DestacadasEstado

Caso Draexlmaier: Segam va por ladrilleros, el eslabón más débil

Las acciones deberían enfocarse también en las empresas, como Draexlmaier; las chatarreras y hasta la misma dependencia, dice Luis González Lozano

Por Roberto Rocha

Luis González Lozano, presidente de la asociación civil Cambio de Ruta, dijo ayer que los esfuerzos atmosféricos de la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (Segam) están únicamente enfocadas contra ladrilleros, el eslabón más débil de la cadena respecto a la contaminación ambiental, como el denunciado el pasado lunes por LaOrquesta.MX, que demostró que los desechos industriales de la empresa Draexlmaier son depositados en tiraderos clandestinos.

Para González Lozano, “eso contribuye, ¿pero qué va más allá de eso? Tenemos una problemática peor. Hay una inacción de la autoridad, hay una tolerancia del gobernador hacia la titular de la Segam que raya ya en lo ridículo. Esta contaminación afecta directamente a la salud, entonces hay un desinterés por parte del gobernador hacia la salud de todos los que vivimos en San Luis Potosí”.

El presidente de Cambio de Ruta se refería directamente a un boletín de la Secretaría de Ecología publicado ayer, también presumido por el alcalde Xavier Nava, en el que se hablaba de acciones conjuntas contra la quema de basura por parte de ladrilleros.

“Con el propósito de mitigar las emisiones contaminantes generadas por la actividad ladrillera, la Segam, en coordinación con la Dirección de Ecología y Aseo Público (DEAP) del Ayuntamiento de San Luis Potosí, implementaron acciones para solicitar a productores ubicados en la zona norte de la ciudad, utilizar combustibles permitidos para la operación de sus hornos”, cita el comunicado de prensa de la Secretaría de Ecología.

“Con estas acciones, se aseguraron 15 toneladas de residuos de manejo especial, sólidos urbanos y peligrosos, usados para fabricación de ladrillos”, señala el texto de la dependencia estatal.

Sin embargo, según González Lozano, estas acciones solo van contra el eslabón más débil en una cadena de incumplimientos en materia ambiental, que tiene cuatro niveles.

El primer nivel de fallas en la cadena lo presenta Segam, al ser la autoridad y no haber podido detectar los problemas ambientales. El segundo lugar lo ocupan las empresas generadoras de residuos, que no controlan los desechos que salen de sus plantas: “Deben de tener todos los controles para que esto no pase”.

El tercer puesto es de las chatarreras, recicladoras o transportistas, recolectores o sitios de confinamiento, que son contratadas por las empresas, que no hacen una correcta disposición final de los desechos y que venden esas piezas a ladrilleros, que representan el cuarto eslabón, el más bajo y sobre el que se han enfocado todos los esfuerzos hasta ahora.

González Lozano explicó que aunque los hornos ladrilleros generan contaminación ambiental, es muchas veces la única salida de algunas personas que viven al día y no tienen otra forma de subsistir.

“Las ladrilleros son presentados siempre como los malos de la película. Como los grandes contaminantes, pero no es así. Son casi siempre personas marginadas, que no han tenido oportunidades, que no han accedido a educación, a créditos, a programas. Entonces lo que necesita hacer es comer todos los días”, dijo Luis González Lozano a La Orquesta.

“Ellos te van a comprar cualquier plástico. Les vale gorro si es Tesla, lo que quieren es hacer combustión para la ladrillera. El problema que tenemos es que hay 120 o más ladrilleras que todos los días están quemando lo que puedan. El horno los daña a ellos, a su familia, a los que viven cerca, y a toda la ciudad. Si planteo así la película es fácil que me compren que los malvados son los ladrilleros”.

“Si hago un acto de autoridad voy contra los ladrilleros a quitarles sus 15 toneladas de residuos, que sí contaminan, pero así no debería de ser solamente, porque se están yendo con el más débil”, dijo en entrevista el presidente de Cambio de Ruta.

“Yo no sé si el ladrillero tenga para un abogado, no sé si ese decomiso encareció la combustión porque ya no hay materia prima. No sé si el chatarrero se da cuenta y vende más caro. Ese es un efecto nocivo. No debe ser esa la solución, porque se queda en el nivel más bajo”, explicó González Lozano.

“Presumieron Segam y Ayuntamiento que hicieron un operativo para confiscar residuos a ladrilleros. No sé cuántas empresas hayan visitado ese día para hacerles verificaciones”.

 

También lea: Escándalo ambiental con Draexlmaier en SLP tomó por sorpresa a la Segam

Nota Anterior

Senadora dijo haber sido violada cuando estuvo en la Fuerza Aérea de EU

Siguiente Nota

Este es el clima de hoy 7 de marzo para SLP