#EL CORODestacadas

#ElCoro | Tekmol, sus amores, las encuestas y sus mecenas

TEKMOL IN LOVE

Si la locura de Tekmol no es producto ni del alcohol ni de las drogas ilegales (las legales sí las consume por una condición médica, y por lo tanto no puede –según el– consumir alcohol), sus disparates solo se explican bajo la influencia de algo más perturbador para los hombres que los deliciosos elíxires o los cigarros que dan risa, y es ni más ni menos que el amor. Dicen que el candidato anda como burro en primavera (bailando) y las mariposas en su estómago no dejan de revolotear. #Kermoso

via GIPHY

 

CRUSH TRICOLOR

El nuevo pero disimulado “Crush” de Romero Calzada (no le digan a nadie) es ni más ni menos que nuestra muy querida #LadyPRI, Marcela González, que parece estar saliendo de su mala racha en cuestiones del corazón, al encontrar al que parece ser su nueva media naranja después de los fracasos que lamentablemente tuvo con los más altos delegados del PRI en México, luego de los de San Luis, luego de los funcionarios de gabinete, luego de los mandos medios, becarios y meritorios tricolores, etc. #ElAmorNoTieneEdad

via GIPHY

 

TEKMOL, EL ELEGIDO

#LadyPRI, de entre todas las campañas y candidatos con los que buscó acercarse, decidió finalmente apoyar la campaña de Tekmol 18. Seguro fue su baile relajado, su capacidad para bailar con animales orejones, su exquisita ortografía, o la gran capacidad de estadista de Romero lo que finalmente enamoró a su más grande y leal fan, Marcela González. #NoHuboMás

via GIPHY

 

QUE VIVA EL AMOR

Nada tiene de malo este asunto. Son dos adultos que toman sus propias decisiones y que están en plena capacidad de pasar su tiempo y saliva con quien ellos prefieran. Tampoco tiene nada de malo que se les vea muy acurrucados, como ocurrió hace casi un mes, en una mesa discreta del antro Épocas. Nada tiene de malo que hubieran compartido hasta casi el amanecer en Tierra Nueva remojando su garganta con bebidas envinadas (¿no que no, José Luis?) Lo único malo es que #LadyPRI es funcionaria de gobierno, y que se sepa no tiene permiso sin goce de sueldo para andar de tiempo completo con Tekmol (es decir, en su campaña) #MalPensados

via GIPHY

 

CONTAGIO

Si a #LadyPRI ya se le conocían episodios de altanería y prepotencia en los antros. ¿Será casualidad que Romero ahora emprenda tremendas escenitas contra los doctores del Hospital Central? Igual y la prepotencia es contagiosa, bien harían los galenos en hacer un estudio a estos dos sujetos de investigación (médica por el momento, legal cuando se compruebe el desvío de recursos que hace Marcela del gobierno del Estado a la campaña de Tekmoloco, y penal cuando se desahoguen las denuncias presentadas en contra del legislador con licencia). #AlTiempo

via GIPHY

 

PERO VAN BIEN

Independientemente de lo que digan las malas lenguas, el dúo dinámico “Tekmi-Lady” ha conseguido grandes resultados… y nos referimos a los resultados que arrojan las sumas de sus gastos de campaña. Nada más la camioneta Navigator que Tekmol compró para que Marcela se moviera con comodidad, el camión de caja que usan sobre todo para tirar postes de luz, pero también para guardar una especie de centro interactivo para niños, ya rebasan los topes establecidos por el INE, pero eso no importa. Finalmente, ¿qué les pueden quitar? ¿La curul? Nombre, esa ya la tienen perdida.

via GIPHY

 

NÚMEROS EN DUDA

Los que están muy preocupados por los resultados que les dan la mayoría de las encuestas en el segundo distrito federal son los asesores de Tekmol, y es que el 8 por ciento de preferencia que han alcanzado hasta el momento no les parece que esté acorde a la realidad… “es demasiado”, dicen. #Revisen

via GIPHY

 

¿Y EL PATROCINADOR APÁ?

¿Ya sabrá el gobernador Carreras que su titular de la Sedesore, Alberto Elías, es patrocinador de la campaña de José Luis Romero? Claro, con recursos públicos, no crea que propios. A ver si no sale más raspado su gobierno por permitir este tipo de cosas, si de por sí que estuvieron a un “pelo de rana calva” para que se descubriera que el evento de Meade en el Miguel Barragán se gestó, planeó y pagó en Palacio… #NombreUnosGenios

via GIPHY

 

También recomendamos: #ElCoro | Cantamos a Adrián Vázquez, Tekmol y otros angelitos del gobierno

Nota Anterior

Marcos Esparza: el infiel del Altiplano

Siguiente Nota

#Altiplano | En Salinas, las dádivas electorales se disfrazan de “apoyos municipales”