#4 TiemposContrapunto

¡Échale, Marichuy! | Columna de León García Lam

Contrapunto

Este período de crisis nacional debe ser el momento de los pueblos. Ante un montón de señales apocalípticas, el tomar conciencia que éste, en el que estamos, no es el mundo que queremos, ni para nosotros, ni para nuestros hijos (o para nuestros sobrinos o ahijados, como en mi caso), es la mejor señal que estamos por sacudirnos ese lastre nacional que se llama PRI, que otros le llaman PAN, y que se define mejor con la nebulosa imagen del “sistema” (en donde entran todos los demás partidos).

Efectivamente, cuando los partidos políticos se han traicionado a sí mismos; cuando los desastres ecológicos nos empiezan a apretar el cuello, cuando la masa desorbitante de funcionarios públicos ve la tempestad y no se hinca; cuando tenemos un gobernador siempre sonriente y que el escenario más decadente de nuestra sociedad no le inmuta, nos da por imaginar, que la hora de los pueblos, está aquí.

Marichuy, es la única candidata que en realidad no quiere serlo. Es la única que entiende, que lo que enfrenta es una responsabilidad enorme. Si lo hace, es porque la sostienen sus compañeros de lucha. No porque ella diga, “yo soy la indicada”, “yo soy quien puede hacerlo”, o frases así, con marketing. Marichuy, al igual que los demás contendientes, busca una ganancia electoral, pero, a diferencia del resto, no pretende dividendos económicos, sino sueña con una ganancia social, que será de todos, porque con su candidatura se logrará obtener algo que hoy no tenemos: organización y dignidad.

Se le critica: Marichuy le quita votos a la izquierda, no tiene preparación de gobierno y boicotea las elecciones.

Entonces ¿Por qué Marichuy debe participar?

Porque la campaña electoral es un micrófono enorme y a través de ese micrófono van a hablar grupos y personas quienes difícilmente tienen comunicación a través del aparador nacional, y que tienen mucho qué decir.

¿Y qué tienen qué decir? En primer lugar “alzar la voz” de su pensamiento y expresar las razones por las cuáles desean vivir en un México distinto. Ideas y convicciones que ningún otro candidato es capaz de expresar. Es una voz que viene recorriendo los siglos, entre rebeliones, tumultos, alzamientos, insurrecciones. A lo largo de la historia de nuestro país, no han sido pocos estos movimientos, ni menores. Los pueblos indígenas tienen un mensaje que transmitir a la nación y exigen el derecho electoral para hacerlo.

Para que Marichuy participe es necesario recolectar en San Luis Potosí un poco más de 19 mil firmas. Si usted quiere dar su apoyo, contacte a red.cig.slp@gmail.com o en FB /Red de apoyo al CIG SLP. El 8 de diciembre Marichuy estará en la Plaza del Carmen, a las 12.00 h.

De su discurso en CU, dijo: “Estremezcamos a esta Nación…” (y casi al mismo tiempo, en Chalchihuitán, Chiapas, casi cinco mil indígenas se encuentran desplazados con temor a ser asesinados) …

También recomendamos: La Revolución hasta nuestros días: oxímoros | Columna de León García Lam

Nota Anterior

In a year, twelve policemen have been killed in SLP

Siguiente Nota

La nota de George Harrison | Columna de Carlos López Medrano