DeportesGame, set and match

El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento | Columna de Jesús Alejandro Tello

FOTO: PETER FOLEY

Game, Set and Match

María Sharapova se equivocó al seguir tomando meldonium luego de que el primero de enero de 2016 el medicamento pasara a la lista de sustancias prohibidas. Aunque su consumo fuera por prescripción médica. Aunque dicha prescripción hubiera sido desde su adolescencia. Aunque no supiera que dicha sustancia había pasado a la lista negra.

Y al decir que Sharapova se equivocó, no me refiero solo a ella, sino a todo un equipo del cual ella es el rostro, que incluye a personas encargadas de su entrenamiento, estado de salud, alimentación, rehabilitación física, etc.

Luego de que durante el Abierto de Australia, en enero de 2016, diera positivo por meldonium, la Federación Internacional de Tenis (ITF) le impuso una suspensión de dos años fuera de las canchas. La sanción se redujo a 15 meses después de que la rusa acudiera al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), por lo que pudo volver en abril de este año a disputar el Abierto de Stuttgart. Sharapova, tras más de un año de inactividad, no estaba en el ranking necesario para poder competir en el torneo (ya que los puntos se eliminan luego de un año de disputarse), pero gracias a la invitación directa (conocida como wild card) del torneo es que pudo participar. La misma fórmula fue aplicada en el Abierto de Madrid y en el de Roma, lo que fue motivo de críticas por otras tenistas. En particular, la mayor injusticia de tales acciones radica en que las invitaciones por wild card suelen destinarse a tenistas jóvenes del país donde se desarrolla el torneo: un apoyo para los talentos emergentes.

Pero fue justo durante el torneo de Roma que el presidente de la Federación Francesa de Tenis anunció que para Roland Garros no le otorgarían invitación, aludiendo a que no es justo que por un lado destinen suficientes recursos de toda índole a contrarrestar el consumo de sustancias prohibidas y por otro lado inviten a una jugadora recién suspendida por esto mismo. Ni haber ganado el título en dos ocasiones (2012 y 2014) fue suficiente para recibir la invitación.

La equivocación de Maria Sharapova se había visto bastante bien recompensada con tantas invitaciones a torneos importantes. Y lo mismo esperaba del tercer torneo de Grand Slam de la temporada, Wimbledon. Pero luego del revés que le propinaron en Roland Garros, Sharapova decidió adelantarse a cualquier situación y anunció que jugaría la clasificación previa (qualy) para poder entrar al cuadro principal. Obviamente ya alcanzó ranking suficiente para competir en la qualy, y antes de sufrir un posible rechazo decidió asumir mayor responsabilidad por sus actos y empezar desde abajo, como hace mucho no lo hacía, seguramente.

María Sharapova se equivocó, pero tiene una segunda oportunidad para demostrar en la recta final de su carrera que puede seguir siendo una grande del circuito y controlar el temperamento que varias veces la llevó a no ganar instancias finales.

Tiebreak

Ayer finalizó el Abierto de Roma, con Elina Svitolina coronándose por el lado de las mujeres contra Simona Halep, quien para mí era favorita. Por parte de los varones, el joven alemán de 20 años de edad, Alexander Zverev ganó la final frente al por mucho favorito Novak Djokovic, y con ello se instalará a partir de hoy como número 10 del top mundial, algo que nunca pensó lograr a tan corta edad.

Sigue Roland Garros a partir del 28 de mayo. La temporada de arcilla se prepara para cerrar con broche de oro.

Nos leemos pronto.

@alejandrotello 

También recomendamos: De tierra batida o polvo de ladrillo | Columna de Jesús Alejandro Tello

Previous post

Fin | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Next post

Asesinan al líder huichol Miguel Vázquez y a su hermano en Jalisco