#4 TiemposDestacadasTercera Llamada

Enfermos del corazón | Columna de Jorge Saldaña

Tercera llamada

 

Si el diagnóstico del Papa Francisco es correcto, nuestro alcalde capitalino está grave del corazón:

“…El egoísmo, la soberbia, el entrar al mundo de la corrupción, estas son enfermedades del corazón…”, expresó el líder de la iglesia católica a una multitud reunida en la Plaza de San Pedro el pasado 11 de febrero.

Como anillo al dedo le quedó el listado de síntomas papales al jefe de la comuna potosina, quien en apenas cuatro meses y días que lleva al frente de la ciudad, ha logrado acumular una larga lista de casos de soberbia y corrupción.

Por pura soberbia, por ejemplo, no hubo mayor explicación a temas como el explícito nepotismo entre los primos Portilla, la contratación de la cuñada del secretario general en Comunicación Social, o el tío del alcalde en el Interapas. Tampoco respecto a que el cuñado del oficial mayor sea el director de Deportes.

Mucho menos merecimos los potosinos explicación razonada sobre el incremento de 156 millones de pesos de la nómina municipal y la contratación de 400 personas extras en la administración.

De las 16 denuncias por falta de transparencia que tienen acumuladas en la Cegaip, tampoco se tuvo el valor de reconocerlas fehacientemente y usaron la salida siempre fácil del “golpeteo”.

Su sentido de superioridad los ha hecho desestimar sin argumentos, datos o fundamentos legales sus dislates.

¿Que si contrataron a una persona que cobraba por partida doble en municipio y gobierno?

—Pues no importa, lo sostenemos en la vocería del Interapas porque nos cae bien y es noble.

¿Que si el director de obras públicas está acusado de falsificación de documentos y por incumplimiento en contratos de construcción de infraestructura educativa?

—¡Bah!, nimiedades, y son cosas del pasado. Debe ser algún resentido (los presupuestos por ejemplo).

¿Que si la delegada del Interapas en Soledad está siendo investigada por presuntos actos de corrupción?

—No debe ser cierto, vamos a hacer una investigación de esas que duran la vida entera y pues la seguimos cobijando.

¿Que aumentaron la nómina?

—Era necesario porque, pobrecitos aviadores, los habían corrido en otras administraciones por inútiles.

¿Que si el sueldo del alcalde es el más alto de todo el estado?

—Claro ingratos, pues si a eso se dedica y ni modo de apretarse el cinturón.

¿Que se perdieron la mitad de los recursos para fortalecer la seguridad?

—Sí, caray, ese gobierno federal quién sabe cómo aplicó la fórmula… ni nosotros sabemos pero pues le vamos a echar ganas.

¿Que los acusaron de violencia política de género?

—Nombre, no hagan caso, una muchacha que es bien sentida que no aguanta ni unos gritos.

¿Que impusieron ley mordaza a los regidores de oposición?

—Claro, eran muy ruidosos y nos decían puras cosas bien horribles que no queremos escuchar. Mejor que nos pidan permiso para ver si autorizamos sus quejas o no porque la verdad no nos gustan.

¿Y el informe de los 100 días?

—Ay, qué flojera, fuimos a dos plazas así como a platicar pero como en la segunda se manifestaron en nuestra contra, pues mejor nos quedamos en la casa.

¿Y el programa de mantenimiento a la avenida Salvador Nava?

—Ahhh, pues nos tomamos la foto y eso pero después de una semana pues como que cansa.

¿Y los baches, servicios, mantenimiento, agua?

—Sí estamos trabajando, pero pues no lo quieren ver nuestros adversarios. La ciudad está mejor que nunca.

Por supuesto que exagero (¿quizás?) en las respuestas, Culto Público, pero es la actitud y la soberbia lo que, con sarcasmo, intento reflejar de el comportamiento de nuestra autoridad, a la que le parece que todos los potosinos no alcanzamos a entender que la superioridad moral que poseen les permite hacer lo que les plazca sin dar explicación, pues de la corrupción creen tener vacuna y de la verdad factura.

Pobre San Luis y el alma de su gobierno, que de tanta soberbia y corrupción nos pondrán a todos de camino al infierno.

Pobre Nava, que en el pecado llevará la penitencia. Al tiempo.

 

BEMOLES

“¿QUÉ PAJÓ, RICARDO?”

Es probable que en el transcurso de hoy martes, el diputado federal Ricardo Gallardo Cardona, abandone oficialmente las filas del PRD. A su salida, se prevé que tomará las riendas de una nueva fracción de diputados de diferentes partidos que, junto a Gallardo, se declararán independientes. Si se considera que en la cámara baja son solamente 8 los votos necesarios para que junto a Morena se logre mayoría, la posición del exalcalde de Soledad resultará más que relevante para el panorama político nacional, pues se convertirá prácticamente en la cabeza de la fracción “bisagra”. Se las dejo #ParaElAnálisis

También lea: Amores y mentiras | Columna de Jorge Saldaña

Nota Anterior

Mujer murió atropellada en avenida Seminario en SLP

Siguiente Nota

Estabilidad y disminución de la deuda: el legado de Ugalde en Finanzas