#4 TiemposColumna de Óscar Esquivel

El poder en manos de cualquiera | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando

 

Entendernos sin los partidos políticos es la política en un grupo que nos manipula como lo conocemos en la actualidad. Parece que el partidismo no está funcionado en ninguna parte del mundo. Donde exista un sistema de partidos, cada uno de ellos tiene su muy peculiar forma de ver las cosas, sus posturas ideológicas, plasmadas en un documento que lo llaman principios ideológicos. Bien a bien no se sabe dónde comienza la doctrina, de dónde la obtuvieron y cómo la fueron modificando. Ahora nadie se atreve a exponer ideas o posturas. Desde la tan mencionada izquierda, como ejemplo, se dicen vanguardistas y más bien parecen adoradores de personajes de biografías en ocasiones dudosas. Otros lo mismo, pero en el extremo contrario: personajes vinculados al poder, al explotador, al acaparador, sometidos regularmente a una religión; Aquellos que se dicen moderados, ni de aquí ni de allá, ni derecha ni izquierda, sino todo lo contrario, han demostrado su ineficacia permitiendo la inmunidad a las malas prácticas políticas.

Todos desean hacer revoluciones “pacificas”, cuando por su paso por el poder han dejado un desastre de pobreza y humillación de la sociedad. Hacen un llamado a la “sublevación” y pudiéramos dividirlos en tres maneras, digamos ideológicas: los partidos de salteadores políticos, que aprovechan la mas mínima ocasión, incluso vender patria y honor, aún cuando esto quebrante la dignidad de ellos mismos y del pueblo, todo por conseguir el mando; el asturiano Juan Vázquez de Mella va más allá y aduce: “Existe también el partido social sin Dios, sin patria, que utiliza el momento propicio para prender fuego a la sociedad y quemar el orden material, esperando hacer resurgir de las cenizas el orden” y concluye de acuerdo a su inclinación política: “Habrá un partido religioso, social y político, restos de la antigua patria que quiere restaurarla suprimiendo al enemigo”, bases para instaurar, con el tiempo, la filosofía del fascismo del dictador Francisco Franco.

Como observamos, todos pueden hacer su revolución, porque todas las cosas están en revolución constante en cada acontecer, sea en horas o minutos.

Pudiera provocarse una revolución no violenta, más bien de ideas, porque las revoluciones significarán, con tiempo rebeliones sociales abiertas, luchando contra un fin común, la corrompida y gastada autoridad constituida en un bando u otro.

 

LA REVOLUCIÓN EN INGLÉS CONTRA LA SEGE

No les quedó otra, solo el tolete policial para callar a los maestros de inglés, ahora acusados de secuestro del personal que trabaja en las instalaciones de la SEGE, cuando el problema tiene años y no lo han querido resolver. Existen maestros que son pagados por los padres de familia de algunas muy contadas escuelas, la gran mayoría, con el pretexto de la no solvencia económica para pagar su sueldo mensual, que son recursos federales. Los maestros de inglés viven del aire, mientras eso sí, con dinero de SEGE o SNTE pagan miles de pesos en desayunos, con cualquier pretexto.

¿Dónde están los protectores y luchadores de las causas de los maestros y niños? con lo que gastan en desayunos y viajes podrían pagarles a los maestros, parecen cadáveres vivientes.

 

SANANDO HERIDAS, SIN PLANEACIÓN

Llegan unos, se van otros y nada cambia, nada se mueve: es un pueblo sobresaliente en todo, según el espejo con que se mire. Para los gobernantes la excelencia gubernamental es no su sueño, si no su realidad.

Nunca como ahora, la ciudad de San Luis Potosí se había visto tan devastada en su ecología y manejo ambiental. Si bien son herencias añejas, años de abandono, de una tala inmoderada de árboles, de dejar que los drenajes colapsen. El mantenimiento prácticamente no existe, la opacidad de cómo se manejan los recursos para mantener “La ciudad de los jardines” en orden y bella. No se ven por ningún lado las fuentes funcionando de los parques, los árboles, las palmeras, todo sin riego. La ciudad se está ahogando en contaminación.

En el ayuntamiento de la capital, lo comenté desde la campaña del actual presidente municipal: era el único candidato que no tenia o presentaba un plan, un programa de trabajo, propuestas de cómo resolver los problemas y obvio las acciones se realizan al vapor, apagando fuegos sin operadores políticos y técnicos que hagan frente a las demandas ciudadanas.

 

COLOSIO, EL ESTANDARTE EN MANOS EQUIVOCADAS

Con el asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato del PRI a la presidencia de la República hace 25 años, se dio un parteaguas en la política del país. Comenzó la caída del PRI, anunciada antes desde 1988 con el controvertido triunfo de Salinas de Gortari sobre Cuauhtémoc Cárdenas.

Colosio como presidente del Comité Ejecutivo Nacional del partido, logro reubicarlo en tres años nuevamente como partido hegemónico, ganando el Congreso de la Unión a la mitad del sexenio salinista, que facilitó el nacimiento y fortaleza del “salinato” hasta la presidencia de Peña Nieto, concluida apenas hace cuatro meses, con los resultados que hoy conocemos.

Hace unos días, en una conferencia o charla más bien, Samuel Palma César, exasesor y amigo del excandidato, expresó su sentir sobre la visión que Colosio tenía sobre el país, en su tiempo y logros, sea al interior del Revolucionario Institucional, o como titular en la Secretaría de Desarrollo Social.

Samuel dice: “El PRI llega a su 90 aniversario con el imperativo de transformarse, refundarse, de asumir decisiones sin tatuajes” y nos preguntamos ¿podrá el partido realizar todos esos cambios, con la actual dirigencia nacional? Artífice esta camarilla de la debacle, pues contaminó a priistas honestos por culpa de sus actos corruptos, sin vergüenzas, de una dirigencia formada en el “salinato”. 

Escuchar hablar al dirigente estatal del PRI local, de su intención de generar un partido fuerte, democrático y vanguardista, el presidente impuesto potosino, se comprometió frente a Samuel Palma a establecer diálogos y acercamientos internos con la militancia. Le hacemos algunas preguntas sencillas tratando de olvidar el pasado obscuro y antidemocrático que lo caracterizó en la contienda pasada.

Primero: atendiendo a las ideas de Colosio, “empecemos por afirmar nuestra identidad, nuestro orgullo militante y afirmemos nuestra independencia del gobierno”. ¿Está dispuesto Elías Pesina a firmar y ante notario que no permitirá la intervención en ningún proceso antes y durante los tiempos electorales de su jefe, el gobernador del estado Juan Manuel Carreras?; segundo: ya que las palabras se las lleva el viento, ¿estará dispuesto a poner bajo escrutinio de la militancia, las futuras alianzas con otros partidos, respetando siempre en primer lugar a los priistas auténticos? Y tercero; ¿se comprometerá sin ataduras, a llamar a cuentas a los priistas inmiscuidos en actos de corrupción?

Abría muchas más preguntas, pero si la dirigencia estatal quiere enarbolar la ideología y pensamientos colosistas y lograr un verdadero cambio hacia el interior del PRI, deberá dejar a un lado los compadrazgos, el amiguismo y las lealtades hacia su grupo político, de otra forma, el Revolucionario Institucional estará en una línea muy delgada entre permanecer o desaparecer.

Nos saludamos pronto.

 

caminante369@yahoo.com

 

También lee: El ciberacoso no discrimina en SLP; hombres y mujeres son víctimas: Inegi

Nota Anterior

En pobreza laboral, el 40% de los potosinos

Siguiente Nota

Temporada de ensueño | Columna de Arturo Mena “Nefrox”