que quieran hacer el anuncio, sabremos de las decisiones tomadas a más tardar para antes del Día de los Inocentes.

Decisiones en manos de dos Ricardos.

¿Quiere nombres Culto Público?

Tome sus reservas porque todavía están en el “estira y afloja” de las negociaciones, sobre todo por el tema de género, pero de las tres diputaciones federales que corresponden al PRD para poner candidato, dos son para mujeres y una para hombre, esa sería casi seguro usada por Ricardo Gallardo Cardona, para las otras dos se barajean los nombres de Guadalupe Almaguer, Patricia Véliz y la legisladora local Dulcelina Sánchez de Lira, aunque una candidata ciudadana también es una posibilidad. Por el PAN, de las tres que le tocan, dos serían para candidatos hombres, y una para mujer. Ahí ya se apuntan Alejandro Lozano “Boris”, Héctor Mendizabal, Juan Pablo Escobar y en una de esas hasta el propio Xavier Azuara, siempre y cuando el PRD les deje el V distrito federal para contender con un blanquiazul, de otra forma, ninguno de los mencionados tendría posibilidad y los candidatos se tendrían que escoger de la militancia de Matehuala, Rioverde y Tamazunchale.

En cuanto al Senado, por el convenio firmado a nivel nacional, prácticamente cualquier mujer u hombre (si es que cambia el acuerdo de género) que ponga el PRD se estaría convirtiendo en automático en senador, pues no hay que olvidar que van en coalición y cada voto contaría para las dos fórmulas, una casi seguro encabezada por Marcelo de los Santos y la otra por quien decida el Sol Azteca.

Pero ojo, y como si fuera repechaje, si el PRD decide “transferir” votos al PRI con su casi seguro candidato Enrique Galindo, que de quedar en primer lugar, el PRD de todos modos entra y los que se quedarían nada más mirando serían los del PAN.

Para las candidaturas a diputados locales al PRD le faltan mujeres y al PAN le sobran de ambos géneros. De Movimiento Ciudadano mejor ni hablemos, lo que le caiga es bueno.

BEMOLES

Hoy regresará a su curul J. Guadalupe Torres Sánchez. Ayer presentó la solicitud de retorno a la Oficialía Mayor y este día se concretará su retorno al cargo que protestó por tres años. El proceso de investigación continúa como con el resto de los diputados involucrados en el video de la llamada “ecuación”, pero sin nada que temer, sin fuero y con sus declaraciones vertidas a la autoridad, el diputado recuperará su curul y enfrentará lo que venga, y él sabe que no será nada fácil.

@jfsh007 

También recomendamos: Carnita asada electoral | Columna de Jorge Saldaña

Nota Anterior

#PRIvilegiados | Por estos jóvenes el PRI de SLP secuestró un programa de becas en EUA

Siguiente Nota

Aquismón’s mayor said that security is at 100