#4 TiemposColumna de Jorge Ramírez Pardo

El país con posibilidades de cambio, San Luis Potosí no por el momento | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Enred@rte

Luego del tsunami justiciero, capaz de derrotar a la maquinaria del fraude electoral, la mayoría de los mexicanos tenemos la sensación de salir de la des-esperanza a la que nos tenía sometidos la tiranía de estado en complicidad con los hombres más poderosos y carentes de ética que se han servido del país. Qué ironía, cúpulas de los poderes públicos y privados, ahora le rinden a quien ayer era el tirano favorito, “el peligro para México”.

El país apenas reinicia. Puede salir de la pesadilla de varias décadas, pero no será pronto ni fácil. A Morena, movimiento impulsor del triunfo en urnas, lo mejor que le puede suceder es salir de su adolescencia (adolescente es el que adolece) y no convertir el triunfo en religión ni a su líder en santón. Morena fue un equipo para garantizar una elección, habitado, como el Arca de Noé por todo tipo de fauna.

Así mira el fenómeno poselectoral el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente: Durante las elecciones del pasado domingo 1 de julio hubo “una gran catarsis colectiva”, en la que el voto fue terapéutico para los ciudadanos, afirmó. “Yo
creo que el voto fue terapéutico, fue esta catarsis, donde hubo un desfogue de toda una serie de emociones“, dijo en entrevista para #AristeguiEnvivo.

“Yo me temo, agrega de la Fuente, que el proceso de reconciliación va a tomar algún tiempo (…) Sobre la relación entre López Obrador y el sector empresarial, el académico apuntó que todo proceso de reconciliación empieza con el diálogo.

Por su parte, Jorge Zepeda Patterson, crítico del lopezobradorismo, considera de gran envergadura el evento electoral. En su artículo “Si estoy soñando no me despierten”, en el Universal de ayer, así lo expresó: “Por momentos se antojan irreales los resultados, carro completo para Morena y una barrida al PRI en toda la línea, además se confirma que pierden su registro varios de los partidos paleros dedicados a la extorsión política es un sueño, por favor que no me despierten” (…) el arribo de López Obrador al poder no asegura nada, pero al menos representa una sacudida al
sistema.

Alejandra Frausto

En el plano artístico/cultural, Alejandra Frausto, próxima secretaría nacional de Cultura, ya publicó el documento “El poder de la cultura”, en cuyo prólogo se lee: “A lo largo de la historia no se ha registrado ninguna transformación social que no haya sido acompañada de una renovación
cultural. El arte es una oportunidad para replantearnos prácticas, hábitos e ideas que dan forma a nuestro pacto social (…) La política de escuchar es la mejor práctica para sustituir la política de la visión única y reivindicar el servicio público”.

Qué alejados están el gobernador Carreras y su secretario local de Cultura de este espíritu (más allá de marcas políticas) coincidente con el reclamo social expresado en las urnas. Ellos ejercen la administración de los servicios públicos con remarcado énfasis de exclusión. Desde este sitio periodístico y otros espacios, se les ha señalado el errático proceder en sus museos con tarifas de élite y la construcción al vapor del Museo Leonora Carrington de 450 millones de pesos, sin compra de edificio y a costa de la destrucción de un museo de sitio. 20 veces más caro que su símil en Xilitla.

Repetida es la súplica de dar acceso gratuito dominical e ingreso desde el Parque Tangamanga al museo Laberinto. Ni escuchan ni explican. No sólo, en las oficinas de cultura, la mentira ya es recurrente. Esto deberá cambiar porque con el tsunami electoral, las políticas culturales darán un giro y, no olvidar, de la federación llega la mayor parte de los recursos que ellos administran. Alejandra Frausto tiene nuevos interlocutores.

Ricardo Gallardo en campaña, reunido con empresarios

LO ELECTORAL LOCAL

Sin duda fue sorpresiva la derrota en las urnas de Ricardo Gallardo en su intento de reelección para presidente municipal de la capital potosina. “Benditas redes sociales”, según las denomina el gurú. La comunicación subterránea los derrotó. Y ¿qué decir de la foto del Jacobo Payan, José
Mario de la Garza, Jaime Oliva, Félix Bocard, Gerardo Bocard, Fernando López Palau, Manuel Muñiz Werge, Octavio Aguillón, Francisco de la Rosa Carpizo, Alejandro Pérez Rodríguez, Vicente Rangel Mancilla, Pepe Lorca, Carlos Torres Corzo y Alberto Marrero, cuando calcularon que no lo
podían doblar, y fueron a “pactar” continuidad en el ejercicio de privilegios con al ahora defenestado capitán de la gallardía?

Con sabiduría colectiva, valor y tenacidad, la justicia empezará a emparejarse. Llega al municipio un Xavier Nava sin correspondencia con el espíritu navista del apellido que le ayudó a tener porcentaje a favor. No olvidar que su diputación la debe a la marca Gallardo.

Xavier, es Ajeno a la plaza donde poco ha vivido y ligado a la currada y el más rancio conservadurismo panista capitalino. Que no se confunda, no llegó porque la sociedad tenga miedo a Gallardo sino porque las redes sociales y la molestia colectiva supieron comunicarlo, además de
los otros bonos ya mencionados.

Xavier está llamado a hacer un consensado y plural equipo de trabajo, las redes sociales y la sociedad toda, el viejo navismo estarán atentos y, también, aplaudirán y festinarían su desempeño si toca tierra, actuara con rectitud (que su propio progenitor ya ensució) y calidad técnica.

Jorge Ramírez Pardo, enredarteslp@hotmail.com, periodista y cinematografista por la UNAM.

También recomendamos: ¿Tigre de la lotería, o tigres y diablos? | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Nota Anterior

Ventura | Columna de Edén Ulises Martínez

Siguiente Nota

Nueva Alianza y Encuentro social perderían su registro nacional