CiudadDestacadas

Fac. de Derecho en la UASLP tiene “una longeva tradición misógina”: activista

La activista Fátima Alvizo aseguró que el personal que labora en la Facultad de Derecho debe capacitarse en temas de perspectiva de género

Por: Xochiquetzal Rangel

La tarde de ayer, profesores y directivos de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), pidieron al Frente Estudiantil de Mujeres que retiraran una mampara que colocaron dentro de la institución a fin de que las alumnas acosadas por estudiantes y profesores de la institución pusieran su testimonio.

De acuerdo con la información proporcionada a La Orquesta por una de las integrantes del Frente, un grupo de trabajadores de la universidad las invitaron a quitar la mampara de forma intimidante, “pues llegaron todos los miembros del Consejo Técnico de la Facultad a decirme individualmente, cuando somos un grupo, no fui yo sola, que había otras maneras de hacer la denuncia (…) otra forma de intimidación,  fue la del profesor que me amenazó con denunciarme porque su nombre se encontraba en la mampara”, explicó.

Al respecto, Fátima Alvizo, abogada y activista egresada de la Facultad de Derecho, indicó que la forma en la que se manifestó el Frente tiene que ver con un cansancio y hartazgo debido a que ningún caso de acoso en la universidad ha tenido como respuesta la salida de algún profesor.

Explicó que en la Facultad de Derecho este tipo de comportamientos han sido comunes desde hace mucho tiempo, ya que hay ” una longeva tradición misógina, o sea hay una institucionalización de la perspectiva misógina dentro de la universidad, en particular de la Facultad, hace mucho tiempo que no tiene una modernización de sus planes curriculares”.

Agregó que las y los profesores que están incorporados en la plantilla de la universidad deben someterse al Plan Institucional de Desarrollo 2013-2023 el cuál, explicó, la Autónoma de San Luis coloca a la perspectiva de género como un elemento fundamental para garantizar la igualdad de oportunidades, equidad y tolerancia dentro de las universidades, por lo que, ” la postura que debería de tener la Autónoma a través de cualquiera de sus instituciones, desde profesorado, administrativos o directivos, tendría que ser de solución a estos casos de acoso”.

Indicó que para resolver la problemática presentada las autoridades escolares deberían escuchar a las mujeres denunciantes, hacer una nueva consulta para el protocolo de acoso y hostigamiento, ya que no coloca al centro la dignidad humana y tampoco tiene perspectiva de género; así como sanciones claras y ejemplares para los profesores y administrativos que incurran en las prácticas y no seguir con las sanciones a medias, “lo único que hacen las medidas a medias de la autónoma es darle más víctimas a los depredadores que están insertos en sus aulas”.

Además, consideró que deben incluir políticas de prevención, darle más capacidades al Observatorio Universitario de Equidad de Género, construir indicadores de seguimiento para el Plan Institucional de Desarrollo y conseguir paridad en el ámbito docente de las Facultades, según declaró.

Respecto a la burla que lanzó en redes sociales el consejero estudiantil de la facultad, indicó que las consejeras, los consejeros y las presidencias dentro de las facultades son instituciones de buena voluntad, que en realidad no están implicados por completo, por lo que las sanciones en casos de este tipo de comportamientos no están normadas.

“Yo le recomiendo al consejero que recuerde que no fue electo solo por hombres, sino también por mujeres alumnas que merecen que él como representante de la comunidad estudiantil dé la cara cuando los profesores y los administrativos están incurriendo contra mujeres que votaron por el Plan que él desarrolló. Me parece lamentable la forma en la que manifiesta su liderazgo burlándose de las compañeras que denuncian, incluso pensando en que será un futuro abogado, hablar de casos que atañen a la mayoría, hablan alrededor de la garantía de derechos humanos de las personas creo que no solo denota una falta de profesionalismo sino también la carencia absoluta como persona,” mencionó.

Finalmente, Fátima Alvizo consideró que debería haber una sanción moral por el alumnado, ya que dijo las y los alumnos deben exigir el profesionalismo y ética de los que los representan.

Recomendamos leer también:

Profesor fue discriminado en Veracruz por ser gay y tener tatuajes

Nota Anterior

Fue a jugar a casa de una amiga en Cerritos y un sujeto abusó de ella

Siguiente Nota

La historia de cómo los bajaron... de la liguilla | Columna de Arturo Mena “Nefrox"