DestacadasEstado

Congreso está por aprobar revisión de cuentas 2016 con todo y ecuación corrupta

El Congreso de San Luis Potosí planea votar las cuentas públicas de 2016 que ellos mismos ensuciaron con la ecuación corrupta

Por: José Luis Vázque

“Tendríamos que exigirle a esta legislatura que se rechace la totalidad de los informes”, dijo el analista político Oswaldo Ríos Medrano respecto a la posibilidad de que la próxima legislatura vote el dictamen de los informes de las cuentas públicas del 2016, mismos que tendrían que ser desechados por la actual conformación del Congreso para que suceda.

La votación de dicho dictamen será el próximo 10 de agosto, durante sesión extraordinaria del Poder Legislativo de San Luis Potosí.

El año pasado, las mencionadas cuentas se vieron manchadas por el destape de la ecuación corrupta en la que se vieron envueltos algunos de los diputados: José Guadalupe Torres Sánchez, Óscar Bautista Villegas y el entonces legislador Enrique Flores Flores; en el video filtrado por el alcalde de Ébano, Crispín Ordaz Trujillo, se puede ver y observar a Flores Flores pedir cierta cantidad de dinero por la limpia de las cuentas públicas municipales.

El analista político Oswaldo Ríos Medrano señaló que lo único viable es que la ciudadanía potosina exija a los legisladores que rechacen los informes de las cuentas públicas de 2016 o que de plano los diputados decidan no discutirlas.

“Lo que tendríamos que exigirle a esta legislatura es que se rechace la totalidad de los informes individualizados presentados por estos despachos externos que contrataron para revisar el trabajo de la Auditoría, rechazar todas las cuentas públicas sin excepción y que la próxima legislatura reponga íntegramente el procedimiento de auditoría y fiscalización de las cuentas públicas del 2016 desde el principio”, dijo.

Ríos Medrano mencionó que, de ser votadas en contra o de no ser discutidas, dicha revisión de cuentas podría salvarse: “Cualquiera de las dos opciones podría salvar medianamente el ejercicio de revisión y darle por lo menos un visto de legalidad”.

Aunque el activista de la plataforma política Ganemos, Óscar David Reyes Medrano, coincide con ello, aclaró: “la Ley los faculta (a los actuales diputados) para ello (votar las cuentas públicas), es el obstáculo jurídico que tenemos; pero en términos políticos, para mayor salud pública, debería ser la nueva legislatura. (El presente Congreso) se van a escudar que están haciéndolo conforme a derecho”.Reyes Medrano agregó que los diputados podrían omitir dicha votación, pero aseguró que no lo harán: “No creo, hay distintos intereses al interior del Congreso”.

 

Manuel Barrera, Óscar Bautista, J. Guadalupe Sánchez y Enrique Flores, principales señalados en la ecuación corrupta


Los 27 diputados de la presente LXI Legislatura, se han visto envueltos en supuestos delitos que van desde el desvío de recursos millonarios, falsificación de firmas, así como el uso de empresas fantasma y facturas apócrifas. Ante esto, el experto en temas politícos Hugo Alejandro Borjas García declaró para La Orquesta que la próxima legislatura de San Luis Potosí sería la indicada para votar las cuentas públicas de 2016, no así la actual por estar inmiscuida en supuestos actos de corrupción.

Oswaldo Ríos afirmó que los potosinos ya no tienen certeza de que el dinero de los entes auditables se haya ejercido con un criterio de beneficio social, “son saldos nefastos de la ecuación, no existe ninguna confiabilidad, tenemos el epítome de un manoseo político inmisericorde, no tenemos certeza de que el dinero se haya aplicado con legalidad, con eficacia y con eficiencia”.

Además, respecto a la ecuación corrupta dijo: “Es una mancha que está en la historia política de San Luis Potosí, y si queremos quitar esa mancha, tenemos que limpiar de raíz estas cuentas y no esconderlas debajo de la alfombra, (…) esta legislatura no tiene un ápice de autoridad moral para creer en sus actos, lo más sano que puede hacer este Congreso es deslindarse de la investigación y sanción de las cuentas públicas de 2016 para darle legitimidad”.

Al cuestionarle si existe la posibilidad de que los congresistas voten en contra, respondió: “si lo votan a favor, sería el corolario infamante de una legislatura que quedará en el olvido y la vergüenza, (…) si confirman que lo que prevalece es la urgencia por esconder los cadáveres en el closet será un acto digno de la legislatura, pero con consecuencias perjudiciales para la rendición de cuentas y fiscalización de San Luis Potosí”.

El también consultor de asuntos públicos se fue en contra del gobernador del estado, al afirmar que Juan Manuel Carreras está presionando a los legisladores para aprobar el dictamen respecto a las mencionadas cuentas: “Entiendo que es quien está presionando a los legisladores para que se apruebe su cuenta pública, es sospechoso ese extraordinario interés para que se aprueben”.

