DestacadasEstado

#Elecciones2018 | Jóvenes: el botín de los presidenciables

25 millones de votantes son jóvenes y pueden definir la elección… aunque son un grupo heterogéneo

Por El Saxofón


Pese a su marcado desinterés por la política, el voto de los jóvenes es visto como un botín electoral rumbo a los comicios del 1 de julio. Más de 25 millones de votantes registrados en el padrón electoral de todo el país son jóvenes, lo cual equivale a decir que, aunque en este sector poblacional hay un alto nivel de abstencionismo, uno de cada tres sufragios será de jóvenes por lo que este voto podría inclinar la balanza hacia el candidato que resulte ganador.

Hay quien dice que el voto de los jóvenes definirá la elección de 2018, sin embargo, dada la apatía de los jóvenes por la política, los partidos lo ven como un simple conglomerado de la población que, al no estar organizado, no podría definirse si se inclina en algún sentido.

San Luis Potosí es una de las entidades que registran un mayor porcentaje de participación juvenil, incluso la brecha entre los votantes de 20 a 39 años y los de 40 a 79 se encuentra en un nivel medio, de acuerdo con el Estudio Censal sobre la Participación Ciudadana en las Elecciones del 2015, realizado por el Instituto Nacional Electoral (INE).

El estudio señala que a nivel nacional se observa que las y los jóvenes de 20 a 29 años son los que participan menos en los procesos electorales. En las elecciones intermedias del 2015 la participación de este grupo alcanzó un 35.66%, nivel que se encuentra 11.40 puntos porcentuales por debajo de la media nacional (47.07%).

Mientras que la mayor participación electoral se concentra en el sector de 60 a 79 años, entre la población joven, se observa que los que votan por primera vez (sector de 18 a 19 años) tiene una participación más activa: su nivel de participación está apenas 2.85 puntos porcentuales por debajo de la media.

El 1 de julio, se calcula que más de 15 millones de mexicanos entre 18 y 24 años votarán, de ellos, poco más de cuatro millones lo harán por primera vez. No obstante, no deja de ser significativa la apatía de los jóvenes hacia el quehacer político y sus actores.

Según el estudio del INE, “esta apatía de las y los jóvenes por emitir su voto es consistente con su marcada desafección por la política: según resultados de la Encuesta Nacional de Valores en Juventud del 2012, el 89.6% de los encuestados contestó tener poco o ningún interés en la política. Las tres causas de este desinterés más mencionadas fueron: la deshonestidad de los políticos (37.4%), no les interesa la política (22.8%) y no entienden de política (22.7%)”.

“La desafección de las y los jóvenes significa una reivindicación del individualismo (necesidades e intereses personales), una falta de confianza en los políticos y en las instituciones políticas y, en general, un desinterés en participar en esquemas tradicionales de participación política, pero no impugna o rechaza propiamente el régimen político democrático”.

“El abstencionismo electoral no significa una ausencia total de participación de parte de las y los jóvenes, sino se caracteriza por orientarse principalmente, hacia la satisfacción de necesidades de ocupación del tiempo libre, y sólo de manera secundaria a buscar satisfacer intereses sociales y políticos. En el caso de México, las asociaciones que más les interesan a los jóvenes son las especializadas en actividades deportivas y en menor medida las estudiantiles y religiosas”.

En las elecciones intermedias de 2015, San Luis Potosí fue una de las 14 entidades que registraron una participación de por arriba de la media nacional (47.07%): aproximadamente el 56% de padrón. Esto significa un nivel de participación media.

Siguiendo la tendencia nacional, a nivel estatal son las y los jóvenes los que menos participan. Si comparamos los grupos de edad: de 20 a 39 años y de 40 a 79 años; se observa que el nivel de participación de la población de más de 40 años es mayor en un promedio de 17.95 puntos porcentuales de la registrada por el sector de 20 a 39 años.

Los estados que presentan una brecha mayor son: Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Distrito Federal, Hidalgo, México y Quintana Roo (diferencias de más de 20 puntos porcentuales). En contraste, en Chiapas y Guerrero se observan las menores diferencias, con 10.75 y 13.59 puntos porcentuales respectivamente. San Luis Potosí se encuentra en un nivel medio, junto con Baja California, Chihuahua, Jalisco, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala.

La realidad de los jóvenes
Antes de hacer promesas de campaña para los jóvenes y antes de emplear la demagogia para dirigirse a ellos, partidos y candidatos deberían considerar la realidad que enfrenta este grupo poblacional en el país.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que periódicamente realiza el Inegi revela que, en el segundo semestre de 2016, seis de cada diez jóvenes trabajaban en empleos informales con salarios bajos, inestabilidad laboral y sin prestaciones, como servicios de salud y seguridad social. Cabe mencionar que la carencia por acceso a la seguridad social es la que acumula mayor número de jóvenes. En 2014, el porcentaje de jóvenes sin acceso a la seguridad social fue de 67.3; en contraste, 57.9 por ciento de los adultos presentaban esta carencia.

