#4 TiemposDeportesGame, set and match

De los 19 a los 32 | Columna de Jesús Alejandro Tello

Game, Set and Match

 

Desde 2005 a la fecha se han jugado catorce ediciones del Grand Slam Roland Garros, en la capital francesa, como parte de la culminación del tramo en tierra batida de cada temporada. Pongo el inicio en tal año porque fue la primera vez que Rafael Nadal disputó el torneo y además obtuvo el título. De éstas catorce, Rafa se ha coronado en once, superando ampliamente el número de títulos que alguien pueda tener en cualquier torneo, particularmente en alguno de los cuatro grandes. Si acaso Roger Federer está cerca de alguna marca similar, pero se queda en ocho títulos en La Catedral del Tenis, Wimbledon.

Las tres ocasiones en que no se ha coronado Nadal en Roland Garros, el trofeo ha sido para Roger Federer en 2009, Stanislas Wawrinka en 2015, y Novak Djokovic en 2016. Y hay un dato que es digno de resaltar: Nadal no ha perdido una final en París, por lo que los títulos que se han adjudicado los otros tres no tuvieron como sinodal al español, sino que los obtuvieron enfrentando a alguien más. En cambio, los mismos tres llegaron a la final en otras ocasiones frente a Rafa Nadal y fueron vencidos por éste.

De los jugadores en activo, nadie se acerca en lo más mínimo a la marca que Nadal tiene en Roland Garros, por lo que tendrán que pasar muchos años para que se le iguale y se supere. Por lo pronto no se vislumbra alguien que pueda llegar a tales números en los próximos quince años. En todo caso, habría que esperar si alguien llegara a ganar pronto Roland Garros durante cuatro o cinco años seguidos, como lo hizo Nadal de 2005 a 2008, y de 2010 a 2014. Solo en algún escenario similar podría pronosticarse que alguien pueda alcanzar su marca de aquí a quince años.

Aún con todo esto, la prensa sigue cuestionando al español si cree que pueda alcanzar los 20 títulos de Grand Slam que posee Federer –Nadal cuenta con 17–. Él es lo suficientemente inteligente, y responde que no se puede estar frustrado porque alguien tenga más títulos. Él disfruta uno a uno de sus logros y ya lo que ha hecho hasta ahora es más que suficiente para ser recordado por el resto del tiempo que quede de la civilización humana tal como la conocemos.

¿Qué podríamos esperar de Nadal como seguidores del tenis? Considero que nada más. Con 32 años cumplidos es un lujo seguir disfrutando de sus partidos, de su magia en la pista. Hemos disfrutado tantos años de su juego que a veces podemos olvidar que no es una máquina, como pareciera, y que tiene una vida además del tenis. Ha sido un jugador muy golpeado por distintas lesiones y de todas ha salido avante, dispuesto a dar todo de sí. Además, ha sido muy claro en lo que puede ofrecer: ya hace un par de años declaró que la mejor versión de él mismo ya no iba a volver más, que no se le presionara con respecto a lo que había hecho anteriormente.

Hay Nadal para un rato más. Gocemos de ese lujo.

Tiebreak

El catorce de mayo pasado se nos fue de este mundo María Elena Meneses Rocha, quien fuera periodista, profesora universitaria y una de las investigadoras más brillantes en tiempos recientes en el campo de la comunicación, particularmente en temas como periodismo, tecnologías de información y comunicación (TIC), y democracia. Además era una fiel seguidora del tenis. Fue todo un lujo leer sus comentarios en Facebook y Twitter sobre los logros de Serena Williams, Rafael Nadal y de otros diferentes jugadores del circuito. Yo la admiraba profundamente, por lo que me tomo la libertad de escribir estas líneas breves como homenaje póstumo a su persona. Siempre le recordaremos con su pensamiento crítico y sonrisa incansable. Descanse en paz.

También recomendamos: Dobles en cancha y en sangre | Columna de Alejandro Tello

Nota Anterior

Selección, debate, Layda, Pato y PRD | Columna de Enrique Domínguez

Siguiente Nota

Futbol: la pasión recriminada | Columna de Edén Ulises Martínez