Ciudad

#Especial | De Venezuela a San Luis Potosí

Los venezolanos avecindados como potosinos dan una bofetada a los planteamientos de Nicolás Maduro

Por Luis Moreno Flores

El domingo 16 de julio del 2017, cerca de las nueve de la mañana hora de México, en el Facebook de Henrique Capriles apareció un video en el que, desde su arresto domiciliario, invitaba a los venezolanos del mundo a votar en la consulta simbólica convocada por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) para oponerse a las intenciones del presidente Nicolás Maduro de convocar en 30 días a una Asamblea Constituyente que modificará la constitución de Venezuela, a tres mil 800 kilómetros de ahí, en el primer piso de un miniedificio de locales comerciales, en la capital de San Luis Potosí, un grupo de venezolanos recopilaban las opiniones de sus compatriotas arraigados en una ciudad mediana del centro de México.

La consulta se realizó en 559 ciudades de 101 países alrededor de todo el mundo, en México tuvo lugar en 33 ciudades. Para San Luis Potosí el Punto Soberano (como fueron llamados estos centros), recibió las opiniones de 181 ciudadanos y fue atendido por varios venezolanos, algunos exiliados por cuenta propia, encabezados por José Manuel Martins Díaz, con quien La Orquesta pudo conversar.

Los requisitos de la consulta fueron los mismos en todos los puntos: ser ciudadanos venezolano mayor de 18 años y acreditar la nacionalidad mediante la cédula de identidad o el pasaporte. La boleta planteaba tres interrogantes vinculadas con las acciones anunciadas por Maduro en fechas recientes, las cuales abren la posibilidad de ampliar, aún más, la influencia del régimen chavista:  

1.¿Rechaza y desconoce la realización de una constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo de Venezuela?

2.¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional?

3.¿Aprueba que se proceda a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes, así como a la conformación de un Gobierno de Unión Nacional para restituir el orden constitucional?

La Orquesta: ¿Por qué abrir un punto en San Luis? ¿Hay muchos venezolanos?

José Manuel Martins Díaz: Hay venezolanos en todo el mundo, hasta en las ciudades más pequeñas, la idea fue que nadie se quedara sin opinar.

A todos nos duele nuestro país, nos duele lo que está pasando. Todos tenemos que opinar y es difícil trasladarse hasta una capital, por eso intentamos tener en la mayor cantidad de ciudades un Punto Soberano. Vinieron personas desde sitios como Zacatecas, en donde no pudieron instalarse.

LO: ¿Qué se hará con los resultados de esta consulta?

JMMD: Queremos tener un documento que diga “somos tantas personas que no estamos de acuerdo con lo que está pasando en el país”, se va a presentar al gobierno para decirle “no estamos de acuerdo con que juegue con la Constitución, que es documento que ampara a la sociedad del país, no es de un presidente”. Se busca tener una prueba de lo que los venezolanos pensamos.

LO: ¿Qué importancia tiene un ejercicio como este?

JMMD: Pienso que todo país democrático debería consultarle todo al pueblo: desde construir una calle, poner una escuela o hacer una inversión en el extranjero. El pueblo debería opinar de todo lo que ocurre en el país.

LO: ¿A dónde avanza Venezuela?

JMMD: Estamos luchando porque nos den la oportunidad de volver a ser democráticos. Hace 18 años no hay unas elecciones transparentes, ni siquiera los colegios de profesionales, como el de abogados o de arquitectos, ha podido hacer elecciones de su propio presidente del colegio. Desde ahí te puedo decir que no hay democracia.

Los resultados

Las repercusiones están por verse, sin embargo, en sí misma la consulta es un ejemplo de organización, pues nunca antes los venezolanos de todo el planeta se habían congregado en torno al deseo de manifestar sus ideas.

Por la tarde del domingo, varios fueron los mensajes que Capriles colgó en sus redes sociales, con el propósito de arengar a más personas a salir a votar, además advertía que cualquier publicación de resultados era falsa, pues el conteo total aún no se realizaba, no obstante el eco local en San Luis fue unánime:

181 personas participaron, de ellas 180 rechazaron la realización de la Asamblea Constituyente, una anuló su respuesta; 179 pidió respetar la constitución de 1998 y respaldar las determinaciones de la Asamblea Nacional, dos personas anularon su respuesta a este cuestionamiento. Finalmente 178 solicitó que se realicen elecciones democráticas para renovar los poderes de Venezuela, dos no estuvieron de acuerdo y un ciudadano lo anuló.

El resultado es contundente y desde otras ciudades no solo mexicanas, llega el rumor de que hay homogeneidad en las posturas venezolanas, mas la consulta no tiene ningún tipo de valor oficial, pero en el marcador sentimental, la sociedad civil de una nación al sur de América le demostró al mundo que su voz, sin importar lo que diga, se tiene que escuchar.

También recomendamos: Oposición en Venezuela convoca a votar en plebiscito contra el presidente Maduro

Nota Anterior

Varsovia como pregunta | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Siguiente Nota

Personas con discapacidad tampoco fueron consultadas