#4 TiemposColumna de Silverio Marín

El efecto presidencia | Columna de Silverio Marín

Página impar

Las campañas electorales a la Presidencia de la República no han permitido arrancar a los candidatos a otros puestos. El efecto Presidencia ocurre cada seis años: atención de los comentaristas de medios de comunicación, incluso los locales, se centra en los candidatos a la primera magistratura del país; lo mismo ocurre entre la mayoría de la población, que es capaz de reconocer a los principales candidatos a suplir a Enrique Peña Nieto.

Eso provoca que las campañas a otros puestos, o sea, al Senado, diputaciones federales y locales y presidentes municipales, pasen un tanto desapercibidas para los ciudadanos.

El efecto Presidencia, por tanto, ha hecho que, hasta ahora, hayamos tenido campañas sosas.

La verdad es que hasta ahora, ningún candidato en San Luis Potosí se ha salido de los lugares comunes: promover la transparencia, mejorar la seguridad, más empleos. Lo mismo de cada tres años.

Nadie todavía ha explicado cómo cumplirá sus promesas ni ha dado a conocer algún proyecto que sustente lo que dicen en campaña. Dicen que ningún mago revela sus secretos, pero aquí más bien hablamos de magos, porque eso pretenden ser, que aún no saben cuál es el secreto.

Otra cosa es que El efecto Presidencia modificará el mapa electoral en San Luis Potosí. A mes y medio de los comicios, parece que nadie ha encontrado la manera de detener el primer lugar de Andrés Manuel López Obrador.

Se lo digo en serio. Aunque el domingo en el debate presidencial todos dirán que van a ganar los comicios del 1 de julio, la verdad es que cuatro de los cinco aspirantes están absolutamente preocupados porque no saben cómo detener el tren de AMLO.

Ese mismo tren afectará los resultados en San Luis Potosí. Ya lo ha hecho con los aspirantes al Senado, pues según Massive Caller, Morena está en primer lugar de las preferencias, pese a que sus candidatos no tienen una gran trayectoria partidista, como sí puede presumir el panista Marco Gama Basarte o la priista Rebeca Terán Guevara; o tener un aparato mediático detrás suyo, como Luis Mahbub.

El efecto Presidencia, o en este caso, también el efecto AMLO, ayudará con votos a Leonel Serrato, el candidato de Morena a la alcaldía de San Luis Potosí. Serrato ganará una parte de los votos que hace tres años hicieron presidente municipal a Ricardo Gallardo Juárez, pero también le restará a Xavier Nava Palacios, el aspirante del PAN.

Hasta ahora, la principal apuesta de Nava era su apellido, pero en ese rubro, el del navismo, Leonel Serrato le supera.

Solo espero, que en las seis semanas que quedan hasta la elección, El efecto Presidencia se disipe un poco… nomás, para que las campañas locales se pongan más buenas.

También recomendamos: Un peligro para México | Columna de Silverio Marín

Nota Anterior

Normales rurales, formadoras de maestros | Columna de Ricardo Sánchez García

Siguiente Nota

Camión de personal chocó contra muro de puente de avenida Universidad