El Informe de la Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2016 (IEPDS) realizado por el Coneval, revela que “entre los jóvenes, el crecimiento de la pobreza ha sido mayor que en los adultos. Entre 2010 y 2014 se registró un incremento en el número de jóvenes en condición de pobreza, al pasar de 46 a 47.1%. En términos absolutos, esto significó un aumento de 16.8 a 17.5 millones de personas y si se compara con la población de entre 30 y 64 años —que ha mantenido su índice de pobreza alrededor de 40% en el mismo periodo—, se evidencia una diferencia de alrededor de 7%, en desventaja para los jóvenes.

“La situación de pobreza empeora para los jóvenes indígenas; en 2014, 72.8% eran pobres, mientras que solo 44.1% de jóvenes no indígenas se encontraban en esta condición”.
“Además, actualmente en México la población juvenil enfrenta diversas dificultades en el ejercicio de sus derechos, asociadas sobre todo con la inserción al mercado laboral, la violencia que los rodea, la deficiente formación y desarrollo de habilidades, y la insuficiente educación sexual que suele desencadenar embarazos adolescentes”.

Concretas o no, estas son las propuestas dirigidas a los jóvenes por los candidatos presidenciales, las cuales se conocen gracias a la cobertura que los medios de comunicación hacen de las campañas.

 

José Antonio Meade
Los jóvenes son el tercero de los siete compromisos de José Antonio Meade, candidato de la Coalición Todos por México, integrada por el PRI, Partido Verde y Nueva Alianza.
Meade promete que todos los jóvenes tendrán educación, trabajo o negocio propio.

En su gobierno, si gana la elección habrá cobertura universal de preparatoria, un lugar garantizado para todo aquel que quiera tener acceso al nivel superior de de educación, y se ofrecerá el mayor número de becas para estudiar en el extranjero.
Todos los jóvenes emprendedores contarán con créditos accesibles, dijo.

Ricardo Anaya
Ricardo Anaya, candidato de la Coalición Por México al Frente, integrada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, promete “garantizar el acceso de las y los jóvenes a la educación y la capacitación, promoviendo que desarrollen una actitud emprendedora y creativa”.

La idea central que ayudaría a los jóvenes, es el concepto del Ingreso Básico Universal, que consiste en garantizar que todos los mexicanos reciban una cantidad de dinero que les permita vivir con dignidad. Ricardo Anaya aseguró que este es el mejor mecanismo para erradicar la pobreza.

Anaya asegura que con el Ingreso Básico Universal se logrará que la gente realice proyectos para emprender, debido a que sabe que solo cuenta con un techo mínimo de dinero.

Andrés Manuel López Obrador
El candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia, integrada por el Morena, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social, promete garantizar educación a los 300 mil jóvenes que han sido rechazados de las escuelas y universidades públicas, sin posibilidad de estudiar por falta de recursos económicos.

López Obrador se compromete a “impulsar un programa emergente para que los jóvenes estudien, van a tener becas en el nivel medio superior y en el nivel universitario de 2,400 pesos mensuales”, según dijo.

En los tres primeros meses de su administración, si es que triunfa en la elección presidencial, asegura que 2 millones 300 mil jóvenes tendrán trabajo como aprendices, labor por la cual, recibirían una beca de 1.5 salarios mínimos, alrededor de 3,500 pesos mensuales.
Los apoyos los podrán recibir jóvenes de entre 15 a 29 años. Se estima que se trata de un millón 800 mil jóvenes aproximadamente y el 60% corresponde a mujeres.


Margarita Zavala Gómez del Campo
Margarita Zavala, candidata independiente, dice que su proyecto para los jóvenes tienen que ver con quitar obstáculos para que puedan emprender y crear negocios. Aclara que este principio aplica también para los otros sectores de la sociedad que quieren emprender, en cualquier ámbito, incluidos la ciencia y el arte.

“El estado de derecho es fundamental, para los jóvenes así visto puede ser algo muy etéreo, para la autoridad no. Para quien es autoridad le tiene que quedar muy claro que el objetivo de la seguridad de los ciudadanos al poner una empresa, al caminar por las calles, al ir a una escuela, al crear una obra de arte, es fundamental para que podamos crecer”.

 

Jaime Rodríguez Calderón
Por su parte, hasta ahora, Jaime Rodríguez Calderón, recién avalado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación como candidato independiente, no se ha pronunciado concretamente acerca de alguna propuesta para el sector juvenil. En cambio, durante el periodo de captación de firmas, aseguró que tener reclutados a 10 mil jóvenes que fueron capacitados por él mismo en Puebla, Veracruz, Tamaulipas, Sonora, Chihuahua y Jalisco para apoyarlo en este proceso.


También recomendamos#Elecciones2018 | ¿Ya conoce a sus candidatos a diputados federales?

Nota Anterior

Drogas, armas y 32 autos robados confiscados, el saldo en una semana de la SSPE

Siguiente Nota

In a year, 22 police officers have been killed