¿Qué dicen los diputados sobre dejar que la próxima legislatura vote las cuentas públicas del 2016?

En un primer momento, quienes se mostraron en contra de votar dichas cuentas fueron los diputados Óscar Vera Fábregat y Jesús Cardona Mireles: “Nunca debimos regresar los expedientes a la Auditoría. Ya fincó responsabilidades y está en un procedimiento administrativo de solventar y nos la mandan con responsabilidades expresas, debemos de sancionar, no perdonar y no encubrir, pueden ir a la cárcel los diputados que la aprueben”, dijo, Vera Fábregat, congresista de Conciencia Popular.

Al cuestionarle si es viable que la próxima legislatura se haga cargo de las mencionadas cuentas, respondió: “No tiene nada que ver, a ellos les tocan las del 2017, es un procedimiento que tenemos nosotros desde hace un año, nada más que tardó mucho, según eso contratan un despacho que dice que no es determinante, ¿cómo no va a serlo si la auditoría de la federación les determinó responsabilidad a 15 diputados?, ¿cómo vamos a perdonar a todos los rateros?”

Quien también se dijo en contra fue el diputado del Partido Verde, Eduardo Guillén Martell, quien comentó que debería ser la Auditoría Superior del Estado la que examine nuevamente las cuentas: “Debemos revisar todo con mucho cuidado, vamos a ver cómo va el voto, pero creo que votaré en contra porque primero se manejó un ente fuera del Congreso y corresponde a la ASE revisar las cuentas, con base a ello entonces sí podríamos emitir un voto a favor, todo depende de las revisiones, debería darse más tiempo para que se analice”.

Por otra parte, el diputado Gerardo Serrano Gaviño aseguró que la próxima legislatura no puede revisar las cuentas del 2016, “estaríamos incurriendo en responsabilidades, la ley no permite que sea la próxima legislatura quien vote las cuentas públicas del 2016, eso tienen que tenerlo muy claro, es nuestra responsabilidad y nuestra función, para eso fuimos electos, así lo marca la ley”.

Sin embargo, al igual que sus compañeros Esther Angélica Martínez Cárdenas y Ricardo García Melo, no quiso pronunciarse en favor o en contra de la votación del próximo viernes; los tres coinciden en que el voto se debe realizar de manera responsable y con un análisis previo.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Héctor Mendizábal Pérez, aseguró que las cuentas ya están listas, por lo que no es viable que la próxima legislatura las vote, “ya están revisadas, ya están los informes, ya están los dictámenes, nos corresponde a nosotros, (…) ya se hizo una revisión completa del trabajo de la Auditoría”.

El diputado panista aseveró que no lamentaría que sus compañeros votaran en contra: “Cada quien debe votar con conciencia según lo que crea” y agregó que sería la única manera que los congresistas de la entrante legislatura voten sobre dichas cuentas.

Rocío Elizabeth Cervantes Salgado, titular de la ASE


¿Qué dice la Auditoría Superior del Estado?

Por medio de un comunicado, la titular de la ASE, Rocío Elizabeth Cervantes Salgado, afirmó que se encuentran preparados para cualquiera de los escenarios que resulten tras la votación del próximo viernes respecto a las cuentas públicas del 2016.

“El primero de los escenarios a que nos enfrentamos es la posible aprobación, en cuyo caso continuaremos con la notificación a los presuntos responsables de las observaciones, para que en comparecencia ante la ASE presenten la documentación y argumentos que consideren a fin de desahogar las observaciones finales determinadas en los informes; si no logran desahogarlas, los presuntos responsables serán sometidos a un procedimiento de sanción y si hay implicación en algún delito, se presentará una carpeta de investigación ante la Fiscalía, para que esa instancia continúe con el procedimiento respectivo”, dijo.

“En caso contrario, si el pleno del Congreso decide no aprobarlos, tendría que ordenar la reposición de los trabajos de fiscalización por medio de un dictamen, lo que implicaría repetir el procedimiento de auditoría a las cuentas públicas 2016, de aquellos entes que hayan determinado no cumplieron con los requisitos que la ley establece”, manifestó Cervantes Salgado.

Finalmente, la funcionaria puntualizó que se mantendrá respetuosa y acatará la decisión que determine el Congreso del Estado en su sesión plenaria del próximo 10 de agosto.

 

También lee: Pemex ya tiene permiso para fracking en la Huasteca, pero apenas habrá consulta indígena

Nota Anterior

12 funcionarios de PGJE, investigados por perder expediente de 29 desaparecidos

Siguiente Nota

Extortion: complaints go down, crime persists