DestacadasMéxico

¿En qué consiste el Plan de Paz y Seguridad que anunció López Obrador?

Además de la creación de la Guardia Nacional, el Plan de Paz y Seguridad de AMLO propone dignificar las cárceles y otros esquemas de combate a las drogas

Por: Redacción

Andrés Manuel López Obrador publicó este miércoles su Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, que incluye, entre otras cosas, la negación de amnistía a delincuentes.

Además, dicho plan prevé la creación una fuerza de corte y formación militar conocida como la Guardia Nacional, que tendrá como encomienda combatir los delitos de mayor impacto y hacerse cargo desde el nivel federal de preservar la seguridad pública, por lo que se va a requerir una reforma constitucional.

Por otra parte, este plan no contempla acciones para fortalecer a las actuales corporaciones de policía federal, estatales y municipales, y tampoco al sistema de procuración de justicia.

Entre los puntos que contempla el Plan de Paz y Seguridad se encuentran los siguientes:

  1. Combatir la corrupción y mejorar la justicia

El documento reconoce que muchos de los delitos graves del narcotráfico sólo pueden ocurrir en complicidad con funcionarios públicos, por lo que acabar con las prácticas corruptas “es el propósito más relevante del próximo gobierno”; entre las medidas a implementar se encuentran:

-Tipificar la corrupción como delito grave y sin libertad bajo fianza.

-Proponer la Ley Federal de Combate de Conflictos de Interés.

-Prohibir las adjudicaciones directas.

-Investigar y clausurar las empresas fantasma.

-Establecer la obligatoriedad de las declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses de todos los servidores públicos.

-Eliminar el fuero de altos funcionarios.

-Fomentar la colaboración internacional tendiente a erradicar los paraísos fiscales.

-Monitorear en línea y en tiempo real el dinero para adquisiciones y realizar verificaciones obligatorias de los precios de mercado antes de cualquier adquisición.

-Centralizar las instancias de contraloría, fortalecer mecanismos fiscalizadores como la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación, y

-Funcionalizar la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de la que señala que se ha concentrado en la evasión fiscal

  1. Empleo, educación, salud y bienestar

De acuerdo con el plan de López Obrador, mejorar estos cuatro rubros “reducirán en forma significativa la base social que haya podido generar la criminalidad y restablecerán la confianza de los individuos en el colectivo”.

También plantea programas sociales y planes económicos como el de reforestación y la construcción del Tren Maya. Además, fortalecer la economía social en cooperativas, talleres familiares y microempresas.

  1. Combatir la impunidad en violaciones a Derechos Humanos

López Obrador promete, en este rubro, que ningún cuerpo de seguridad en el Estado caerá en la represión, tortura, asesinato o desaparición de personas.

Propone modificaciones legales para tipificar como delitos y sancionar a las autoridades que no atiendan las recomendaciones de las comisiones de Derechos Humanos, tanto de la nacional como estatales.

  1. Regeneración ética de la sociedad mediante una constitución moral

El plan de pacificación contempla la redacción de una Constitución Moral para proponer mejores relaciones en la sociedad y la promoción de la cultura cívica y ética en programas de estudios y en comunicación oficial.

También propone predicar con el ejemplo de un gobierno “austero, honesto, transparente, incluyente, respetuoso de las libertades, apegado a derecho, sensible a las necesidades de los más débiles y vulnerables y pendiente en todo momento del interés superior”.

  1. Analizar la prohibición de las drogas y atender a los adictos

El documento cuestiona por qué ciertas drogas están prohibidas, mientras se permite la producción y comercialización de otras como el alcohol y el tabaco.

Señala que, en términos económicos, la prohibición de las drogas hace que su precio sea mucho más que el de la producción por todos los actos ilegales por los que tiene que pasar.

Por ello, propone enfocarse en atender a los adictos y reducir el consumo de drogas, además de renegociar con Estados Unidos que los recursos para combatir el trasiego se apliquen en programas de reinserción y desintoxicación.

  1. Pacificación del país

Uno de los puntos más amplios del programa reconoce que “la guerra está perdida”.

“El gobierno mexicano no ha podido derrotar a los cárteles y no hay perspectivas de que logre vencerlos en un tiempo estimable”.

Ante esta situación, el plan propone hacer un alto y debatir con las organizaciones delictivas un proceso de desmovilización, desarme y reinserción. Como condiciones, pone que los criminales garanticen plena colaboración con la justicia, que manifiesten su arrepentimiento y la reparación del daño.

Además de reducción de penas, el plan considera una oferta atractiva para los delincuentes el ya no morir jóvenes y de manera violenta, y tener una vida tranquila. También la posibilidad de encabezar negocios legales y “alcanzar la respetabilidad social”.

Propone un Consejo de Construcción de Paz, integrado por tres representantes del gobierno y tres de la sociedad civil, con un invitado de la Comisión de Derechos Humanos y un observador de la ONU.

  1. Recuperar las cárceles

Quitar el control interno a las mafias y evitar que quienes cometieron un delito terminen hundidos en la descomposición y la crueldad. Agrega la necesidad de dignificar las condiciones de los internos y separar a los imputados de los sentenciados.

  1. Un cuerpo militarizado para la Seguridad Pública

Este punto plantea que un cuerpo militarizado sea el que se encargue de la seguridad pública.

Primero expone que se debe reorientar a las Fuerzas Armadas, y propone concederles un papel protagónico en la estructuración y formación de la Guardia Nacional.

Sobre la creación de esta corporación, detalla que estará lista en tres años, y se integrará con miembros de la fuerza militar, naval y Policía Federal, luego de civiles y de soldados, todos entrenados en planteles militares, con un plan de estudios elaborado por la Secretaría de Defensa, la Marina, la Secretaría de Gobernación y la de Seguridad Ciudadana.

“Con esta medida se resolverán tanto el vacío legal en el que los institutos armados han venido participando en las labores de policía como la carencia de una institución policial profesional y capaz de afrontar el desafío de la inseguridad y la violencia”, afirma.

La Guardia Nacional estará bajo el mando operativo de la Secretaría de la Defensa Nacional y la dirigirán oficiales del Ejército o la Armada.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos, según el texto, será invitada “respetuosamente a participar en la observación de las tareas de seguridad, construcción de la paz y prevención del delito”.

El país se dividirá en 266 coordinaciones regionales. El coordinador regional será una autoridad civil, y estará formado por miembros del gobierno federal, la fiscalía general, un mando militar, autoridades locales y municipales, un ministerio público, personal de la fiscalía de derechos humanos y voluntarios de la sociedad civil.

Con información de: Animal Político

Recomendamos leer también:

Acusan tortura y hostigamiento tras detención en Milpillas; FGE lo niega

Nota Anterior

Fernando Luján recibirá un reconocimiento a su trayectoria por la UASLP

Siguiente Nota

Conozca los refugios temporales que abrió Salud por el frío en SLP