#4 TiemposRompiendo paradigmas

El peso-dólar, indicador que resume todas las variables internas y externas | Columna de Ignacio Villarreal

Rompiendo paradigmas

 

Pensamos que los mecanismos normales de oferta y demanda de divisas están siendo manipulados, ofreciendo una cotización de mercado artificial. Esto podría explicar las fuertes variaciones como son el alza y baja de la paridad sin explicación aparente, simplemente no corresponden o reflejan las noticias ni a los fundamentos de la economía actual.

Por un lado grupos grandes de inversionistas mexicanos mantienen pesos líquidos en enormes volúmenes, aprovechando el nulo premio o diferencial entre los tipos de interés que ofrece el mercado de dinero mexicano, observamos en el corto plazo (8.30%) y largo  (8.43%), para los dueños del dinero extranjeros es invertir en tasas altas en pesos, financiándose con tasas bajas en dólares (2.62%) y en Euros, como son la tasa de Alemania (0.07%) con lo que cubren el riesgo cambiario, entonces en la medida que esta operación se puede seguir haciendo, seguirán invirtiendo, pero en el momento en que perciban que se les puede mover mucho el tipo de cambio o la volatilidad del tipo de cambio aumente o que perciban que el riesgo de México está creciendo, entonces van a salir muy rápido. Esto incita a muchos inversionistas a utilizar la moneda como instrumento de especulación en busca de rendimiento, hacer compra-venta de divisas en el momento en que les favorezcan las posiciones.

Otro factor que están utilizando los operadores de divisas es las malas noticias que tanto el Banco Central Europeo (BCE) como el gobierno Chino publican,  donde dan a conocer que ofrecerán más préstamos baratos a los bancos y mantendrán las tasas de interés en niveles bajos durante más tiempo, además de estímulos fiscales como una reducción de impuestos, este tipo de eventos dan alimento de forma abundante a los especuladores.

La volatilidad en las monedas es el reflejo de la incertidumbre por la ya conocida desaceleración en las grandes economías como Estados Unidos, Alemania, China e Italia en medio del auge mundial del proteccionismo y el populismo, donde México y su moneda no queda exento.

Sin duda peso se ha vuelto uno de los elementos más difícil de pronosticar, principalmente con la paridad del dólar, debido a que este indicador resume todas las variables internas y externas.

Pero hay que tener muy claro que en el momento en que se perciba que las cosas no van como lo esperan los mercados, los capitales se pueden salir muy rápido.

Hoy en el caso de México con el gobierno del presidente López Obrador donde las expectativas ofrecidas son muy altas y hay que tomar en cuenta que existen muchos posibles problemas hacia adelante, por lo cual la corrección de los mercados podría ser severa si las cosas salen como se han prometido.

Podemos estar totalmente acertados en las expectativas internas en el caso de México, pero no debemos dejar de observar cosas que de pronto nos sorprendan en los demás países del globo.

iv@lamelipona.com

 También lea: Combustible fósil | Columna de Ignacio Villarreal

Nota Anterior

Congress approves reform to create the National Guard

Siguiente Nota

Los ojos de Kurhajec | Columna de Adrián Ibelles