#4 TiemposColumna de Jorge Ramírez Pardo

El país en vilo, y acá biombo doblemoral | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Enredarte


Como escribano de esta columna de opinión “enred@rte”, reportero y promotor de temas artístico/culturales, hace ya semanas y meses dejé esos tópicos en lugar aleatorio. No soy el único reportero en declinar a “engordar caldos” a los apoderados del sector. La razón se impone con evidencia: los ciudadanos de la capital y el estado, padecemos la continuidad acrítica y pandilleril de una administración de los bienes y actividades culturales surgido hace más de un cuarto de siglo y puntal de un cacicazgo anterior de igual temporalidad. Si se le rasca, nos topamos con un símil de “El huevo de la serpiente”, película de Ingmar Bergman para identificar los orígenes del nazismo. Acá las formas son mustias, pero la perversidad y el engaño de su puesta en práctica, son parientes de los reptiles. El sumum de ello, se evidencia en el cuerpo directivo del Centro de las Artes por razones multicitadas. La última, ser cómplices en la chamaqueada al gobernador para destruir un museo de sitio, a un costo hiper inflado de 400 millones invertidos en adaptar y prestar un espacio durante 10 años a una colección menor de la obra de Leonora Carrington. Lo de “menor” en opinión certificada por un experto local en el tema cuyo nombre omito para no perjudicarlo. Ah, pululan rencores pueblerinos.


A veces, quien gana pierde y viceversa

¿En qué botica se vende/compran, prestigio y dignidad?
Los ministros de la denominada Suprema corte de ¿Justicia?, de la ¿Nación?, convalidantes activo/pasivos/cómplices de ex presidentes, en procesos electorales corrompidos de origen, y acciones privatizadoras contrarias a la soberanía mexicana.
Gracias por aclarar, ministros. Afirman no ganar 600 mil pesos al mes, sino 4% menos, cuando la mayoría de los mexicanos no percibimos ni 10 mil al mes. Esto es, 59 veces menos. También somos mayoría quienes obtenemos nuestras percepciones sorteando subempleo y trabajo a destajo, sin prima vacacional ni prestaciones. Mucho menos, seguro de riesgo. Algunos, ¿seremos más mexicanos que otros, a causa de la justicia?
“Si no les alcanza, habrá otros que sí quieran trabajar por ese sueldo”: AMLO.

 

Gallardismo de origen y linaje en entredicho

Desde que Xavier Nava amparó su campaña en denostar a su padrino político Ricardo Gallardo, surgía la inquietud “está pateando el pesebre”. Incómodo o no, ese es su origen político y no la marca Nava acuñada por el tío abuelo, Manuel, y el abuelo, Salvador. ¿Por qué lo hizo al momento de la candidatura para tumbarle la presidencia y no desde la curul federal?

Dar “el beneficio de la duda”, dice la glosa consabida, y lo dimos en estos meses. Pero,  a causa de sus tropiezos sobrados en conflicto de intereses y arrogancia, no pasó la prueba.

Ahora el beneficio interrogativo, de este lado, pregunta.

¿Ganó Xavier o se negoció la elección?, todas las encuestadoras le desfavorecían con dígitos de ventaja y, ¿”gana” al dos por uno?

¿Además de Gallardo, colmilludo padrino, y un ex gobernador pri/navista de su lado, a qué intereses responde?

Hay un ancho espacio infectado por la Minera México sin remediar y otros territorios urbanizables en juego.

Hilo con sabor a mora se rompe

Como escándalo y choteo, de unos días a la fecha corrió el dicho y las imágenes mostradas por el diario El Nacional de Venezuela: en una ciudad mexicana, la capital potosina, se contrató a una playmate de aquel país con sueldo privilegiado.

El morbo por ello suscitado en un contexto aceitado desde las cúpulas por la doble moral, acaso se hubiera atenuado con los días tal pifia, pero, salió la esposa de Xavier con un biombo anti misógino para el disimulo. Eso agitó el avispero, porque reaviva errores nodales anteriores. La supuesta “victimada” tuvo que cargar con el enojo provocado por nepotismo y amiguismos mostrados, y el conato de aumento del precio al suministro de agua en un 40%, abanderado por el alcalde Xavier, sin consultar a la ciudadanía ni remediar cartera vencida donde hay patrocinadores de campañas políticas.

Tan económico resulta quedarse callado como ser humilde. Pero no hubo tal.

No se han mostrado contratos legales de la ex conejita playmate. Y, si de imagen urbana se trata, y de verdad es responsabilidad de ella, ¿por qué pirateó un anacrónico logotipo diseñado por el autodenominado Charly (ex Gatorrojo), a su vez, plagiador de imágenes y hacedor de emblemas monumentales para la gallardía? ¿Recuerdas, lector, las vistosas letras frente al palacio municipal durante el gallardato? Pum, desaparecieron. El diseño era plagio evidente de maquila lucidora, pero…, como esto no es Zacatecas (origen de la estética)…, al fin, la morera da moras, ¿o moral?, pero sin códigos de ética. ¿Continuidad en imagen urbana o genuina identidad ajena a una trasterrada?

El blog “San Luis al instante”, diseccionó el suceso, y concluye lo siguiente: “El huracán de críticas en contra de Xavier Nava Palacios (…) no ha amainado y este escándalo puede destrozar sus sueños de convertirse en candidato a gobernador del Estado dentro de 2 años, como planean hacer su influyente familia con el ex gobernador Sánchez Unzueta a la cabeza. Mientras tanto, simpatizantes del navismo original y círculos tradicionales de esta Capital potosina se sienten traicionados por el desempeño corrupto y cínico que ha mostrado el nieto del honorable Salvador Nava Martínez”.

enredarteslp@hotmail.com

 

También lea: Los buitres magistrados y financieros | Por Jorge Ramírez Pardo

Nota Anterior

Así amanece el precio del dólar hoy 17 de diciembre en SLP

Siguiente Nota

Ser austeros con la austeridad | Columna de Carlos López Medrano