Estado

Exalcalde de Salinas usa documentos de una mujer para pedir dinero al Congreso

Aunque ese concepto fue eliminado hace un año, sigue aplicándose; Teódulo Contreras, exedil, pidió dinero para construcción y, en total, el Legislativo gastó 716 mil pesos solo en julio

Por Roberto Rocha

En agosto del año pasado, el Congreso del Estado votó a favor de eliminar el concepto de apoyos legislativos de sus percepciones, mismos que sumaron a los sueldos de los diputados, para que cada uno de decidiera cómo aplicar dichos recursos directamente de sus salarios.

Pese a esa votación, los apoyos siguen apareciendo en la lista de cheques emitidos por el Poder Legislativo del Estado. Durante el mes de julio, el último registrado en el portal de transparencia del Congreso, los pagos que el órgano parlamentario realizó por concepto de apoyos sumó 716 mil 796 pesos con 51 centavos.

Destaca el caso particular de un apoyo recibido por Teódulo Contreras Martínez, por 10 mil pesos con 48 centavos, “para la compra de material de construcción para mantenimiento de vivienda, por acuerdo de la Junta de Coordinación Política”.

Teódulo Contreras Martínez es un expresidente municipal de Salinas de Hidalgo, funcionario partidista y militante del Partido Acción Nacional y posible aspirante para la alcaldía de aquel municipio, que por sus condiciones económicas, no tendría que pedir apoyo para la compra de materiales.

En este caso específico, Contreras Martínez no recibió el apoyo a su nombre, sino que utilizó el de una de las empleadas de la empresa materialista a la que compró los insumos necesarios para la construcción, con cargo al Poder Legislativo de San Luis Potosí, es decir, pagado con impuestos de todos los potosinos.

La empleada de la empresa no tenía conocimiento de que su nombre sería utilizado para comprobar la recepción de cheques del Congreso del Estado.

La recepción de recursos públicos por parte de Teódulo Contreras Martínez, a un año de las elecciones, podría tratarse de desvío para campañas electorales, con dinero que proviene directamente desde el Congreso del Estado.

El registro nacional de militantes del PAN marca a Contreras Martínez como militante de ese partido desde el 29 de julio de 2002. Fue presidente municipal de Salinas de Hidalgo en el periodo 2007-2009.

Pero el caso de Contreras Martínez no es el único de un militante partidista beneficiado por cheques en el Congreso del Estado.

La exregidora por el PRI y el Partido Verde Ecologista por el municipio de San Luis Potosí en el periodo 2012-2015, Yadira Salas Niño, recibe cada mes, desde marzo de 2016, una suma que ronda entre los 3 mil 16 y los 5 mil 529 pesos con 33 centavos, por concepto de “recolección de residuos”. En total, Salas Niño ha recibido del Congreso del Estado en 17 meses 56 mil 801 pesos con 33 centavos por ese concepto.

Si bien Salas Niño está registrada ante Segam en el padrón de empresas de manejo de residuos industriales no peligrosos, con el número de registro ambiental SEGAM-RI-EMRT-0051/10.16 para recolección y transporte de papel, plástico, cartón, chatarra, madera, vidrio y electrónicos, también se mantiene como militante del Partido Revolucionario Institucional desde el 13 de marzo de 2008. Además, fue candidata a diputada suplente por el PRI, en alianza con el Partido Verde en las elecciones de 2015. La candidata titular era Beatriz Eugenia Benavente Rodríguez, por el VII distrito local, con sede en la capital del estado.

¿En qué se van 716 mil pesos?

En total, 30 cheques fueron pagados por el Congreso del Estado durante julio por concepto de apoyos.

403 mil 240 pesos con 52 centavos son por apoyos de tipo personal, como a construcciones, como el cobrado por Teódulo Contreras Martínez; de despensas, de material didáctico y pago de inscripciones universitarias.

El diputado panista Héctor Mendizábal Pérez recibió 30 mil 540 pesos por concepto de “curso de gobernanza, gestión y comunicación política, por acuerdo de la Junta de Coordinación política”. Otro panista, Jorge Luis Díaz Salinas, cobró 72 mil 300 pesos por “apoyo” a ese mismo curso.

El Congreso además pagó en julio apoyos deportivos, en específico 37 mil 999 pesos con 99 centavos para la renta de un autobús para el traslado a Veracruz de un equipo de futbol americano femenil; así como 38 mil 106 pesos en tres cheques, pagados a María del Socorro Páez García, para comprar uniformes de equipos de futbol.

Los cheques del Congreso durante julio también pagaron 32 mil 550 pesos por apoyo a gasolina para funcionarios, 38 mil pesos en apoyo al Hogar de Protección Juvenil AC; 15 mil pesos a Servicios Sociales de la Huasteca, otros 15 mil a la Cruz Roja Mexicana y 34 mil 60 pesos para la Escuela Secundaria Técnica 37 de Tamazunchale.

También recomendamos: Lo que Flores no se llevó III | Informes 2017: Diputados más caros… y más mentirosos

Nota Anterior

La salud sexual, su importancia en el bienestar humano | Columna de Paul Ibarra Collazo

Siguiente Nota

Este es el clima de hoy 06 de septiembre para SLP