Tercera Llamada

El extraño retorno | Columna de Jorge Saldaña

Tercera llamada

Un pisa y corre. Un “dijo mi mamá que siempre no”. Un mete y saca. Un pin pon papas saca la mano y escapa. Un pasito para adelante y pasito para atrás. Cualquiera de estas expresiones podría describir el aún inexplicado movimiento que vía oficio ejecutó ayer el nuevamente diputado con licencia, Enrique Flores Flores.

Un acto así, en el que un día pide reincorporarse a su curul y al día siguiente se retracta, se presta a todas las especulaciones e interpretaciones posibles, más aún cuando no existe una declaración del polémico legislador que explique su cambio de parecer. ¿Qué se negoció? ¿Quién lo convenció de entrar y quién de salir? ¿Cuál fue la moneda de cambio?

En principio, su retorno se leyó como una afrenta al gobernador (que a su salida dicen que hasta le mandó mensajes de ánimo) y a la sociedad, que todavía no olvida aquel video entre el multimencionado y Crispín Ordaz.

desafuero de Flores

Entre la confusión, los actos de la Procuraduría son los únicos que dan pistas más o menos creíbles de lo que pudo haber ocurrido, pues aunque no hayan cristalizado en los hechos la solicitud de procedencia en contra de Flores Flores, la velocidad de su reacción deja entrever un auténtico interés en entregar como ofrenda a una sociedad dolida por la corrupción la imagen de un diputado encarcelado.

Vale la pena recordar que la figura del fuero, aunque sea por unos días, en lo que entra en vigor su eliminación, alcanzaría a proteger a Enrique Alejandro de cualquier orden de presentación o incluso aprehensión, pero no es así si está de licencia o se dejan pasar los días para que la eliminación del fuero esté publicada en el Periódico Oficial del Estado.

¿Flores cambió su curul por su libertad? En los hechos parece ilógico pues diputado o no, si de verdad lo quieren aprehender bastaría con esperar unos días para “echarle el guante”. No obstante, y puede ser que ahí esté el detalle, el infierno que ya se demostró puede desatar un acto de Enrique Flores en materia de opinión pública contra las instituciones, pudo ablandar el corazón de sus ahora persecutores y a cambio de un “pa’ tras los fielders” se pudo entregar un “aquí no pasó nada”. ¿Será?

 

Bemoles

¿Tirar el arpa?

En un momento de vulnerabilidad, quien esto escribe publicó en las redes sociales la intención de tirar el arpa, es decir, vender LaOrquesta.MX. Estando de moda los arrepentimientos hoy me echo para atrás de tal expresión. No permitiré que los intentos de intimidación por parte de la Policía Ministerial del Estado tengan éxito. Agradezco desde este espacio el apoyo de amigos y familiares para mantenerme de pie y a las autoridades que me mostraron su apoyo. Igualmente a los empresarios que de inmediato expresaron su interés en la transacción, a ellos les hago saber mi decisión de retirar la oferta. La Orquesta continuará tanto en digital como en impreso y el episodio se quedará en el anecdotario. #ContinuamosDesdeArriba
Carroñeros

Mientras circulaba la versión de la venta de este medio, hubo un retardo en los suministros de nuestro medio impreso y dejamos de imprimir tres números. La sincronía de estos actos generó la oportunidad perfecta para que las malas lenguas iniciaran una campaña de desinformación en redes y whatsapp. Qué pena por ellos porque estamos más vivos que nunca. #Hambreados

Emmanuel Alejandro Martínez Jiménez

Otra de panistas

Hace unos días vieron en la Procuraduría a los conocidos panistas Emmanuel Alejandro Martínez Jiménez y Claudia Alejandra Murillo Rodríguez (su cómplice en las movidas). Ambos personajes están enfrentando una denuncia por actos muy vergonzosos. La parejita salió muy abusada para hacer negocios a costa de lo indecible y encima hasta se portaron prepotentes y altaneros haciendo gala de sus presuntas influencias. Ya le estaremos dando más detalles. #NoTeAcabesPAN

 

Tóóóóóómaaalaaaa

El delegado del programa Prospera, Hiram Ventura, se cayó del cielo hasta el infierno. Aunque se le recuerda a la diestra del gobernador Carreras en el evento de la toma de protesta, algo debió haber hecho Hiram para que el jefe del ejecutivo le diera tremenda desconocida y en público. Y es que al final de la asamblea del PRI que se realizó en el hotel María Dolores, Ventura apenas se acercaba con todo su séquito a saludar a Juan Manuel Carreras cuando éste le espetó en voz alta “a ver si ya te dejas de tus pendejadas, Hiram… ya” El otro se quedó frío y se regresó con la colita entre las patas. #Chale #LasVueltasQueDaLaVida

jfsh007@gmail.com

Previous post

La homosexualidad: una alternativa en esa maraña llamada sexualidad | Columna de Jeús Paul Ibarra

Next post

#YaNoQuieroNada | El desregreso de Enrique Flores