DeportesRudeza necesaria

C***s B****t | Columna de El Mojado

Rudeza necesaria

 

Es uno de los mejores luchadores de todos los tiempos, pero su historia ha sido borrada. Chris Benoit solo tiene dos maneras de ser recordado: como el hombre espectáculo al que le pasó algo terrible o como el cerdo que asesinó a su esposa y su hijo antes de suicidarse. En el juicio de Benoit no existen los grises.

¿Pero las condiciones de su muerte borran los buenos ratos de Benoit? Para algunos sí: el crimen de Benoit termina con toda discusión sobre su carrera luchística, la que lo hizo brillar en su natal Canadá, Estados Unidos, México y Japón.

Para otros, la cuestión es mucho menos tajante. Benoit había sido inducido al Salón de la Fama de la lucha libre mundial, creado por las revistas Wrestling Observer Newsletter y Pro Wrestling Illustrated, en el año 2003.

En 2008, un año después del doble homicidio y suicidio de Benoit, el director del Salón de la Fama, Dave Meltzer, pidió una votación del 60 por ciento de los electores para retirar ese reconocimiento a Benoit. La votación quedó en 53.6 por ciento.

Benoit fue un luchador de enorme capacidad técnica, pero también con una agresividad que lo hacía temible ante cualquier rival. En México tuvo una gran etapa a comienzos de su carrera, con el nombre de Pegasus Kid, cuya máscara perdió ante un histórico de la lucha mexicana, Villano III.

A pesar de no ser un peso completo natural como los que por tradición han triunfado en los Estados Unidos, Benoit también dominó a las empresas WCW, ECW y WWF/WWE. El punto más alto de su carrera llegó en Wrestlemania XX, cuando en una tremenda lucha de Triple Amenaza consiguió el Campeonato Mundial Pesado de WWE, al vencer a Shawn Michaels y Triple H.

Fue muy efusivo su festejo junto a su gran amigo Eddie Guerrero, quien esa misma noche había obtenido el campeonato de WWE contra Kurt Angle.

Esa lucha de Benoit, pese a su relevancia, hoy está enterrada en el olvido.

El 25 de junio de 2007, después de enterarse de la muerte de Benoit, que había ocurrido ese mismo día, WWE hizo un emotivo show en su memoria. Después, al enterarse de “cómo” había fallecido y sobre todo, del crimen contra su familia, WWE eliminó todo rastro de Benoit de su página web, para desligarse de un homicida.

Según algunas versiones, pese a su interés por borrar de la historia todo registro de Chris Benoit en su paso por la empresa, WWE también tuvo mucho que ver con su muerte. Trabajos periciales indican que Benoit tenía un serio daño cerebral, a causa del uso de esteroides y de los golpes en la cabeza. La empresa nunca tomó ninguna responsabilidad por la muerte de Nancy, Daniel y Chris Benoit.

En 2014, WWE volvió a tener referencias en video a Benoit, pero con advertencias y responsivas en las que, otra vez, se deslinda de los crímenes del luchador.

Ahora, a casi diez años de su fallecimiento, vale la pena recordar a uno de los mejores luchadores de todos los tiempos, cuya historia en el ring podría no trascender, debido a su horrible muerte.

Pero premian al otro

Yo, El Mojado, soy el que escribe, pero el crédito se lo lleva el tal Roberto Rocha. El tipo al menos tuvo la decencia de subir con mi máscara a recibir su reconocimiento por el tercer lugar en la categoría de crónica deportiva en el Premio Estatal de Periodismo, por una columna que escribí hace un año en la que homenajeaba a Rodolfo Rodríguez “El Pana” después de su fallecimiento.

Aún así, agradezco el premio, con gran honor. Quiero felicitar a todos los ganadores, pero sobre todo, decir que estoy muy contento con los premios para mis amigos María José Puente y Blakely Morales, en un merecido reconocimiento a su trabajo diario por hacer visible la realidad de San Luis Potosí. Estoy además muy agradecido por ser parte de este gran equipo de LaOrquesta.MX y poder contarlos entre mis amistades.

Felicitaciones también a Paulina Rodríguez Zermeño y Christian García Mendoza, compañeros míos en la Universidad, cuya carrera en los medios es constancia de su buen trabajo. Estoy orgulloso además de Olga Omaña, otra ganadora, cuyo crecimiento personal, profesional y periodístico he atestiguado con enorme gusto (y amor) durante años.

@RconRMacuarro

También recomendamos: #GanadoresPEP | Rodolfo vs El Pana. Columna de El Mojado

Nota Anterior

No encuentro el celular | Columna de Víctor Hernández

Siguiente Nota

Historia que se olvida (Parte 2) | Columna de Arturo Mena “Nefrox”