Estado

Conceden primer amparo a pareja gay en San Luis Potosí; se prevé cascada de nuevas demandas

ay

Después de varios meses de litigio, este lunes 4 de agosto el juzgado sexto de distrito con sede en San Luis Potosí, emitió la sentencia al amparo 391/2014-III, resolución mediante la cual Jonathan Llanas y Gadiel Martínez podrán celebrar su matrimonio en el estado potosino.

 Fue en marzo del presente que la pareja acudió al Centro Comunitario de Atención a la Diversidad Sexual de la ciudad de San Luis Potosí, con la intensión de casarse. Luego de llevar a cabo los trámites administrativos, reciben la negativa por parte del registro civil. Acompañados de la Red Diversificadores Sociales AC y con la asesoría legal de la Clínica de Litigio Estratégico de la Maestría en Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y el Centro Samuel Ruiz de Derechos Humanos AC, deciden interponer una demanda que amparara sus derechos. Demanda que el día de hoy ha sido resuelta y favorece a la pareja para efectuar la unión civil. 

El amparo concedido considera inconstitucional el artículo 15 del Código Familiar del estado de San Luis Potosí porque contiene una exclusión implícita que se traduce en violaciones a los derechos que consagra la Constitución a la no discriminación y a la igualdad sustantiva, en este caso de las personas no heterosexuales que residen en el estado de San Luis Potosí.

Este amparo además, extiende sus alcances para que se reconozca la solicitud de matrimonio a los quejosos Jonathan y Gadiel para que una vez que contraigan su matrimonio en el estado potosino tenga todos los efectos de cualquier matrimonio en lo relativo a beneficios fiscales, laborales, de seguridad social, de solidaridad, mercantiles, para decisiones médicas, en cuanto a trámites migratorios y todos los demás aparejados a esta institución de orden familiar.

Considera el amparo que la violación cometida por el Registro Civil, que negó la solicitud de matrimonio a los quejosos, es un acto de discriminación que debe subsanarse mediante la permisión de contraer matrimonio, y que les aplique la legislación vigente, en tanto no se modifique y considere que el matrimonio sea la unión legal de dos personas libres e iguales y no solamente de un hombre y mujer.

Si bien el matrimonio es una institución patriarcal que ha sido fundamento de la histórica dominación masculina; hoy constituye un mecanismo de acceso a derechos ordinarios de muchos tipos y la exclusión para personas con orientación no heterosexual es una discriminación jurídica, política, social y cultural desde el Estado, por lo cual es susceptible de ser combatida mediante el juicio de amparo como en el presente caso. 

Red Diversificadores Sociales, la Clínica de Litigio Estratégico de la UASLP y el Centro Samuel Ruiz de Derechos Humanos AC preparan ya la presentación de más demandas de amparo en cascada que con mucha probabilidad serán concedidos una vez que el camino jurídico ha sido abierto.

Nota Anterior

San Luis es buen “bisne” según Mario

Siguiente Nota

Bolsa de gasolina en Muñoz aún sin localizar; gobierno se mantiene indiferente: Bomberos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *