#4 TiemposRompiendo paradigmas

Combustible fósil | Columna de Ignacio Villarreal

Rompiendo paradigmas

 

El combustible súper refrigerado o GNL será el producto del futuro. Es el único producto que puede reemplazar al carbón y al petróleo. La energía eléctrica generada mediante el petróleo emite un 40 por ciento más de dióxido de carbono que el gas natural. Mientras tanto, la energía a carbón emite un 78 por ciento más de dióxido de carbono. Habrá que subrayar los cambios con los que se enfrentan los principales actores del sector de hidrocarburos mientras se preparan para la eventual desaparición del petróleo.

El próximo cambio hacia combustibles más limpios ha sido pronosticado durante mucho tiempo, y es posible que la demanda de petróleo usado en vehículos probablemente alcanzará su punto máximo en una década, esto nos explica una caída en el precio del petróleo y sin duda su exagerada volatilidad. Empresas en Arabia actualmente también están invirtiendo fuertemente en gas, y también han externado sus propias ambiciones para convertirse en uno de los mejores jugadores de gas en el globo.

Algunos países como Alemania y el Reino Unido trabajan reducir la utilización del petróleo y en un futuro posiblemente eliminar el combustible, el camino hacia el uso más ambientalmente correcto será el gas natural el cual reemplazará a la gasolina.

El gas y electricidad podrían ser tan rentables como el petróleo para la gran industria comercializadora, es una gran incógnita actualmente. Lo podríamos llamar como el gran enemigo de una industria petrolizada perfectamente instalada globalmente. Si bien los precios del gas se han desplomado al igual que los del petróleo, esto lo vemos como una conducta razonable entre los inversores, observadores y analistas de materias primas de los mercados de futuros.

Los precios bajos del gas también podría llevar a los productores instalados a cerrar las plantas si los precios siguen en su nivel actual o más bajo, pero con una gran probabilidad de ingreso de nuevos inversionistas con capital fresco podrían continuar el camino, ya que los precios más bajos del gas también estimulan la demanda de los mercados emergentes.

El gas natural licuado (GNL) es gas natural que ha sido procesado para ser transportado en forma líquida. Es la mejor alternativa para monetizar reservas remotas y aisladas, donde no es económico llevar el gas al mercado directamente ya sea por gasoducto o por generación de electricidad. El gas natural es transportado como líquido a presión atmosférica y a -162 °C.

También lea: “Querer ganar más que el vecino” | Columna de Ignacio Villareal

Nota Anterior

La labor de un abogado | Columna de Ricardo García López

Siguiente Nota

Clásicos engañosos | Columna de Emmanuel Gallegos D.