Más que cienciaNoticias en FA

Curiosidades del agua | Columna de Pablo Alonso

Más que ciencia

Para todos un líquido común, pero lleno de curiosidades

El agua es un vital para el planeta. La tierra está cubierta por tres cuartas partes de agua salada, si esta fuera potable, y toda la población de la tierra pudiera beberla, harían falta 128,000 años para acabársela.

El agua salada tiene una salinidad mayor a la tolerada por el cuerpo humano. La salinidad de nuestro cuerpo es de 9, y la del agua de mar es de 35. Consumir toda esa sal causa diarrea y vómitos, lo que lleva a la deshidratación y, eventualmente, a la muerte.

Una persona puede sobrevivir hasta cuatro semanas sin comer, pero solo una semana como máximo sin tomar agua, mucha del agua que consumimos proviene de los alimentos, el tomate por ejemplo, está compuesto por 95% de agua.

En la industria, se necesitan 450 litros de agua para producir un huevo de gallina, 7.000 litros para refinar un barril de petróleo crudo y 148.000 litros para fabricar un automóvil.

El agua no es exclusiva de la Tierra. Muchos estudios han encontrado la existencia de agua en otros planetas y satélites del Sistema Solar. Por ejemplo en Marte, los polos estaban cubiertos de una densa capa de agua congelada.

780 millones de personas alrededor del mundo no acceden al agua potable (seis veces toda la población de México). Principalmente se trata de las personas más pobres en los países más pobres del planeta, aunque también en algunos países ricos aún hay poblaciones sin acceso.

Siempre se ha dicho que debemos beber dos litros de agua al día. Pero lo cierto es que la cantidad necesaria de agua por día depende de diversos factores tales como la edad, el peso, las condiciones de salud en general y las actividades que se realizan. No hay estudios científicos que apoyen la idea de los ocho vasos diarios de agua, es simple mercadotecnia para comprar agua embotellada.

La sed es un mecanismo de alerta frente a un estado de deshidratación. Se estima que cuando sentimos sed, es porque hemos perdido un 1 % del agua de nuestro organismo.

Desde el año 3000 antes de Cristo, se han registrado 265 enfrentamientos bélicos en torno al control del agua. El más reciente tuvo lugar hace tres años, entre el gobierno iraquí y el autodenominado “Estado Islámico”.

Un estudio a cargo de las Naciones Unidas (ONU) estimó que para el año 2025 dos tercios de la población mundial se enfrentará a una crisis de acceso al agua potable. La crisis traerá acarreados otro tipo de conflictos humanitarios, económicos y políticos. Algunos expertos estiman que la lucha por el agua potable podría desencadenar una guerra.

Cuando el cerebro está bien hidratado tenemos mejor estado de ánimo, nuestra memoria se agudiza y tenemos mejor concentración, lo que nos permite pensar y solucionar mejor los aspectos de cada día, por lo que se tiene un mejor funcionamiento del cerebro.

Investigadores de la Universidad de East London, Inglaterra, explican que con tan sólo beber un vaso de agua, el cerebro funciona hasta 14% más rápido, debido que al satisfacer esta necesidad, deja de centrarse en la tarea en cuestión y optimiza su rendimiento.

Así que en un rato, mientras estés tomando un vaso con agua, recuerda que esta es limitada, estás dentro de la población que tiene acceso a agua potable, aún es barata y accesible, satisfaces ese 1% de agua que te falta y que tu cerebro estará funcionando mejor. Y que vivimos en un desierto y que hay que cuidarla.

También recomendamos: La secuencia Fibonacci | Columna de Pablo Alonso

Previous post

PAN pide la renuncia del diputado Enrique Flores

Next post

#Novela | Zarismo Total 4a entrega: Confrontación