#4 TiemposColumna de Víctor Hernández

Del Toro, el cerebro que hace real la fantasía | Columna de Víctor Hernández

Serendipia

Hace unos días me invitaron a ver una película de la cuál no sabía nada, despertó mi interés cuando me comentaron que se trataba de una cinta dirigida por Guillermo del Toro, personaje que independientemente de su grado de participación en sus producciones, son garantía para aquellos que son gustosos de la ciencia ficción.

Esta película, que para algunos grupos se ha convertido en estandarte de la comunidad LGBT por su temática, relata la historia de Elisa, una mujer de limpieza que desarrolla cierta empatía hacia un misterioso monstruo que fue capturado por el gobierno y es resguardado en instalaciones de alta seguridad.

Me inquietó escuchar que es considerada una película de la comunidad LGBT ya que es poco común vincular una historia de ciencia ficción con este tipo de temáticas, pero al verla, no me quedó duda de por qué esta clasificación, solo diré que amor es amor sin importar género, raza, edad e incluso reino animal.

Ok, esto se puede interpretar de muchas formas, pero para aquellos morbosos que consideran que se trata de una justificación para las aberraciones solo les diré que basta con un poco de sentido común y darse cuenta que ya no estamos en las cavernas, que la tierra no es plana y que no son el centro del universo.

Por otro lado, también he leído notas en las que vinculan el personaje marino con otro emblemático ser que aparece en otra cinta del afamado director, aunque no han salido comentarios oficiales al respecto, es bastante placentero fantasear con easter eggs en sus diversos filmes.

Con esto en mente, lo cierto es que sí hay un vínculo entre varias de sus cintas, se trata del maravilloso actor Doug Jones, quien ha dado vida a varios de los personajes de Del Toro, gracias a sus habilidades y a sus características físicas, de hecho, este actor interpreta al hombre anfibio, que tiene ciertas similitudes físicas con Abe Sapien, personaje de Hellboy y a quien también interpreta Jones; ha participado en Mimic, El laberinto del fauno y La cumbre escarlata, todas obras de Del Toro.

Quiero aprovechar el espacio para escribir sobre las películas del género que más me han gustado y que desde luego, comparten ya sea guión, dirección o incluso producción de parte de Guillermo.

Hasta ahora mi favorita sigue siendo Cronos (1993), opera prima del director y que trata la singular historia de un objeto dorado que fue fabricado por un alquimista español y que en su interior esconde el secreto de la vida eterna a cambio de una necesidad constante de sangre.

Con esta película se rompe el estereotipo de la película mexicana cruda y simple y se logra un ambiente de suspenso que hace mucho se había perdido en el cine nacional.

La forma del agua definitivamente desplazó a las demás, tal vez por lo reciente de su lanzamiento y porque llega en un punto particular en mi vida (los 30), etapa en la que todo lo romántico o sentimental llama la atención (reloj biológico le llaman).

No diré más que lo evidente, es una historia de amor que va más allá de los límites sociales y biológicos, cuenta con todas las características de una película de fantasía creada por Guillermo Del Toro, excelentes efectos especiales, mucho maquillaje, iluminación controlada al máximo, excelente fotografía y un final inesperado.

Después creo que debo elegir el Laberinto del Fauno, una de las pocas cintas en las que Del Toro ha participado tanto en el guión, la dirección y la producción. Justamente mis siguientes opciones son las que comparten estas características y las listaría de la siguiente forma:

  1. El espinazo del diablo
  2. La cumbre escarlata
  3. Pacific Rim

También soy fan de las cintas de súper héroes, por lo que Hellboy 1 y 2 desde luego están en la lista, además que los efectos especiales logran la perfección en ambas.

Por último, hay que hablar de lo no tan bueno, admito que el universo de El señor de los anillos nunca fue de mi total agrado, por lo que las tres entregas de The Hobbit, a mi gusto, son las menos preferidas del director (quién abandonó el proyecto y fungió solo como responsable de la historia).

@MrVictorHdz 

También recomendamos: Ya reinicié mi modem mil veces y sigo sin Internet | Por Víctor Hernández

Nota Anterior

Una burla llamada Donovan | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Siguiente Nota

Sismo de magnitud 6.3 en Baja California Sur