#4 TiemposColumna de NefroxDeportes

Estimado Alberto | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando



¿Cómo te va apreciable Alberto? Espero que te encuentres bien. Hoy me atrevo a escribirte esta carta abierta, con toda la intención de que me leas.

Ya hace meses que llegaste a México, y también que vives en San Luis Potosí, una tierra que ama el futbol y que la historia ha maltratado con el mismo.

Supongo que está de más contarte la historia de nuestros equipos, de las glorias pasadas, de cómo llegamos a tener dos equipos en primera división y que aprendimos que no vale la pena soñar tan solo por un campeonato; que nos salvamos de último minuto y que jugamos Copa Libertadores. Estoy seguro que todo eso ya lo sabes, lo conoces, lo has leído y te lo han contado. Si es que me equivoco, cuando quieras nos tomamos un café. Pero bien, ya no le daré más vueltas y te contaré de lo que quiero hablarte hoy:

Alberto, tú eres el presidente de algo muy especial, eres el presidente de la pasión de muchos potosinos y potosinas, niños, niñas, hombres y mujeres que viven su vida con un ojo en el trabajo y el otro revisando la tabla de posiciones para ver nuestra suerte en el futbol. Llegaste a una ciudad a la que le encanta el futbol, que se vive en el llano, en el parque, en el Lastras, donde sea, pero se vive el futbol.

Somos una de las aficiones más exigentes del país, que no se conforman con cualquiera: somos capaces de abuchear, pitar e insultar a cualquier jugador, directivo o técnico que no se parta el alma por el balón. Hemos sufrido y sabemos hacer sufrir, hemos tocado el cielo y sabemos probar la tierra en las derrotas; ya casi nada nos asusta ni sorprende. Exigimos jugada a jugada y no queremos ser resultadistas.

Alberto: esto es San Luis. Va mucho más allá del futbol: es pasión, es amor, es años de tradición y hoy te toca a ti levantar la mano para continuar con el camino.
Sé muy bien que no se tomó en cuenta la mejor forma para hablar con la afición, sé muy bien que se respondía a intereses más grandes que la tribuna ¡y vaya!, lo entiendo; sé cómo es el futbol moderno y entiendo que esto es un negocio que tiene que rendir frutos. Pero vamos por partes, tú lo viste: partido a partido la gente dejaba las tribunas, partido a partido el ambiente se enrarecía contra el cuerpo técnico, directivos y jugadores, cada gol en contra, cada mala jugada… todo se ponía peor.

La respuesta es muy fácil: nosotros sabemos sufrir. Ya vivimos descensos, malos técnicos y directivos de pena; todo eso nos hizo aprender a exigir, a querer que las cosas sean mejores, a buscar en la cancha lo que otros nos quitaron en el escritorio. Somos gente de tradición, de conocimiento y una tribuna difícil.

Hoy te toca mover los hilos de algo que muchos amamos, te toca estar al frente del futbol potosino, de una empresa que desde España nos ha vuelto a dar un lugar en la liga de ascenso. Debes sentirte orgulloso, debes sentirte lleno de ganas y optimismo para cumplir tu misión de la mejor manera para el Atlético de Madrid. Pero Alberto, por favor, no olvides voltear a San Luis, a esta tierra en donde hoy vives, donde hoy respiras, donde hoy trabajas; este lugar que tantas cosas ha pasado y que tanto queda por contar.

En fin, solo me queda decir y pedir de la manera más atenta: nunca más desgastes la paciencia potosina. Sabemos de futbol y queremos lo mejor. Nunca más pongas en juego el amor por el balón, los gritos de odio al equipo, que no pase por ti la lejanía de la afición, nunca más volvamos a ver al peor equipo en la historia del futbol potosino, nunca más otro Molina.

Recuerda que tú eres el presidente del equipo de San Luis, recuerda que se puede hablar desde arriba, pero que abajo, abajo estamos todos los que de verdad queremos ver tus resultados.

@NEFROX

También recomendamos: Los más odiados del futbol potosino | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Nota Anterior

Gracias MCU por Black Panther | Columna de Víctor Hernández

Siguiente Nota

La seriedad me da risa | Columna de Óscar Esquivel