#4 TiemposColumna de NefroxDeportes

El equipo que rompió la liga | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando

 

La temporada 1995-1996 de la primera división en México marcó un gran precedente para el futbol nacional. Ese año, un equipo que aspira a ser grande descendió de categoría. El 24 de marzo de 1996, en la fecha 32 del torneo, Tigres de la UANL perdió el clásico más doloroso de la historia: 1-2 fue la puntilla para que su odiado rival los enviara a la segunda división, con ello salvando de caer en esas tinieblas al equipo de Morelia.

Tigres, el campeón de copa de ese torneo, un ganador de dos campeonatos de primera división, un equipo que logró (con todo y su descenso) colarse a la liguilla, sería un miembro más de la llamada Primera División “A”.

Y así fue, en la temporada 1996-1997 los Tigres compitieron en la segunda categoría del futbol nacional, rompiendo la liga.

Para esta temporada, el formato del torneo cambió: se jugarían dos torneos cortos con sus respectivas finales. En el caso de la primera “a” el formato era simple: si un equipo lograba el bicampeonato, obtendría su ascenso de forma automática; si no, se tendría que jugar una final entre los campeones de cada torneo, para definir un ascenso.

Tigres, como era de esperarse era un pez enorme en una pecera pequeña. En su primer torneo obtuvo el superliderato, perdiendo solo 3 partidos (Correcaminos, Zacatepec y Marte), en liguilla solo perdió el partido de ida en la final contra el Atlético Hidalgo, para coronarse campeón en casa ganando 3-0 en el juego de vuelta.

Para el segundo torneo, siendo el campeón reinante y teniendo en sus filas al campeón goleador de la temporada anterior (Nilson Esidio), Tigres partía como un gran favorito. Y así fue, el campeón pasó 10 partidos sin perder, para que en el juego 11 contra Yucatán, los Tigres campeones perdieran el invicto.

Al final, Tigres logró el soñado bicampeonato y ascendió directamente, dejando por su paso en la segunda división un palmarés impresionante: 44 partidos jugados, 27 ganados, 10 empatados, 7 perdidos, 98 goles a favor y 40 goles en contra (contando liga y liguilla).

Un equipo de primera división, jugando en la segunda división, el equipo que rompió la liga…

Sin embargo, hay un equipo que está a punto de superar la hazaña de los Tigres de 1996-1997, el actual campeón de la liga de Ascenso, el Atlético de San Luis.

Después de ser campeón en el primer torneo, el equipo potosino se ha mantenido invicto durante 10 partidos. Con esto ha logrado igualar la marca de los norteños y, de apenas empatar esta noche frente a Tapachula, superaría al equipo que rompió la liga en el 97. Marcaría un nuevo récord para la división.

Habrá que esperar, tal vez el récord lo puede seguir presumiendo Tigres, pero estamos a punto de poder ver un nuevo equipo que puede llegar a romper la liga, ojalá y así sea, ojalá y sea el San Luis.

@Nefrox

También lea: El brillante súper líder | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Nota Anterior

49 muertos en Nueva Zelanda tras balaceras en 2 mezquitas

Siguiente Nota

Los motivos de Rosa, 575 pesos para morir. Historia real | Columna de Óscar Esquivel