Columna de Adrián IbellesDeportes

El corrido del titán. Columna de Adrián Ibelles

THE PLAYBOOK.

agustin-marchesin

Pienso en Peralta y Benítez, que se congraciaron. También en Martínez, Vuoso, Darwin y aquellos que decayeron. Soy Santista y Antiamericanista, lo cual es futbolísticamente una contradicción. Y en mi dolor, solo he atinado a despedir a Marche con una canción.

“Una canción no dejó de sonar
desde el principio del apertura
sobre el destino del Santo Titán
que Boca Juniors quería con locura.

El Santos se puso terco
no se lo iban a llevar.

Pero el Titán no estaba a gusto
porque en la Comarca le pagaban menos
De lo que merecía el portero
De la albiceleste

Nomás detrás del fiero Nahuel
y del Chiquito Romero.

Mas llegó el día en que un viejo
emplumado y centenario
le firmó un cheque al cancerbero
para llevárselo a su aviario.

¿Y que dijeron los Santos?
¡Vengapaca ese dinero!

Ahora el Titán se va despidiendo
de la Laguna y de sus compadres.
Pobres Osvaldo y Ventura
Que fueron el cambalache…

Ora sí mi Marche,
Márchese volando,
nomás acuérdese de quién lo trajo
pa’ que no se vaya hablando. “

No sé si despedirme del campeón, o molestarme por la recurrente traición. En fin, como si no estuviera acostumbrado.

Nota Anterior

Por cada peso en beneficio de Bomberos, Gobierno del Estado pone uno más

Siguiente Nota

Los Platillos presenta: Tres60 y sus malteadas de Chocotorro