#4 TiemposColumna Emmanuel GallegosDeportes

El “Efecto Lainez” | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Gambeta

 

Tras unos minutos disputados en Copa del Rey ante el Espanyol, unos 10 en Liga ante el Girona y su primer partido arrancando como titular en la Liga, al parecer lo de Diego Lainez pinta por buen camino en su corto paso por el Real Betis, considerando que se prefirió llegar al conjunto verdiblanco por encima del Ajax de Holanda, cuna de grandes futbolistas y semillero de muchos equipos además de tener unas de las grandes escuelas futbolísticas de Europa y el mundo.

Minuto 34, el ex americanista toma la pelota adelante del medio campo, dribla a dos rivales y se perfila para realizar dejar ir su zurda frente a la portería, saca un potente remate que hace un arcoíris y el portero desvía para mandarla a tiro de esquina, no les miento, son cosas que le hemos visto hacer al mismísimo Messi, jugadas muy, muy similares, la gran diferencia es que “La Pulga” la hubiera colgado en la horquilla y estaríamos hablando de un gol más para la estadística del argentino, porque Lainez no es ni será nunca Messi, Maradona o Rivaldo, lo cual no es demeritarlo, sino ser honestos del ahora.

Esta cosa del “Efecto Lainez” surgió hace cuatro días y pudiera haber salido de broma, partiendo de un gol de los sevillanos que marcaron en Copa y donde el mexicano tocó el balón previo a que los verdiblancos marcaran el tanto del empate ante el Espanyol, ¿coincidencia?, ¿realidad?, ¿una pendejada?, seguramente se le ocurrió a algún medio deportivo mexicano o a algún aficionado ocurrente, pero la verdad es que la frase llegó para quedarse, al menos en la mente de los miles de americanistas que pululan y alguno de los españoles que ya depositan cierta esperanza en el joven futbolista, algunos incluso se molestaron por su salida del campo en el último partido de liga, reprochándole al técnico “Y me quita al único que está haciendo algo… madre mía” (sic).

La verdad es que cuando se fue del América, no le veía aún el potencial ni el físico para estar jugando en España o en Europa, me sonaba más a capricho y terquedad del chaval y sus padres, que realmente una posibilidad real. Casos como el de Diego se han visto varios en México: “Tecatito” Corona y Alan Pulido son algunos de ellos, uno mejor que el otro. Pero tal vez era el momento para dejarlo ir, tal vez su mentalidad es fuerte, tal vez su juego le alcance y finalmente el físico le irá mejorando con los entrenamientos y el roce con el futbol europeo. Tal vez soy malinchista y no me doy cuenta lo que otros pudieron ver, no lo veo que esté condenado al fracaso, pero tampoco creo que sea el nuevo Hugo Sánchez, Cuauhtémoc Blanco o similares, en la calidad, aunque no en la posición del campo.

México va a necesitar a ese Lainez en Qatar 2022, ese que dribla, remata, es descarado y no se deja amedrentar por el grande y poderoso. El que en su pierna izquierda puede sacar algo de la chistera y regalarnos jugadas para quitarse el sombrero. Ya me imagino a Jiménez adelante con “Chucky” Lozano y “Tecatito” por las bandas, y el Dieguito atrasito orquestando los ataques del TRI, ojalá que eso sea una realidad, porque México necesita un jugador así, con urgencia. No soy un ferviente creyente, pero es verdad que eso del “Efecto Lainez” poco a poco me va atrapando, ¿a usted no?

 

También lea: “El desgraciado” VAR | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Nota Anterior

Policías arrestaron a un motorratón más en Soledad

Siguiente Nota

¿Quién besaría a Felipe Calderón? | Por Luis Moreno Flores